lunes, 31 de enero de 2011

Técnicas de investigación Social I, Autoevaluación Parte II, capítulo 7

Aquí las respuesta de la autoevaluación que nos encontramos al final de cada capítulo del libro Introducción a la Técnicas de Investigación Social de Callejo, Del Val, Gutiérrez y Viedma, Editorial universitaria Ramón Areces, Madrid 2010, material bibliográfico básico de la asignatura “Técnicas de Investigación Social I” del Grado de Sociología de la UNED.
Y como siempre digo, este ejercicio no ha sido corregido por tutor o profesor alguno, por lo que no garantizo que estén correctamente realizados. Y obviamente, estoy abierto a recibir las propuestas que crean necesarias para enriquecer este trabajo.



4.-¿Cuál puede llegar a ser la formulación de las preguntas iniciales del cuestionario?

Página 189
Antes de comenzar el cuestionario conviene hacer alguna pregunta inicial para asegurarnos que el encuestado debe de estar en nuestra muestra. Son preguntas que solicitan información sobre las características de los entrevistados, por si pueden ser incluidos o han de ser excluidos de la muestra.

5.-¿En qué consisten la ordenación del cuestionario denominada embudo?

Página 189
La organización formal habitual en los cuestionarios es la denominada en pirámide invertida o embudo, pues va de los más general a lo más particular. Lo general serían las opiniones de los entrevistados a aspectos poco específicos del objeto del estudio, y lo particular, aquellos rasgos de los sujetos que les ubican en la estructura social

6.-¿Qué ha de tener en cuenta la pregunta que concreta una variable ordinal, en el momento de la precodificación?

Página 190 y 192
Hay que tener en cuenta el nivel de medida de las variables que, habitualmente están representadas en cada una de las preguntas. Y como regla general es que dos categorías distintas no estén codificadas por el mismo número. Recomendándose la utilización de números sencillos para facilitar, posteriormente, la introducción de los datos en el ordenador. En las variables ordinales la codificación ha de guardar un orden.