viernes, 17 de diciembre de 2010

PREC VI Historia Política y Social Contemporánea de España Parte III

La asignatura Historia Política y Social Contemporánea de España se propone en el Grado de Sociología del curso 2010/11 de la UNED. El sexto PREC hay que entregarlo antes del 10 de enero, y consta de 6 preguntas pertenecientes al Capítulo 6 "Larga dictadura del General Franco (1939-1975)" del libro Historia de España de Julio Valdeón, Pérez y Juliá de Espasa Calpe, bibliografía básica de la asignatura. Recuerdo, como en todos los ejercicios que cuelgo en este blog, que agradecería comentarios y/o sugerencias. Este ejercicio no ha tenido correcciones de tutor y/o equipo docente.


3. ¿Cuáles fueron las causas de la crisis de gobierno de 1951?

El nacionalismo económico establecido en la autarquía en las postrimerías de la década de 1940, en el autoabastecimiento era algo más que una peculiaridad ideológica del nuevo Estado. Una característica exclusiva de la economía española que se basaba en el racionamiento de los artículos que escaseaban, el control de los precios, la ineptitud del mecanismo que administraba los controles, y en estimar el dirigismo y la autarquía como la política apropiada para un “Estado imperial militar”. El clásico modelo decimonónico de subdesarrollo con numerosos desaciertos cometidos como:

·      Merma en la producción agraria.
·      No llegaban suministros a la industria.
·      Economía aferrada por la inflexibilidad del intervencionismo estatal.
·      Proliferación de una burocracia ineficaz.
·      Incremento del mercado negro.
·      Minoración del nivel de vida.

El descenso de los salarios reales impulsó en 1951 a la afirmación de las primeras muestras de malestar obrero. El anuncio de una subida de precios de los transportes provocó una avalancha de huelgas en Barcelona, Madrid y en el País Vasco, acalladas con la implacable represión política, combinada con la apatía generada por la lucha por la supervivencia, con severa legislación que no lograba erradicar el estraperlo.
Todo esto fomentó en julio de 1951 a una de las crisis de gobierno que anunciaba el comienzo de otra política. Pero Franco nunca llegó a implantar cambios contundentes y asignó otra vez ponderadamente el poder entre militares, Acción Católica y Falange, con algún monárquico, también.