miércoles, 22 de diciembre de 2010

PREC VII Historia Política y Social Contemporánea de España Parte II

La asignatura Historia Política y Social Contemporánea de España se propone en el Grado de Sociología del curso 2010/11 de la UNED. El séptimo PREC hay que entregarlo antes del 17 de enero, y consta de 6 preguntas pertenecientes al Capítulo 7 "Una democracia por fin consolidada (1976-...)" del libro Historia de España de Julio Valdeón, Pérez y Juliá de Espasa Calpe, bibliografía básica de la asignatura. Recuerdo, como en todos los ejercicios que cuelgo en este blog, que agradecería comentarios y/o sugerencias. Este ejercicio no ha tenido correcciones de tutor y/o equipo docente.



2. ¿Cómo se caracteriza el momento político de comienzos de 1977?

El momento político al inicio de 1977 se caracterizó por una evidente regresión de los inmovilistas, una consolidación de los reformistas y un ascenso de la oposición democrática. Pero las reglas que administraría el nuevo sistema político estaban todavía en debate, y en lo referido al orden público dominaba todavía el de tiempos pretéritos. Las fuerzas del orden seguían actuando con su conocida ferocidad, y tribunales militares instruían sumarios vinculados con el orden público,
ETA, la organización independentista y terrorista vasca creada en 1959 como brazo armado de la liberación vasca, continuaba con su lucha, mató en atentados entre 1975 y 1980 a un total de 236 personas. España quedó conmocionada cuando el 24 de enero de 1977 pistoleros de extrema derecha asesinaron en Madrid a cinco abogados laboralistas próximos al Partido Comunista. El ejercitó no veía con buenos ojos el proceso hacia la democracia.
Pero los terroristas no lograron el objetivo de intimidar y debilitar las instituciones sino muy al contrario, pues la mayor parte de la población se echó a la calle en una expresión pacífica y espontánea de solidaridad con el Partido Comunista. La conmoción generada con ese crimen despreciable además de legitimar al Partido Comunista, bloqueó al ejército que no se movió, ni se instauró en estado de excepción. El terror continuó con secuestros y asesinatos a policías pero la reacción popular antes citada, de no ceder ante el miedo, por salir a la calle acompañando a los muertos, la revalidación del compromiso democrático por los medios de comunicación, la conducta de los mandatarios comunistas, la calma y el autocontrol del gobierno, impulsó el proceso de negociación y de legalización de los partidos políticos.