sábado, 16 de abril de 2016

¿QUÉ ES EL PARQUE? TERRITORIO FÍSICO E INTERPRETACIÓN SEGÚN LA MEMORIA COLECTIVA. Waltraud Müllauer-Seichter


El “espacio” en el que nos desarrollamos día a día solamente es visible para nosotros mismos; los demás no saben por qué nos movemos de una manera determinada. Hay espacios que nos producen diferentes emociones, y ya Heidegger y Sartre (Müllauer-Seichter, 2003:530)  afirman que la realidad es una construcción en la que todos nos implicamos con nuestros hechos. Así, la percepción espacial suele tender más hacia lo emocional que hacia lo reflexivo.
1 Territorio físico

Tradicionalmente, los parques históricos se han presentado fundamentalmente desde un punto de vista estético, sin tener en cuenta su innegable valor sociocultural. Esas funciones tradicionales ya no pueden abarcar las necesidades de la sociedad actual, por lo que, según Jane Jacobs (1973), debemos introducir en los parques un gran número de funciones diversas repartidas a todas las horas del día.

Actualmente las divisiones y choques entre diferentes perfiles de usuarios de los parques (jubilados, dueños de perros, niños, etc.) han dado paso a tensiones enfocadas a lo social, que se focalizan entre autóctonos e inmigrantes, sub-culturas invisibles y mundos clandestinos, algo que convierte al “verde social” en un espacio de carácter terapéutico.

Además de un uso público y gratuito del espacio verde (ante la creciente escasez de ese tipo de espacios en el tejido urbano), los usuarios reclaman un acceso casi permanente al área recreativa; si antes ese uso se concentraba en los fines de semana, ahora se trata de una necesidad diaria.

En este estudio Müllauer-Seichter afirma que se ha elegido la Casa de Campo por su enorme extensión y la importancia pública de sus instalaciones. Este espacio en concreto permite visualizar estructuras de poder, liderazgo y jerarquía, así como conductas específicas hacia lo “privado” y lo “público”. No obstante, los fenómenos observados en la Casa de Campo no son exclusivos de este espacio, sino que da lugar, por su configuración, a movimientos sociales de agrupaciones/individuos.

2 Territorio reclamado: presencia de instituciones, usos comunitarios

En la Casa de Campo observamos un claro desequilibrio en el uso global del espacio. La zona cuenta con una fuerte red de infraestructuras, lo que ha hecho fomentar tanto las instituciones (municipales y privadas) como la prostitución. Si bien la superficie cuenta con un espacio destinado a plantas aromáticas y medicinales, así como la conocida como “milla del ocio” (donde se encuentran el Lago, el Parque de Atracciones y el Zoológico), una zona, algo apartada, se ha convertido en el escenario del malestar social, con un centro que alberga gente sin techo, un centro de metadona y un centro para inmigrantes.

El presente trabajo surge de un estudio empírico realizado entre 2000 y 2001, en el que la recogida de datos de divide en tres grupos de entrevistados: instituciones, usuarios que hacen uso del espacio en su tiempo libre y personas que acuden al parque por motivos laborales. En el trabajo se recurrió a entrevistas en profundidad, centradas en un problema concreto, acompañadas de técnicas cualitativas (paseos urbanos o mapas cognitivos) y material visual.

La complicidad de los usuarios del parque se puede describir como la de una amistad emocional, autolimitada desde dentro, y sometida a limitaciones exteriores (Müllauer-Seichter, 2003:536). 

-->
Müllauer-Seichter, W. (2003) ¿Que es el parque? Territorio físico y interpretación según la memoria colectiva, en: Actas de las II. Jornadas de Antropología Urbana ZAINAK: "Las Culturas de la Ciudad", Vol. 23, pp. 529-: 544, Donostia.