sábado, 9 de abril de 2011

La explicación sociológica: una introducción a la Sociología. Resumen capítulo 12 Parte I

La asignatura Introducción a la Sociología I y II tiene como bibliografía básica el libro de La explicación sociológica: una introducción a la Sociología de José Félix Tezanos Tortajada, para Grado de Sociología y Ciencia Política.
Estos son mis resúmenes de cada capítulo de este libro, agradecería que si creen que pueden ser mejorados o están mal resueltos, me lo hagan saber.


Capítulo 12. Teoría e investigación empírica en Sociología

1.- La dimensión teórica y empírica de la Sociología
Galileo
Lo que define la ciencia es la finalidad y el método. La finalidad es práctica, la de obtener conocimientos útiles. El método debe ser objetivo y racional, porque los enunciados han de adaptarse a los hechos. Buscar una explicación en ciencia es buscar una teoría. Galileo, primero formuló la teoría y luego la verificó experimentalmente. Esta doble perspectiva, teórica y empírica, constituye, el fundamento de toda ciencia. Como afirmaba Einstein de que en ciencia, sólo la teoría decide lo que se ha de investigar.
Lo que validará a la larga el carácter científico de la Sociología será su capacidad para desarrollar teorías verificables basadas en hallazgos empíricos y que tengan alguna utilidad práctica, y se manifiesta en su orientación general tendente a aplicar el método científico en el estudio racional y objetivo de la realidad social.
El desarrollo de teorías sistemáticas en Sociología se ve obstaculizada en la práctica por dos graves handicaps en comparación con otras ciencias:

·      El derivado de todas las dificultades metodológicas y de la parquedad de las herramientas con que proceder a cumplir su cometido investigador.
·      El concerniente a los problemas de cómo articular teóricamente los complejos hechos dinámicos y mudables (que se pueden alterar) que son objeto de su estudio.

Los postulados fundamentales en los que resulta factible basar una concepción dialéctica de los hechos, pueden ser presentados como:

1.    Desde la perspectiva humana los hechos no son datos estadísticos, sino dinámicos y dialécticos.
2.    Todo hecho no debe entenderse como algo dado, cerrado y definitivo, sino como un momento de un proceso.
3.    Los humanos trascendemos los datos de lo real y modificamos constantemente el orden de lo dado, para construir una existencia dinámica y dialéctica (histórica).
4.    Todo hecho social es no sólo lo que aparece en un momento dado de nuestra observación, sino también todas las posibilidades implícitas en du dinámica. Toda realidad social humana contiene posibilidades aún no explicitadas.
5.    La característica fundamental del ser humano es su capacidad para actuar como sujeto, como ser libre y creativo.
6.    La capacidad de transformar el orden dado forma parte de la realidad social.

Más allá de las diferencias entre escuelas y enfoques sociológicos, el mundo de los sociólogos, aparece dividido; a un lado se encuentran los sociólogos eminentemente teóricos (cuantitofrenia: medirlo y cuantificarlo todo), y al otro los empíricos (encuentitis; oscuros especuladores abstractos).
Una concepción diferente sobre la labor teórica en la Sociología es la que ha formulado Robert Merton, que coincidirá con Parson en la importancia atribuida al desarrollo teórico de la Sociología, pero establecerá una vía más modesta, alejada en la construcción de grandes teorías globales, sino en teorías de alcance intermedio. Para Merton, la tarea fundamental de la Sociología en los momentos actuales es desarrollar teorías intermedias, menos imponentes, pero mejor fundadas. Concluirá Merton, que nuestra principal tarea hoy es formular teorías especiales aplicables a campos limitados de datos.

Raymond Boudon
La equiparación del trabajo del trabajo teórico de la Sociología con el de otras disciplinas científicas presenta problemas extraordinariamente complejos, debidos a las posibilidades mayores o menores de medición, a los grandes problemas de simbolización y cuantificación de los datos sociales. La traducción de las realidades sociales en términos matemáticos presenta dificultades que no tienen parangón en otras ciencias. El tema de la traducción matemática de la información sociológica, es un tema que empieza a ser contemplado últimamente con una nueva óptica por algunos científicos sociales. Para Raymond Boudon las grandes líneas de fuerza que estimularán este proceso son:

·      Las investigaciones tecnológicas; calculadoras y el desarrollo técnico de las matemáticas.
·      El desarrollo de la investigación empírica, que permite disponer de una mayor cantidad de datos.
·      Mejora de los instrumentos de medida y previsión en Demografía, Economía, Sociología, como necesidades crecientes en materias de sondeos y encuestas, etc.
·      El desarrollo de técnicas y procedimientos específicos de investigación y recogida de datos.
·      Factores institucionales, en el desarrollo de la enseñanza de la metodología, de la estadística y de la matemática.
·      Factores sociales, en el interés de los matemáticos por las aplicaciones de esta disciplina a las ciencias humanas.

Hoy por hoy, la verdad es que la mayor parte del quehacer práctico de los sociólogos se produce bajo imperativos mucho más relativos, modestos e inmediatos. Las diferentes generalizaciones de las investigaciones sociológicas, no hace más que reflejar las dificultades que existen en la Sociología, y en las ciencias sociales en general, para progresar en el trabajo teórico.
El trabajo teórico y el empírico se conectan entre sí, so sólo desde la perspectiva de la lógica de la investigación científica, sino desde un punto de vista más inmediato, práctico y elemental. Han de concebirse como dos caras de una misma moneda, como dos aspectos de un mismo proceso teórico-práctico de investigación, que se complementan mutuamente.
El proceso de investigación sociológica debe conjugar adecuadamente las dimensiones teóricas y empíricas propias de la lógica científica. Este proceso se deberá iniciar mediante la formulación de hipótesis, y éstas pueden surgir desde la observación directa de los hechos, o bien de regularidades contrastadas, o de hallazgos obtenidos por diversas fuentes de información, o deducirse a partir de alguna teoría general, o por cualquier otro procedimiento. Pero lo importante es que las hipótesis sean claras y específicas y que puedan ser objeto de verificación empírica.
El paso siguiente, en el proceso de estudio sociológico, consistirá en la verificación de la hipótesis, o conjunto de hipótesis, mediante el sometimiento correspondiente a las pruebas de falsación. Luego se aplicará las técnicas de investigación que permitan comprobar si los hechos casan con las hipótesis, y que resulte posible la repetición de la comprobación en las mismas condiciones. Finalmente, si la hipótesis es verificada y ratificada por los hechos, podemos decir que se ha llegado a formular un principio o ley sociológica que será considerada válida y aplicable si demuestra alguna utilidad práctica. Siendo posible que se de lugar a una nueva ley o principio que supere y perfeccione la anterior.
El hilo conductor común a todos los estudios es el criterio de intentar conjugar las dos dimensiones básicas e imprescindibles de la investigación científica: la teórica y la empírica.