miércoles, 20 de julio de 2011

Con un "trabajador inmigrante". Curso Historia de Vida - Parte II

Este es mi trabajo realizado en el Curso Historia de Vida: Su aplicación en las ciencias sociales, impartido en la UNED Bergara, Guipuzkoa, en el módulo tres del mismo: La política de la investigación, basado en la entrevista de Abdelmalek Sayad, titulada "Con un trabajador inmigrante", y extraída del libro "La miseria del mundo" de Pierre Bourdieu (Akal Ediciones).


Introduce una visión que no se queda en el análisis de la imagen histórica y social proyectada por Abbas, sino que se centra en la interpretación que el sujeto hace de su vida y de todo el conjunto de actores que le acompañan en su relato.

(…) supe lo qué es la desocupación, los bajos salarios, la miseria del trabajador…
(…) pero los otros tiene la suerte de estar ciegos…, de no ver nada…

Lo importante es el modo en que Abbas interpreta su vida y relata la interpretación que de esa misma vida hacen otros, o en su caso, los otros no ven, lo que él sí que puede percibir, por eso Abbas, es infeliz. Un relato discursivo junto con otros discursos que comparten un momento histórico. Un relato de vida coral, desde el discurso individual..

(…) No ven nada, no oyen nada; se olvidaron de todo,
no se acuerdan de nada. Son felices.

Dirigida al conocimiento de lo diverso y diferente, desde la entrevista aborda estudio de una comunidad, la de un “trabajador inmigrante”, un grupo social, una cultura en otra cultura, dos “Francias”, dos caras de una misma moneda. El lector abre su mirada y comparte con Abbas su actividad, su acción vital, obteniendo con ello comprender mejor la realidad. La aprehensión de un fragmento de la realidad, una captura de una vida, Abbas nos introduce en su vida, con su recuerdos, con su memoria.
La observación que se sustenta en lo que observa Abbas. Lo idéntico e implícito de su mundo cotidiano, próximo a la realidad existente, pero no conocido o cercano. Una memoria que se ocupa además de la reflexión de otros sujetos, coetáneos, pero paralelos a una realidad que Abbas distingue alejada de la suya.
Es un viaje discursivo al encuentro de sus propias huellas, un intento en conseguir la materialidad de su memoria, como un hecho de su actividad humana, el desgaste que será susceptible de convertirse en el significado existencial. La referencia a la experiencia y el trabajo de Abbas, su huella en la vida, que resolverá en una apertura a los cambios que el tiempo provoca y justifica.

(…) No son las cosas las que cambiaron el camino, somos nosotros; es nuestra mirada sobre las cosas la que cambió con el tiempo.