miércoles, 6 de abril de 2011

La explicación sociológica: una introducción a la Sociología. Resumen capítulo 11 Parte I

La asignatura Introducción a la Sociología I y II tiene como bibliografía básica el libro de La explicación sociológica: una introducción a la Sociología de José Félix Tezanos Tortajada, para Grado de Sociología y Ciencia Política.
Estos son mis resúmenes de cada capítulo de este libro, agradecería que si creen que pueden ser mejorados o están mal resueltos, me lo hagan saber.



Capítulo 11. La Sociología como disciplina científica

1.- El carácter científico de la Sociología
Diferenciando entre el método general de la ciencia y los métodos especiales de las ciencias particulares, dirá Bunge, hemos aprendido lo siguiente:
1.    Que el método científico es un modo de tratar problemas intelectuales, no cosas, ni instrumentos, ni hombres; consecuentemente puede utilizarse en todos los campos del conocimiento.
2.    Que la naturaleza del objeto en estudio dicta los posibles métodos especiales del tema o campo de investigación correspondiente: el objeto y la técnica van de la mano.

Bertrand Russel
Subraya Bertrand Russel, que las limitaciones del método científico se han hecho mucho más palpables en años recientes de lo que hasta ahora habían sido. Se han hecho más evidentes en Física, que es la más avanzada de las ciencias, y hasta el momento estas limitaciones han tenido poco efecto en otras ciencias.
El hecho de que no se haya alcanzado un único paradigma compartido en Sociología da lugar a que el desarrollo científico en esta disciplina se produzca de manera distinta a como ocurre en otros campos más avanzados. En la Sociología actual se están aplicando simultáneamente, al menos tres modelos de investigación que se corresponden con diversas etapas o periodos:

1.    El que asigna a las ciencia una función principalmente clasificatoria.
2.    El que la concibe como una búsqueda de leyes.
3.    El que considera que su tarea es el establecimiento de relaciones y sucesiones causales.

El recurso a plantear propuestas generales y de principios, al máximo nivel de abstracción y sin tener en cuenta las circunstancias concretas en que se produce la investigación en cada campo específico, resulta tan frustrante como inútil. Robert Merton indicaba que la misma actividad teórica generalmente suele aparecer referida o asociada a seis tipo diversos de trabajos específicos:

1.    Metodología
2.    Orientaciones sociológicas generales
3.    Análisis de conceptos sociológicos
4.    Interpretaciones sociológicas post Facttum
5.    Generalizaciones empíricas sociológicas
6.    Teoría sociológica

Es preciso reconocer que la amplitud y diversidad del objeto de la Sociología constituyen una dificultad adicional importante. Lo que hay que tener en cuenta al plantear esta cuestión es que la Sociología constituye una realidad bastante plural, y esta pluralidad forma parte consustancial del ser de la Sociología. Es importante ser conscientes de cómo la pluralidad fáctica de la Sociología ha llevado a las distintas escuelas y autores a utilizar esquemas de análisis diferentes, fijando la atención en diversos aspectos de la realidad social y a utilizar conceptos con significados y matices diferentes según el análisis de la que se aparta.
Sobre la cuestión sobre qué tipo de ciencia es la Sociología dependerá de la manera en que se entienda el comportamiento social humano; los elementos que lo orientan y lo estructuran. Si en la Sociología convencional, dirá Nicholas Abercrombie, se ve al hombre determinado por las estructuras sociales, con lo que la Sociología es una ciencia con unos métodos y unos procedimientos que no son diferentes en principio de los de las ciencias naturales. Por lo que la Sociología no puede ser una disciplina científica en el mismo sentido que puede serlo la Física.
Los hechos, sucesos y datos que aborda el especialista en ciencias sociales tienen una estructura totalmente distinta a los de las ciencias naturales. Su campo de observación, el mundo social, no es esencialmente inestructurado. Tiene un sentido particular y una estructura de significatividades para los seres humanos que viven, piensan y actúan dentro de él. Los objetos de pensamiento construidos por los expertos en ciencias sociales, se refieren a los objetos de pensamiento construidos por el pensamiento de sentido común del hombre que vive su vida cotidiana entre sus semejantes, y se basan en estos objetos. Son por tanto, construcciones hechas por los actores en la sociedad misma, actores cuya conducta el investigador observa y procura explicar de acuerdo con las reglas de procedimiento de su ciencia.
Dirán Berger y Luckmann, que la Sociología se ubica junto a las ciencias que tratan del hombre en cuanto hombre; o sea, que en este sentido específico constituye una disciplina humana. La Sociología debe desenvolverse en diálogo permanente con la historia y la filosofía y si así no sucede pierde su propio objeto de investigación,; la sociedad como parte del mundo humano, hecho por hombres, habitado por hombres y que, a su vez, forma hombres en un proceso continuo.
Jean Piaget
Aquellos autores que parten de enfoques propios de las ciencias naturales consideran que la Sociología se ocupa de un objeto de estudio que es natural, que forma parte de la naturaleza, y que por lo tanto debe ser tenido en cuenta como una realidad dada, deber ser analizada con objetividad en su propia objetividad concreta. En cambio, los que entienden la Sociología como una ciencia humana piensan que su objeto está dado sólo en el sentido de que se constituye en el proceso de la comprensión, el cual nunca es consumado ni por el investigador individual ni históricamente, ni puede tampoco serlo. La singularidad de la Sociología y de las ciencias sociales en general, es que el hombre es a la vez el sujeto y el objeto de la investigación.
Ahora empecemos a diferenciar los distintos tipo de ciencias del hombre, según Jean Piaget:

1.    Las ciencias nomotéticas; aquellas que intentan llegar a establecer leyes entre las que se encontrarían la Psicología, la Sociología, la Economía, etc.
2.    Las ciencias históricas; que tienen por objeto reconstruir y comprender el desarrollo de todas las manifestaciones de la vida social a través del tiempo.
3.    Las ciencias jurídicas; caracterizadas por ocuparse por el componente normativo de las sociedades.
4.    Las disciplinas filosóficas, las difíciles de clasificar y las que abarcan ,ás planos de referencia y consideración.

A partir de esta clasificación podemos considerar que las llamadas ciencias humanas constituyen un conglomerado lo suficientemente heterogéneo como para que las diferentes posibilidades de aplicación del método científico permitan grados de aproximación bastante variados entre sí. Es importante tener en cuenta que:

1.    Que ninguna ciencia puede aislarse del sistema global de las ciencias.
2.    Que la diferenciación tan radical que a veces se establece entre ciencias humanas y ciencias naturales, se produce a partir de una presentación inexacta y exagerada de unas y otras ciencias.
3.    Una de las tendencias actuales más significativas en la evolución científica es la del incremento de los intercambios e influencias mutuas entre las distintas disciplinas. Los conceptos de una ciencia se van extendiendo dramáticamente al trabajo de otra.
4.    Que lo que define realmente a una ciencia no es el objeto sino el método.

La discusión sobre el carácter científico de la Sociología y de las otras ciencias sociales, con su correspondiente problemática clasificatoria, es una cuestión que debe ser situada en el marco general de la problemática actual de las ciencias.
La mayoría de los sociólogos de nuestros días aceptan la consideración de la Sociología como una disciplina que aspira a se científica, con una discusión metodológica que aún permanece abierta y animada por diversas consideraciones.