martes, 15 de marzo de 2011

La explicación sociológica: una introducción a la Sociología. Resumen capítulo 8 Parte III

La asignatura Introducción a la Sociología I y II tiene como bibliografía básica el libro de La explicación sociológica: una introducción a la Sociología de José Félix Tezanos Tortajada, para Grado de Sociología y Ciencia Política.
Estos son mis resúmenes de cada capítulo de este libro, agradecería que si creen que pueden ser mejorados o están mal resueltos, me lo hagan saber.

3.-Principales características de la sociedad industrial
La sociedad industrial ha sido definida por los sociólogos de maneras diferentes, por ejemplo:

·      Aron la consideró como la sociedad en donde la industria, la gran industria, sería la forma de producción más característica. Las características de la sociedad se basan en la separación de la empresa con la familia, la introducción de un modo original de división del trabajo, una compleja y variada división tecnológica del trabajo, la acumulación de capital, la concentración obrera en el lugar de trabajo. Aron subrayará que la sociedad industrial se orientará en lograr en máximo de producción y de eficiencia, entre otras cosas, mediante la renovación de los instrumentos y de la organización del trabajo según el progreso de la ciencia.

A continuación nos ocuparemos de algunas de las principales dimensiones básicas del fenómeno de emergencia de la sociedad industrial:
1.    La invención de la máquina de vapor por James Watt en 1769 fue uno de los cambios más revolucionarios y que mayores consecuencias prácticas ha tenido en nuestra era. La máquina no sólo reemplaza a la mano humana en la realización de determinadas tareas, sino que supone también un cambio tremendo, desplazando las demás formas hasta entonces comunes: energía muscular, energía animal, energía eólica e hidráulica. Las fábricas desplazan los viejos sistemas gremiales de producción y de trabajo a domicilio, se producen grandes cantidades de mercancías con una mano de obra poco especializada, obteniendo el abaratamiento de costes, mayor competitividad y mayores posibilidades de beneficios.
2.    El sistema de producción industrial dio lugar a una creciente división de trabajo y en una especialización de tareas y oficios. Los trabajadores fueron perdiendo la conciencia de estar produciendo mercancías concretas, pasando a tener percepciones de tareas rutinarias en cadenas de producción. Los trabajos se hicieron impersonales y regidos por las neutras y frías leyes del mercado, conformándose como único vínculo, el del salario, separándose el trabajo de la vida.
3.    La industrialización supuso también la implantación práctica de nuevos valores sociales y económicos y de nuevas pautas de conducta. Lo que importa no será tanto el valor de uso de las cosas, como el valor de cambio, traducidas en términos dinerarios. La empresa funciona de acuerdo con la ley del mínimo coste y del máximo beneficio, y al margen de consideraciones morales, políticas o religiosas. De la mano de Adam Smith, Adam Fergunson, etc., se desarrolla una nueva disciplina, la Economía, independizándose de la Política. Las ideas de racionalidad, cálculo, previsión, rentabilidad, inversión, etc., formarán parte de un conjunto más amplios de valores que influirán en los comportamientos de los ciudadanos.
4.    El proceso de industrialización implica nuevas necesidades en la conformación del orden político. El Estado moderno, vendrá a ser un elemento importante para la consolidación de estos grandes mercados nacionales. La clase burguesa se estableció como el principal protagonista del nuevo orden social en ascenso.
5.    La sociedad industrial se caracteriza por los nuevos perfiles de estratificación y del conflicto de clases y de antagonismo social. Se establece el enfrentamiento de las dos grandes clases surgidas del hilo de la revolución industrial: la clase burguesa y la clase trabajadora. Los bajos salarios, carencia de seguridad social, falta de reglamentación del trabajo de mujeres y niños, condiciones deficientes de trabajo, dieron lugar al desarrollo de una especial sensibilidad entre las barriadas fabriles, donde los pensamientos socialistas encontraron las condiciones para una recepción positiva de sus mensajes.
6.    La revolución industrial marcó el tránsito de una sociedad estable a una sociedad en cambio permanente. Ámbito de movilidad como los de carácter geográfico (éxodo rural), profesional (del gremial a la división del trabajo), social (movilidad de clase).