sábado, 19 de marzo de 2016

Elitización: propuesta en español para el término gentrificación. Luz Marina García Herrera


Durante las últimas tres décadas del siglo pasado, los entornos urbanos del mundo desarrollado han visto una gran transformación de parte de sus áreas centrales, algo que ha afectado a los núcleos de población populares. Este fenómeno se ha pasado a llamar, en el ámbito anglosajón, gentrification (Ruth Glass, 1964).
 
Luz Marina García Herrera (2001) afirma que este concepto se usó para referirse al traslado de sectores de clase media a barrios populares de Londres en los que se rehabilitaban viviendas humildes y abandonadas. A partir de la misma experiencia en París, Castells (1974) hace uso del término “reconquista urbana” (García Herrera, 2001:2), planteando que el proceso de esas rehabilitaciones respondía más al cambio de la ocupación social del espacio que a la mejora de la vivienda.

En un primer momento, y según sostiene esta autora, los estudios dedicados al análisis de la gentrification tuvieron un carácter eminentemente empírico, escaseando los trabajos teóricos al respecto hasta finales de los años setenta.

Desde un punto de vista teórico, nacen dos corrientes interpretativas contrapuestas, una que entendía la gentrification como un cambio en las preferencias de consumo del individuo, y otra que daba importancia al rol de los agentes institucionales.

Autores como Smith (1996) interpretan la gentrification como una recuperación de la ciudad por parte de las clases altas anglosajonas, si bien para otros estudiosos este término se relaciona más bien con las oportunidades de consumo y el estilo de vida de las clases medias.

Los términos en lengua española para denominar la gentrification. Una propuesta alternativa: elitización

Si nos desplazamos al contexto hispanohablante García Herrera subraya que se ha recurrido a varias denominaciones del fenómeno, tales como “recualificación social”, “aburguesamiento”, “aristocratización”, “gentrificación” y “elitización residencial”; no obstante, ante la necesidad de recurrir a una expresión que aluda a la cualidad esencial de este fenómeno, esta autora propone la adopción del término elitización, ya que apunta a la esencia de clase que se relaciona con el proceso, y permite la inclusión de los segmentos de carácter medio-alto (García Herrera, 2001:4). De esta manera se incluye en este término el concepto de élite, fundamental para entender este proceso, entendiendo élite como un grupo privilegiado que protagoniza la vida social y la toma de decisiones. Las élites cuentan con un capital económico y cultural suficiente para modificar espacios hasta identificarlos con una concepción social excluyente, algo que han aprovechado también los promotores inmobiliarios para potenciar la producción y el consumo relacionados con criterios de exclusividad.

-->
García Herrera, L.M. (2001) Elitización: propuesta en español para el término gentrificación. Revista Bibliográfica De Geografía Y Ciencias Sociales Vol. VI, nº 332, 5 de diciembre de 2001. Universidad de Barcelona.