sábado, 8 de enero de 2011

Técnicas de investigación Social I, Autoevaluación Parte I, capítulo 2

Hoy empiezo a subir las respuesta de la autoevaluación que nos encontramos al final de cada capítulo del libro Introducción a la Técnicas de Investigación Social de Callejo, Del Val, Gutiérrez y Viedma, Editorial universitaria Ramón Areces, Madrid 2010, material bibliográfico básico de la asignatura “Técnicas de Investigación Social I” del Grado de Sociología de la UNED.
Como verán empiezo por el capítulo dos, segunda parte del libro, pues se ha decidido comenzar desde este punto en la tutoría de mi centro asociado. Pues de todos es sabido la enorme complejidad del capítulo primero del libro. De esta manera y siguiendo este orden, lo llegaremos a entender todo, mucho mejor.
Y como siempre digo, este ejercicio no ha sido corregido por tutor o profesor alguno, por lo que no garantizo que estén correctamente realizados. Y obviamente, estoy abierto a recibir las propuestas que crean necesarias para enriquecer este trabajo.

Segunda Parte. Prácticas Cualitativas
Capítulo 2 La observación participante y visual

1.-¿Qué diferencia la observación del simple mirar y qué caracteriza a la observación del científico?

Página 46 y 47
El hecho de observar no se reduce exclusivamente a la capacidad de mirar las cosas que nos rodean. La observación no sólo se lleva a cabo con la vista, es posible observar la realidad a través del gusto, el tacto, el oído u otro medio que pudiéramos inventar para este propósito. El que observa se preocupa por focalizar su vista u otro sentido a aquello que le interesa. En la observación científica la distancia se incrementa por motivos de la objetividad de las observaciones, es algo más que focalizar, es un forma de operar sustentada en una teoría y un método acorde al sistema de una ciencia, son normas comunes de actuación para toda una comunidad científica.

2.-¿Qué es lo que caracteriza a la observación participante frente a la observación en general?

Página 48 a 50
La observación participante es la visión, y no sólo la vivencia común, el punto de encuentro, de confluencia entre el investigador y el objeto de estudio. Es una técnica muy particular, una manera de participar en la observación de otro desde dentro: a través de su visión de las cosas. La observación participante es considerada como un conjunto de técnicas diferentes con identidad propia como puede ser la entrevista en profundidad, las historias de vida, etc. No se debe confundir con otras técnicas de observación, la técnica de observación participante tiene por objeto la recolección y el registro directo de todo aquello que la gente hace o piensa sobre sus propias acciones, sus creencias y sus ideas.

3.-¿Qué papel tiene la identificación en la observación participante?

Página 50 y 51
No es necesario llegar a la identificación con los actores si somos capaces de interpretar el punto de vista de éstos. Las observaciones se enriquecen por tanto con el significado y la interpretación.