jueves, 16 de diciembre de 2010

PREC VI Historia Política y Social Contemporánea de España Parte II

La asignatura Historia Política y Social Contemporánea de España se propone en el Grado de Sociología del curso 2010/11 de la UNED. El sexto PREC hay que entregarlo antes del 10 de enero, y consta de 6 preguntas pertenecientes al Capítulo 6 "Larga dictadura del General Franco (1939-1975)" del libro Historia de España de Julio Valdeón, Pérez y Juliá de Espasa Calpe, bibliografía básica de la asignatura. Recuerdo, como en todos los ejercicios que cuelgo en este blog, que agradecería comentarios y/o sugerencias. Este ejercicio no ha tenido correcciones de tutor y/o equipo docente.


2. ¿Qué medida/s jurídica/s adoptó el Régimen para poder ser aceptado por los aliados?

Alberto Martín Artajo
Franco se atrevió en despojarse del aparato fascistoide del régimen con el ánimo de destacar la naturaleza católica, por ende anticomunista, y con ello estimular un acercamiento a Washington y a la Santa Sede. Con la necesidad de hacer al régimen tolerable por los aliados, impulsó unas medidas conocidas con el Fuero de los Españoles, decretado en julio de 1945, una tarea encomendada al ministro de Relaciones Exteriores, Martín Artajo. Una de las leyes fundamentales del franquismo donde se establecía una serie de derechos, libertades y deberes del pueblo español, pretendiendo convertirse en una declaración de derechos y libertades, aparentemente liberal.
Consistía fundamentalmente en ganar credibilidad, desvaneciendo la imagen que España era “fascista”. El Fuero de los Españoles igualmente emitía ilusorias promesas de “libertades”, pasando a ser un ensayo de cosmética constitucional para consumo en el exterior; fue bendecido por el cardenal primado como justificación de “el sentido de la libertad cristiana, opuesto al totalitarismo estatista”. También promulgó dos nuevas leyes incorporadas a la de Cortes para definir la naturaleza del Estado todavía en construcción: la Ley de Referéndum Nacional de 22 de octubre de 1945 y, algo más tarde, la Ley de Sucesión a la Jefatura de Estado de 26 de julio de 1947.
En 1947, Franco declaró que España era una monarquía que le tenía por Regente perpetuo. En el artículo primero de la Ley de sucesión, España se definía como “Estado católico, social y representativo que, de acuerdo con su tradición, se declara constituido en reino”. En julio de ese año, Franco empleó por primera vez del instrumento favorito de los gobiernos totalitarios: un referéndum sobre las nuevas reformas constitucionales. La maquinaria propagandística de la dictadura intimidaba con una nueva Guerra Civil: “Franquismo o comunismo”. La esperada respuesta fue un 82 % de votos favorables.
La primera potencia importante que otorgó reconocimiento diplomático a Franco fue el Vaticano, y que obedecía únicamente al Concordato de 1953, que imponía el reconocimiento formal del Estado confesional católico. El Acuerdo de Bases de septiembre de 1953 respondió a las necesidades estratégicas de los Estados Unidos.