miércoles, 16 de abril de 2014

Resúmenes Teoría Sociológica III: Contemporánea Parte 24

En la asignatura Teoría Sociológica III: Contemporánea del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2013/14, elaboré los siguientes resúmenes del libro Teoría sociológica moderna de George Ritzer. MacGraw-Hill 2010, que forma parte de la bibliografía obligatoria de la asignatura.


Teorías del intercambio, de redes y de la elección racional. Teoría del intercambio y conductismo sociológico. Teoría de redes. Teoría de la elección racional. Capítulo 8 (335-378) Tomás Javier Prieto González // Estructuralismo, postestructuralismo y surgimiento de la teoría social posmoderna. Estructuralismo. Postestructuralismo: las ideas de Michel Foucault. Teoría social posmoderna. Capítulo 13 (559-600) Tomás Javier Prieto González // La metateorización sociológica. La metateorización en sociología. La sociología una ciencia multiparadigmática. Hacia un paradigma sociológico más integrado. Apéndice (601-618) Tomás Javier Prieto González

LA CRÍTICA Y LA TEORÍA SOCIAL POSPOSMODERNA

John O´Neill escribe sobre “la insania del posmodernismo”: afirma que ofrece “un negor cielo de disparates” y “un callejón sin salida para la mente”. ¿Cuáles son las críticas principales a la teoría social posmoderna?:

  1. Porque no cumple los requisitos científicos modernos, requisitos que los posmodernistas evitan. Los modernistas consideran que virtualmente todo lo que tienen que decir los posmodernistas es no falsable, es decir, sus ideas no pueden refutarse, en especial mediante la investigación empírica.
  2. La teoría social posmoderna debe ser más bien considerada como una ideología. Una vez considerada así, ya no importa si las ideas son o no verdad, sino simplemente si creemos o no en ellas. Los que creen en un conjunto de ideas no tienen razones para defender que sus ideas son mejores o peores que cualquier otro conjunto de ideas.
  3. Los posmodernistas son libres de hacer lo que les plazca, de “jugar” con una amplia derie de ideas. Ofrecen grandes generalizaciones, a menudo sin mayores especificaciones; no están constreñidos por la retórica desapasionada del científico moderno.
  4. Las ideas posmodernas suelen ser tan vagas y abstractas que es difícil, si no imposible, conectarlas con el mundo social. El significado de sus conceptos tiende a cambiar a lo largo del trabajo de un posmodernista, pero el lector, inconsciente de los significados originales, no está seguro de los cambios que se han producido.
  5. A pesar de su tendencia a criticar las grandes narrativas de los teóricos modernos, los teóricos sociales posmodernos ofrecen sus propias grandes narrativas.
  6. Los posmodernsitas suelen ofrecer críticas de la sociedad moderna, pero esas críticas tienen dudosa validez, porque por lo general carecen de una base normativa con la que hacer tales juicios.
  7. Dado que no se interesan por el sujeto ni por la subjetividad, los posmodernsitas carecen de una teoría de la acción.
  8. Los teóricos sociales posmodernos son duchos en criticar la sociedad, pero carecen de una visión de cómo debería ser la sociedad.
  9. La teoría social posmoderna conduce al pesimismo más profundo.
  10. Abordan lo que juzgan las principales cuestiones sociales, con frecuencia terminan por ignorar lo que muchos consideran que son los problemas clave de nuestro tiempo.
  11. Las feministas han criticado de una forma particularmente dura la teoría social posmoderna; han tendido a criticar el rechazo posmoderno del sujeto, su oposición a las categorías universales transculturales, su excesiva preocupación por la diferencia, su rechazo de la verdad y su incapacidad para desarrollar una agenda política crítica.


La cuestión clave es si la teoría posmoderna ha producido o no una serie de ideas interesantes, importantes e inspiradoras capaces de influir en la teoría social en el futuro. No deja de resultar interesante que sea en la teoría social francesa, la fuente de los mejor en posestructuralismo y posmodernismo, donde encontramos los esfuerzos más decisivos para moverse más allá de la teoría posmoderna.

Como rechazan el sujeto humano, los posmodernistas han sido acusados de antihumanismo; así los posposmodernistas intentan rescatar el humanismo (y la subjetividad) de la crítica posmoderna que se supone había ignorado esta idea.

Otra corriente de la teoría social posposmoderna intenta restablecer la importancia del liberalismo frente al aslato posmoderno contra la gran narrativa liberal. Las obras de los posestructuralistas/posmodernistas fueron interpretadas por los franceses como ataques contra las estructuras en general y, en particualr, contra la estructura de la sociedad burguesa liberal y sus “gubernamentalidades”. El nihilismo del posmodernismo ha sido sustituido por una variedad de orientaciones favorables a la sociedad liberal.

Gilles Lipovetsky
El imperio de lo éfimero; la moda y su destino en las sociedades modernas, de Gilles Lipovetsky, revela con claridad otros aspectos de la teoría social posposmoderna. Lipovetsky desafía bastante explícitamente a los posestructuralistas y posmodernistas. Aunque Lipovetsky admite los problemas relativos a la moda, afirma que ésta es “el agente principal de un movimiento en espiral hacia el individualismo y la consolidación de las sociedades liberales”. Así, Lipovetsky no comparte el pesimismo de los posmodernistas: ve en la moda un lado negativo, pero también otro positivo y tiene una visión optimista del futuro de la sociedad.

Lipovetsky identifica muchos aspectos positivos en la moda, el consumismo, el individualismo, la democracia y la sociedad moderna, también reconoce los problemas que plantean. Concluye que no vivimos “ni en el mejor de los mundos no en el pero… La moda no es no ángel ni demonio. Lipovetsky  aconseja a los intelectuales que no rechacen la moda por el simple hecho de que ofende sus simpatías intelectuales, Ataca a los posestructuralistas/posmodernistas y a otros.

Siendo la ropa su paradigma, Lipovetsky  afirma que la moda es una forma de cambio social que es un producto distintivo de Occiedente. Lipovetsky  sitúa los comienzos de la moda en las clases altas de Oriente a finales de la Edad Media. La moda es una forma de cambio caracterizado por sus breves lapsos de tiempo, sus cambios principalmente fantasiosos y su capacidad de influir en una amplia variedad de serctores de mundo social.
La moda ha sido un factor influyente en el aumento de la individualidad porque permite a las personas expresarse y expresar su individualidad con las ropas que visten, incluso cuando también siguen los cambios colectivos de la moda. Asimismo, ha sido un factor que ha aumentado la igualdad, porque permite que los que ocupan posiciones inferiores en el sistema de estratificación al menos vistan como los que ocupan posiciones superiores. La moda también ha permitido la autoexpresión frívola. En términos generlae, está vinculada con el aumento del individualismo y la democratización de todas la sociedad.

En La dimensión perdida, Virilio analiza la desaparición de las distancias y las barreras físicas ante la creciente importancia de la velocidad; el espacio ha sido reemplazado por el tiempo y lo material por lo inamterial. Así, en el caso de la ciudad, sus fronteras físicas se han roto para siempre debido, entre otras cosas, a la comunicación a alta velocidad. El mundo moderno definido en términos de espacio ha cedido el paso al mundo posmoderno definido en términos de tiempo.

martes, 15 de abril de 2014

Resúmenes Teoría Sociológica III: Contemporánea Parte 23

En la asignatura Teoría Sociológica III: Contemporánea del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2013/14, elaboré los siguientes resúmenes del libro Teoría sociológica moderna de George Ritzer. MacGraw-Hill 2010, que forma parte de la bibliografía obligatoria de la asignatura.


Teorías del intercambio, de redes y de la elección racional. Teoría del intercambio y conductismo sociológico. Teoría de redes. Teoría de la elección racional. Capítulo 8 (335-378) Tomás Javier Prieto González // Estructuralismo, postestructuralismo y surgimiento de la teoría social posmoderna. Estructuralismo. Postestructuralismo: las ideas de Michel Foucault. Teoría social posmoderna. Capítulo 13 (559-600) Tomás Javier Prieto González // La metateorización sociológica. La metateorización en sociología. La sociología una ciencia multiparadigmática. Hacia un paradigma sociológico más integrado. Apéndice (601-618) Tomás Javier Prieto González

Teoría social posmoderna y teoría sociológica

La teoría sociológica se define como “las grandes ideas” en sociología que han logrado superar la prueba del tiempo, sistemas de ideas que abordan las grandes cuestiones sociales que tienen gran alcance. Creo que las ideas radicales de un posmodernista como Baudrillard se ajustan bastante bien a esta definición. Baudrillard nos ofrece ciertamente una serie de “grandes ideas” simulaciones, la hiperrrealidad, el intercambio simbólico, la seducción. Son ideas que prometen superar la prueba del tiempo. Sus ideas tienen implicaciones para una parte considerable de todo el mundo social. Baudrillard  nos ofrece una teoría sociológica, y lo mismo puede decirse de Jamenson y muchos otros posmodernistas. Como rechazan las grandes narrativas, los posmodernistas rechazan todo lo que es para nosotros la teoría sociológica.

Aplicación de la teoría social posmoderna

Según Ritzer los nuevos medios de consumo son como fenómenos modernos tanto porque son innovaciones recientes como porque están altamente racionalizados.

Igual que Max Weber nos advirtió del proceso de racionalización, también nos sensibilizó de los problemass asociados con la racionalización, en especial el desencanto. El desencanto implica el desplazamiento de los “elementos mágicos del pensamiento”.

El desencanto plantea un gran problema a los nuevos medios de consumo. Los lugares carentes de encanto no son muy atractivos para los consumidores quienes no es problable que regresen a sitios carentes de encanto. Los nuevos medios de consumo necesitan encontrar una manera de recargarse de encanto, y es esta noción del reencantamiento lo que nos lleva a la teoría social posmoderna, porque los posmodernistas asignan mucha importancia a este proceso de reencantamiento.

Baudrillard afirma que la “seducción” ofrece la posibilidad de reecantar nuestras vidas. La seducción ofrece “la intervención y el poder de la ilusión”. El reencantamiento constituye la salida al dilema que plantea el desencanto del mundo en general y de los medios de consumo en particular.

El espectáculo es la clave del reencantamiento de los nuevos medios de consumo. Un espectáculo es como una exhibición dramática pública. Estas exhibiciones están orientadas hacia el reencanto de los nuevos medios de consumo. Los espectáculos pueden crearse intencionadamente o pueden ser parcial o totalmente no intencionados.

Jean Baudrillard,
Simulaciones. Quizás la razón más importante para crear simulaciones, o para transformar fenómenos “reales” en simulaciones, es que son más espectaculares que los auténticos y, por lo tanto, más atractivos para los consumidores.

Baudrillard afirma que lo “irreal se ha convertido en realidad… Lo real ahora imita la imitación. Huxtable acentúa la creciente importancia de lo falso, lo sintético, lo artificial y la arquitectura simulada: “La arquitectura real apenas ocupa lugar en la América irreal”.

Nuestro entorno ha pasado a estar dominado por en entretenimiento y a emular el parque temático. La falsificación extravagante ha desarrollado su propio estilo indígena y su modo de vida para convertirse en un lugar real… esto es real, la falsificación real en su nivel más alto, notorio y auténticamente no auténtico de ilusión e invención”. Huxtable afirma que los visitantes parecen encontrar cosas tales como selvas tropicales, volcanes y formaciones rocosas en Las Vegas mucho más impresionantes que las reales. De hecho, un representante de la industria va tan lejos como para argumentar contra la propia realidad: “Se percibe un aspecto muy artificial en las rocas reales”.

Implosión. Los mundos implosionados representan un tipo de espectáculo que atrae a los consumidores y les incita a consumir. Hace sólo unas décadas las personas tenían que caminar de un local a otro para comprar diferentes bienes y servicios; hoy día pueden encontrarlo todo en un solo centro comercial. Otro aspecto espectácular y encantador de muchos de los nuevos medios de consumo es que muchas cosas han implosionado dentro de ellos y, a su vez, ellos han implosionado dentro de muchos otros lugares.

Los cambios que se han producido en Las Vegas guardan relación con una implosión más general de las fornteras entre viajar y consumir. Viajar siempre implica el consumo de actividades y lugares turísticos. Mientras viajan, a los turistas les suele interesar comprar de todo, desde baratijas hasta recuerdos. Hoy día, sin embrago, estamos viendo cada vez más casos en los que el principal objetivo de viajar es el consumo de bienes. Por un lado, los hipercentros comerciales han pasado a ser destinos turísticos. Muchos destinos turísticos están rodeados por centros de descuento que son el segmento que crece más rápido no sólo en los pequeños negocios, sino en la industroa del viaje. Las personas son tan capaces de viajar a esos lugares en busca de los hipercentros comerciales como de moverse por mar o aire. De hecho, parece que hay casi tantas personas en los hipercentros comerciales como en la playa.

En este contexto tenemos que mencionar los cruceros que, increíblemente, tienen hipercentros comerciales a bordo y que paran en las islas de su itinerario para que sus pasajeros vayan a hipercentros comerciales locales. Hay incluso cruceros dedicados exclusivamente al consumo en tiendas a bordo, ofrecen catálogos y excursiones en puertos elegidos para ir de compras.

El problema es que esos esfuerzos de reencantamiento pueden racionalizarse (o Mc-Donaldizarse) desde el principio. Aunque no lleguen a estarlo, los nuevos medios de consumo son tan enormes y abarcan tantos lugares que se ven en la obligación de racionalizar lo que reencanta a los consumidores. En la racionalización de estas formas de reencantamiento reside, por definición, su desencanto.

lunes, 14 de abril de 2014

Resúmenes Teoría Sociológica III: Contemporánea Parte 22

En la asignatura Teoría Sociológica III: Contemporánea del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2013/14, elaboré los siguientes resúmenes del libro Teoría sociológica moderna de George Ritzer. MacGraw-Hill 2010, que forma parte de la bibliografía obligatoria de la asignatura.


Teorías del intercambio, de redes y de la elección racional. Teoría del intercambio y conductismo sociológico. Teoría de redes. Teoría de la elección racional. Capítulo 8 (335-378) Tomás Javier Prieto González // Estructuralismo, postestructuralismo y surgimiento de la teoría social posmoderna. Estructuralismo. Postestructuralismo: las ideas de Michel Foucault. Teoría social posmoderna. Capítulo 13 (559-600) Tomás Javier Prieto González // La metateorización sociológica. La metateorización en sociología. La sociología una ciencia multiparadigmática. Hacia un paradigma sociológico más integrado. Apéndice (601-618) Tomás Javier Prieto González

Teoría social posmoderna extrema: Jean Baudrillard

Baudrillard es uno de los más radicales y extravagantes. Baudrillard tiene formación de sociólogo, pero su obra traspasó hace mucho los mlímites de esta disciplina: de hecho, no puede clasificarse dentro de ninguna disciplina e incluso él mismo rechazaría la idea de las fronteras disciplinares.

So obra temprana tiene orientación modernista y marxiana. Sus primeras obras contenían una crítica marxiana de la sociedad de consumo. Esta obra está profundamente onfluida por la lingüística y la semiótica. Sin embargo, poco tiempo después Baudrillard empezó a criticar el enfoque marxiano (y el estructuralismo) para luego abandonarlo.

En El espejo de la producción, Baudrillard consideraba la perspectiva marxiana como la imagen especular de la economía política conservadora. Marx (y los marxistas) compartían la misma visión del mundo que los partidarios conservadores del capitalismo. Para Baudrillard, el enfoque de Marx estaba empapado de ideas conservadoras como “trabajo” y “valor”. Lo que se requería era ina orientación nueva y más radical.

Baudrillard articuló la idea del intercambio simbólico como una alternativa, al intercambio económico. El intercambio simbólico implicaba un ciclo ininterrumpido de “tomar y devolver, dar y recibir”, un “ciclo de regalos y contrarregalos”. Este intercambio estaba claramente al margen de la lógica del capitalismo, a la que se oponía. La idea del intercambio simbólico implicaba un programa político tendente a crear una sociedad caracterizada por ese intercambio. Baudrillard  criticaba a la clase trabajadora y parecía inclinarse más por la nueva izquierda, los hippies. Sin embargo, Baudrillard  enseguida abandonó todos los objetivos políticos.

Baudrillard dirigió su atención hacia el análisis de la sociedad contemporánea que, para él, ya no estaba dominada por la producción, sino por los medios de comunicación, modelos cibernéticos y sistemas de control, ordenadores, el procesamiento de información, industrias de entretenimiento y conocimiento, etc…”. El objetivo ha cambiado de la explotación y el beneficio a la dominación de los signos y los sistemas que los producen. Ya no podemos identificar lo que es real; la distinción entre los signos y la realidad ha implosionado. En general, el mundo posmoderno es un mundo que se caracteriza por esa implosión, opuesta a las explosiones que describen la sociedad moderna. El mundo posmoderno está experimentando la desdiferenciación.

Baudrillard  igual que Jamenson, describe el mundo posmoderno es que se caracteriza por las simulaciones; vivimos en la era de la simulación; un proceso que lleva a la creación de simulacra o “reproducciónes de objetos o eventos”. Resulta cada vez más difícil identificar lo real en cosas que simulan la realidad. Son las representaciones de lo real, las simulaciones, lo que predomina. Somos esclavos de estas simulaciones.

Para Baudrillard  este mundo es la hiperrrealidad. Los medios de comunicación se convierten en la realidad misma e incluso son más reales que ella. Por que las falsedades y distoriones que venden a los espectadores son más que la realidad, son la hiperrealidad. Resulta imposible distinguir entre lo real y el espectáculo. Al final ya no existe la realidad, sólo existe la hiperrrealidad.

Baudrillard se centra en la cultura que para él está experimentando una revolución masiva y catastrófica. Esta revolución implica que las masas son cada vez más pasivas, en lugar de más rebeldes, como creyeron los marxistas. Las masas siguen malhumoradas su camino ignorando los intentos de manipularlas. La indiferencia, la apatía y la inercia sin términos excelentes para describir a unas masas saturadas de signos mediáticos, simulacros e hiperrealidad. La sociedad misma está implosionando en el agujero negro que son las masas.

Baudrillard es incluso más extravagante, escandaloso, irreverente, promiscuo, juguetón o carnavelesco en El intercambio simbólico y la muerte. Baudrillard  ve la sociedad contemporánea como una cultura de la muerte, siendo la muerte el “paradigma de toda exclusión y discrminación social”. Las sociedades caracterizadas por el intercambio simbólico terminan con las oposiciones binarias en general y en particular con la oposición entre la vida y la muerte. Es la ansiedad ante la muerte y la exclusión lo que lleca a las personas a sumergirse más profundamente en la cultura del consumo.

Baudrillard comenzó a considerar la seducción como la mejor alternativa, quizás porque encajaba mejor con su naciente percepción del posmodernismo. La seducción “implica los encantos de los juegos puros y simples, los rituales superficiales”.

Baudrillard  señala que cuando visitó America, “buscaba la forma acabada de la catástroge futura”. No hay esperanza revolucionaria como la había en la obra de Marx. Tampoco existe ni siquiera la posibilidad de reformar la sociedad como propuso Durkheim. Antes bien, parece que estemos condenados a una vida de simulaciones, de hiperrealidad e implosión de todo en un incomprensible agujero negro. Baudrillard rehúsa por lo general ensalzar sus virtudes o articular un programa político tendente a su realización.

domingo, 13 de abril de 2014

Las afganas quieren más

Artículo de Ángeles Espinosa publicado el 2 de abril de 2014 en El País.
Las afganas han ocupado por unas horas la sede de la Loya Jirga, la tradicional asamblea de notables. Un millar de mujeres han acudido a escuchar a Habiba Sarabi, una de las tres candidatas a vicepresidenta en las elecciones del sábado (la única con posibilidades de pasar a la segunda vuelta). “Hombres y mujeres somos iguales y debemos trabajar para hacerlo efectivo”, dice la popular exgobernadora de Bamiyán en un mitin que hubiese puesto los pelos de punta a los talibanes.
Mujeres a cara descubierta, alguna incluso con el velo caído sobre los hombros, un coro femenino con solista y una animadora que pedía a las asistentes que dieran palmadas más fuerte para acompañar el ritmo, mientras un puñado de hombres ajustaba los altavoces o movía las sillas. Nada de ello hubiera sido posible a principios de este siglo, cuando los extremistas islámicos gobernaban Afganistán con un puritanismo que a menudo alcanzaba la crueldad. Prohibieron la música, el sonido de los tacones y hasta las risas femeninas.
A pesar de errores y críticas, el nuevo orden político que trajo la intervención estadounidense para desalojar al régimen talibán ha beneficiado a las afganas. Conversaciones con una quincena, desde una limpiadora a una médico, pasando por maestras y universitarias, confirman su satisfacción con el cambio. Por nada del mundo, quisieran dar marcha atrás. Al contrario, existe, sobre todo entre las jóvenes (y el 68% de la población tiene menos de 25 años), un deseo de avanzar para que los derechos conseguidos sobre el papel sean una realidad cotidiana.
“Me quedé viuda con siete hijos, y con los talibanes no podía trabajar, ni siquiera salir a comprar al bazar”, recuerda Parigul Surgari, maestra en paro. “Estamos mucho mejor; nuestras condiciones de vida han mejorado, ya no estamos confinadas en casa”, asegura Mari, una contable de 22 años, que recuerda el terror que le causaban de niña los barbudos.
“Es cierto que ahora hay tres millones de niñas escolarizadas, que podemos salir a la calle, hay más oportunidades de trabajo y volvemos a pensar en el futuro cuando antes no teníamos esperanza”, señala Arzafi, una licenciada en Historia Islámica y gestión de empresas, que a sus 21 años dirige la sección femenina de la Organización Nacional de la Juventud. “Pero hacen falta más centros educativos porque no hay plazas suficientes, y las chicas que terminan sus estudios no encuentran trabajo”, precisa.
Marjan Onabi, 30 años, es una de ellas. Regresó hace un par de meses a Afganistán tras licenciarse en Medicina en Rumanía gracias a una beca de la UE. Sin embargo, y a pesar de la necesidad de médicos, no encuentra trabajo. ¿Lo tendría si fuera hombre? “Sería más fácil”, asegura aún incrédula. Se da de plazo hasta agosto. “Si no, buscaré alguna otra beca para irme a hacer la especialidad”. ¿Qué le gustaría? “Cardio o cirugía, pero tal vez termine eligiendo ginecología porque es la única especialidad en la que las mujeres tenemos posibilidades aquí”, explica.
“Se ha progresado, pero esperábamos más”, resume Nilab, que estudia Geografía y Ciencias Sociales. Apunta que, a pesar de los avances en la legislación, “las mujeres siguen privadas de sus derechos a causa de las tradiciones”.
Si una mujer casada quiere visitar a sus padres y el marido se opone, no le queda más remedio que quedarse en casa. No digamos ya si lo que desea es socializar con amigas. Tampoco una chica puede estudiar si se opone su padre. Ninguna ley respalda esos comportamientos, pero la sociedad y el qué dirán pesa sobre las familias que siguen ateniéndose a códigos de conducta trasnochados. En las zonas rurales, aún es frecuente el uso de las hijas para saldar disputas vecinales a falta de un sistema judicial decente.
Consultadas sobre cómo romper ese círculo vicioso, todas coinciden en que se requiere que haya un clima de paz, aumente la educación de mujeres y hombres, y se ponga fin a la pobreza extrema en que vive buena parte de la población. La licenciada en Medicina atribuye una parte de responsabilidad a las mujeres. “Muchas no cuestionan el estado de cosas porque nunca han conocido algo distinto y ni siquiera lo imaginan. Pero incluso entre las que tienen preparación, no confían lo suficiente en sí mismas y en su capacidad de cambiar la sociedad”, manifiesta.
Aun así son numerosas las que han dado un paso al frente para convertir en realidad las transformaciones que anhelan. La periodista Humaira Saqib lo hace desde un programa de radio con el que trata de concienciar a sus conciudadanas. Por su parte, Sakeela Naweed, dirige HAMCO una ONG de asistencia a madres y niños. “Tres décadas de guerras han dejado a muchos niños sin padre y toda la responsabilidad recae en las madres. Las mujeres tienen que trabajar, pero carecen de oportunidades”, expone. En su opinión, el problema es que en todos los sectores los jefes son hombres y cuando necesitan personal o colaboradores “lo buscan entre sus amigos”, afirma antes de quejarse del nepotismo y la corrupción que lastra el desarrollo.

También les preocupa la inseguridad, un concepto difuso que incluye desde los atentados talibanes hasta los actos de violencia de los que a menudo son víctimas.

Artículo de Ángeles Espinosa publicado el 2 de abril de 2014 en El País.

sábado, 12 de abril de 2014

Abanderado/a del tercer sexo


Artículo de David Jiménez publicado en El Mundo el 2 de abril de 2014
Abanderado/a del tercer sexo
Norrie May-Welby se encontró durante años formularios que le pedían que definiera su sexo en una casilla. ¿Hombre o mujer? Siempre optó por dejar el espacio en blanco y en 2010 se decidió llevar a los tribunales su derecho a hacerlo. Cuatro años después, su victoria en el Tribunal Superior de Australia le convierte en el primer ciudadano del país cuyo género es neutro. "La ley reconoce que una persona puede no ser hombre ni mujer y permite el registro del sexo de una persona como 'no definido'", dice la sentencia.
Atrás queda una larga batalla primero por encontrar identidad y después por defenderla ante la justicia. May-Welby nació varón y durante años persiguió su sueño de convertirse en mujer. Tras someterse a una operación de cambio de sexo a los 28 años, descubrió que tampoco era lo que quería. "Los conceptos de mujer y hombre simplemente no se adaptan a mí persona", ha dicho. "La mejor solución es no tener ninguna identificación sexual".
La máxima instancia judicial de Australia le ha dado la razón al desestimar la apelación de la oficina de Registros de Nacimientos, Muertes y Matrimonios de Nueva Gales del Sur, que exigía que optara por uno de los dos géneros alegando que la legislación lo exigía. Una de las claves durante el juicio han sido los testimonios de los médicos que han examinado a May-Welby, determinando que no tiene genitales masculinos o femeninos, sus hormonas no están claramente definidas y psicológicamente tampoco encaja en ninguno de los dos sexos.
Norrie May-Welby gritó de alegría al conocer la sentencia y a la salida de la corte dijo que no se trataba de una victoria personal, sino de toda la comunidad transexual. "¿Por qué debería la gente ser marginada por no ser mujer ni hombre? Debemos ser reconocidos como lo que somos y ser aceptados por la sociedad con los mismos derechos", aseguró.

"Mis padres tenían miedo de que fuera homosexual: me retiraron su cariño"
1961: Nace varón en Escocia y se muda con sus padres a Australia, donde obtiene la nacionalidad. 1968: Con siete años muestra su voluntad de ser niña. 1989: Se somete a una operación para ser mujer y se da cuenta de que tampoco es su género. 2010: Primera sentencia que define su sexo como neutro. 2014: El Supremo confirma el fallo.

Artículo de David Jiménez publicado en El Mundo el 2 de abril de 2014

viernes, 11 de abril de 2014

III JORNADAS INTERNACIONALES DE SOCIOLOGÍA DE LA AMS. Los desafíos sociales del siglo XXI


III JORNADAS INTERNACIONALES DE SOCIOLOGÍA DE LA AMS

Los desafíos sociales del siglo XXI

Se constituyen las siguientes áreas de trabajo: 1. Problemas y Políticas Sociales; 2. La Comunicación del Siglo XXI; 3. Organizaciones, Trabajo e Innovación, 4. Sociología Política; 5. Movimientos Sociales; 6. Educación y Adaptación al cambio; 7. Los Nuevos retos de la Mujer; 8. Población y Territorio; 9. Desigualdad y Estructura Social; 10. La Nueva Sociedad 2.0.

La finalidad es potenciar de forma teórica y práctica los nuevos desafíos sociales y cómo afrontarlos. El carácter innovador de este encuentro viene determinado por tratarse de las primeras ciberjornadas que organiza la AMS junto con la UNED, con sede central en Madrid y conexión online con diferentes subsedes (México, Bruselas, Sevilla, Lugo, Las Palmas, Guadalajara, Jaén) desde donde se podrá participar activamente en las Jornadas.

Comité científico

Antonio Lucas Marín (UCM), José Almaraz (UNED), Isabel de la Torre (UAM), José Félix Tezanos (UNED); Alicia Kaufmann (UAH), Luis Garrido (UNED), Mercedes Pardo (U. Carlos III), Javier Callejo (UNED), Ramón Adell (UNED), Antonio López (UNED) y María Dolores Cáceres (UCM).

Comité organizador

Pilar Nova Melle (UNED), Pilar Gomiz (UNED), Pablo López Calle (UCM), Julio del Pino Artacho (UNED), Idoia Gorroño (UCM), Javier García (UNED), Juan Zarco (UAM), Alejandro Manríquez, Enrique Morales Sara de la Pinta y Bárbara Contreras Montero.

Calendario

Los resúmenes de las comunicaciones, con un máximo de 250 palabras, deberán enviarse al mail del congreso: congresoams@gmail.com antes del 1 de mayo de 2014. Se comunicará la aceptación antes del 1 de junio.

Los textos finales de las comunicaciones, entre 8.000 y 12.000 palabras, se entregarán antes del 1 de octubre de 2014. Se publicarán las actas.

Inscripción en las Jornadas: socios 40€ (50€ después del 1 de octubre); no socios 75€ (100€ después del 1 de octubre, incluye un año de cuota a la AMS); estudiantes 30€ (40€ después del 1 de octubre).

Ingresos en la c/c de la AMS: ES15- 0049-3107-14-2694060782. Enviar justificante al mail del congreso. Obligatorio para la aceptación del texto final de la comunicación.

Los asociados a otras organizaciones territoriales con las que tengamos acuerdos, serán considerados a efectos económicos como socios de la AMS.

Más información en ams.org.es Síguenos en Facebook, Twitter y Linkedin Dirección AMS: Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, calle Obispo Trejo, 2 UNED 28040 Madrid

jueves, 10 de abril de 2014

III Encuentro de rectores Universia - cuarto sondeo


En julio de 2014 se celebrará en Rio de Janeiro el “III Encuentro de Rectores Universia”. Un acto que acogerá a rectores de todo el mundo bajo el lema “La Universidad del siglo XXI: una reflexión desde Iberoamérica”. Como antesala de esta cita, el Comité Organizador ha puesto en marcha una serie de sondeos de opinión on-line dirigidos a la comunidad universitaria.

Tu aportación es muy importante para elaborar conclusiones cercanas a la realidad universitaria iberoamericana.

El cuarto de ellos, “Universidades creativas e innovadoras”, está dedicado a las funciones de investigación, innovación y transferencia tecnológica que llevan a cabo las universidades en sus distintas dimensiones y modalidades. Estará abierto hasta el 22 de abril y agradeceríamos mucho conocer tu opinión.

Puedes acceder a través del enlace:


Cumplimentarlo te llevará pocos minutos.
Muchas gracias por tu colaboración.