viernes, 21 de enero de 2011

Max Weber resumen

Está cerca el examen de Introducción a la Sociología I en la UNED. Hoy toca repasar a Weber.



Weber es posiblemente uno de los padres fundadores cuya obra tiene más influencia en la Sociología actual, especialmente en el campo de la sociología política, del conocimiento y de los análisis de la estratificación social. Max Weber y su Sociología comprensiva representa la teoría seociológica clásica institucionalizada que ha perfilado toda la Sociología contemporánea del siglo XX y del XXI.

Weber define la sociología como “una ciencia que aspira a la comprensión interpretativa de la acción social para obtener la explicación causal de un curso y efectos”. Para Weber el rasgo distintivo de las relaciones sociales es el hecho de que éstas tienen el sentido para aquellos que participan en ellas, y sólo a través del análisis de los diferentes tipos de acción humana es como alcanzamos el conocimiento de la naturaleza y variedad de las sociedades humanas.
Como mejor se le conoce es por el estudio que hace de la afinidad que hay entre la visión del mundo del protestantismo y la motivación del empresario capitalista en la obra “La ética protestante y el espíritu del capitalismo” donde se subraya que Weber descubrió los orígenes del capitalismo y de la modernidad, fue un mágnifico ejemplo de investigación sociológica.
No dejó una escuela weberiana,  y sin construir una teoría general, un sistema concreto y cerrado, apuntando que toda obra científica tendría que ser “superada” con el paso del tiempo.
Sus obras pueden agruparse en:

·      Estudios de metodología, critica y filosofía.
·      Obras de carácter histórico.
·      Sociología de la religión.
·      Economía y sociedad.

Buena parte de la obra de Weber está alentada por un contraste y un diálogo intelectual permanante con Marx. Weber partió de la realidad desde la utilización de un enfoque metodológico exluyendo las explicaciones unicausales, intentando separar de sus análisis el plano del poder económico, del plano del poder político.

Las discrepancias con Marx eran:
·      Para Weber el capitalismo no era negativo.
·      Las clases sociales y el conflicto no estaban únicamente imbricadas con la economía, sino causas deológicas, culturales, de poder político, etc.
·      La autoridad y el poder político no eran un reflejo de las condiiones infra-estructurales sino con una lógica propia.
·      Para Weber la religión era fuente de dinamismo económico.

Weber reinvindicó la dimensión científica de la Sociología; establecer relaciones causales, pero reconociendo la especificidad de los fenómenos sociales. Su enfoque lo calificó como “método comprensivo” que intentaba abarcar lo objetivo y subjetivo en una perspectiva histórica concreta y así definió la Sociología como “una ciencia que pretende entender interpretándola la acción social para de esa manera explicarla causalmente en su desarrollo y efectos”. Weber partía de dos enfoques: el metodológico-multicausal y el de separar el plano del poder económico del político.
El método comprensivo integraba tres planos de análisis:
·      Objetivo y sus relaciones de causalidad.
·      Subjetivo y sus dimensiones de significatividad.
·      Histórico como gran horizonte analítico.

Las herramientas fundamentales de su análisis eran:
·      Acción: como conducta humana y donde la acción social estará referida a la conducta de otros.
·      La relación social: Para él es núcleo básico, la reducción mínima, que implica una significación social es la "relación social", término que Weber utiliza para "denotar la conducta de una pluralidad de actores en tanto en cuanto, en su contenido significativo, la acción de cada uno tenga en cuenta la de otros y se oriente en estos términos"
·      La interpretación causal correcta de una acción concreta: consistirá en que el desarrollo externo y el motivo hayan sido conocidos de un modo certero, y comprendidos con sentido en su conexión.

El marco conceptual básico de Weber para entender las acciones sociales, es el “tipo”. Instrumentos metodológicos que permiten una mayor comprensión de la realidad, proporcionando determinados modelos de ordenación con tipos puros, o ideales, y tipos-promedio.
Weber no intentó descubrir “verdades” abosultas, sino orientaciones útiles.