jueves, 10 de marzo de 2011

La explicación sociológica: una introducción a la Sociología. Resumen capítulo 7 Parte III

La asignatura Introducción a la Sociología I y II tiene como bibliografía básica el libro de La explicación sociológica: una introducción a la Sociología de José Félix Tezanos Tortajada, para Grado de Sociología y Ciencia Política.
Estos son mis resúmenes de cada capítulo de este libro, agradecería que si creen que pueden ser mejorados o están mal resueltos, me lo hagan saber.

3. Las sociedades animales
Las sociedades superiores de insectos (abejas, hormigas y termitas) constituyen uno de los tipos de sociedades animales más antiguas conocidas. Y algunas como las termitas presentan formas de organización social muy sofisticadas: rígida división de trabajo con una diferenciación entre individuos muy diferenciados entre sí.
Termitas
La sociedades de insectos son, sociedades básicamente estáticas en las que no se producen modificaciones y en las que no existen márgenes significativos de variación en el comportamiento de los individuos. El comportamiento social es automático, mecánico, rígido y permanente. Las sociedades, en su conjunto, funcionan con una extraordinaria y sorprendente precisión, casi como un gran organismo viviente.
El termitero se ha presentado a veces como ejemplificación aberrante de a dónde puede conducir la rigidificación perfeccionante de las organizaciones sociales. Sin embargo, la realidad es que este tipo de gregarismo, esta clase de instinto social de los insectos, no se presenta de la misma manera en las sociedades de animales vertebrados. Mientras los invertebrados aceptan pasivamente una situación de subordinación tiránica al todo social, entre los primates la jerarquía social y las situaciones de dominación, no vienen determinadas por los rasgos morfológicos diferenciados heredados, sino se producen entre individuos iguales.
Las observaciones registradas en numerosos estudios sobre las sociedades de monos permiten establecer:
·      Se ha podido constatar la existencia de sentimientos de territorialidad. Los territorios sirven como fuente de obtención de alimentos. Y ese sentimiento de territorialidad influye en la estructura de dominación interna del grupo y como mecanismos autorreguladores en la dimensionalización del mismo.
·      La autorregulación demográfica, que se plasma en el mantenimiento de las dimensiones del grupo, mediante las prácticas de la exclusión.
·      La existencia de una clara diferenciación de lazos sociales y de estructuras de dependencia que reflejan la misma complejidad de sus sistemas sociales: jerarquía sociales, lazos entre madres e hijos o lazos entre machos y hembras.
·      El establecimiento de relaciones afectivas entre individuos del mismo sexo, en forma de nexos de solidaridad, entre jóvenes, entre grupos marginados y expulsados, entre hermanos, etc.
·      Diferenciación de papeles por sexo y edad e, incluso, por función.

¿Cuáles son los principales rasgos diferenciadores entre las sociedades de primates y las sociedades e insectos?
1.    Presentan externamente unos perfiles generales bastantes diferenciados. En los primates lo social tiene un carácter menos rígido y mecánico y el margen de autonomía para las manifestaciones individuales es bastante considerable.
2.    En las sociedades de primates, hay un considerable grado de dinamismo interno e incluso de aparente desorden, que contrasta con el funcionamiento del termitero o el hormiguero.

Las propias características y formas de comportamiento de las sociedades de primates, hacen posible el descubrimiento de nuevas pautas de conducta socialmente útiles, que pueden pasar a formar parte del acervo de sus “proto-culturas” y ser transmitidas, de generación a generación. El equilibrio de elementos de orden-desorden-libertad hace posible, que en ciertas sociedades se produzcan innovaciones que impulsan una cierta evolución socio-cultural.