jueves, 2 de diciembre de 2010

PREC IV Historia Política y Social Contemporánea de España Parte I

La asignatura Historia Política y Social Contemporánea de España se propone en el Grado de Sociología del curso 2010/11 de la UNED. El cuarto PREC hay que entregarlo antes del 08 de diciembre, y consta de 6 preguntas pertenecientes al Capítulo 4 "Una monarquía liberal que termina en dictadura militar (1899-1930)" del libro Historia de España de Julio Valdeón, Pérez y Juliá de Espasa Calpe, bibliografía básica de la asignatura. Recuerdo, como en todos los ejercicios que cuelgo en este blog, que agradecería comentarios y/o sugerencias. Este ejercicio no ha tenido correcciones de tutor y/o equipo docente.




1. Describa en menos de un folio el mecanismo político de funcionamiento del sistema de turno que comienza en 1885.

Cánovas del Castillo
En las vísperas de la muerte del rey Alfonso XII se firma el 24 de noviembre de 1885 el Pacto de El Pardo entre Cánovas del Castillo y Práxedes Mateo Sagasta, líderes del Partido Conservador y el Partido Liberal respectivamente, con el objetivo de apoyar la regencia de doña María Cristina de Habsburgo-Lorena (embarazada del futuro rey Alfonso XIII) como garantía de continuidad de la monarquía, frente a las presiones de los carlistas y republicanos.
Aunque ya se tenía tácitamente ese acuerdo desde 1881, cuando Sagasta ya accede al poder, tras obtener Cánovas de éstos, la aceptación de la Constitución de 1876. Este turno pacífico permitía la evolución política dentro del régimen mismo. Los liberales con las conquistas del sufragio universal y la institución del jurado, y los conservadores defendiendo sus principios en la oposición. Con este pacto liberales y conservadores no necesitaban recurrir a la fuerza, pues sólo debían esperar su turno dentro de una Constitución acatada por ambos, y obtenían con ello alejar el “fantasma” de las añejas dinámicas del levantamiento militar.
Cánovas era el ejemplo paradigmático de político civil, presentado la Restauración como ente civil. Defendía a ultranza el sistema inglés de partidos como arquetipo eficiente para una monarquía parlamentaria estable. Su declarada intención de britanizar la política española hizo posible que sus críticos le reprocharan una serie de pactos hipócritas por lo que se traspasaban el poder, en una falsa apariencia de democracia.
Fue un pacto basado en la adulteración sistemática de las elecciones, en un diálogo bipartidista que dominó la vida política y la historia de los gobiernos de la Restauración.