sábado, 25 de diciembre de 2010

PREC VII Historia Política y Social Contemporánea de España Parte V

FELIZ NAVIDAD. Espero y deseo que se nos cumplan todos nuestros deseos en el próximo año. Uno de ellos, seguro que coincidimos, al menos estudiando un poco, con certeza contribuirá a conseguirlo.

La asignatura Historia Política y Social Contemporánea de España se propone en el Grado de Sociología del curso 2010/11 de la UNED. El séptimo PREC hay que entregarlo antes del 17 de enero, y consta de 6 preguntas pertenecientes al Capítulo 7 "Una democracia por fin consolidada (1976-...)" del libro Historia de España de Julio Valdeón, Pérez y Juliá de Espasa Calpe, bibliografía básica de la asignatura. Recuerdo, como en todos los ejercicios que cuelgo en este blog, que agradecería comentarios y/o sugerencias. Este ejercicio no ha tenido correcciones de tutor y/o equipo docente.




5. ¿Qué otros deberes y derechos recoge la Constitución?

Miembros de la ponencia constitucional, 1978
La Constitución de 1978, aprobada por Senado y Congreso en 31 de octubre y por los españoles el 6 de noviembre de ese año, configuró una Monarquía parlamentaria y un Estado autonómico con nacionalidades y regiones autónomas. La Constitución, un texto consensuado por todas las fuerzas políticas y elaborada por una comisión de personalidades notables, reconocía y garantizaba todas las libertades democráticas, los partidos políticos y los sindicatos, abolía la pena de muerte, fijaba la mayoría de edad en los 18 años, configuraba un Estado aconfesional contemplando el significado de la Iglesia católica en la historia española, legalizaba el divorcio, el derecho a la huelga, reconocimiento de la propiedad privada y de la libertad de empresa y la economía de mercado aunque con un sector público y con la intervención por medio de la planificación económica y hasta la incautación de la propiedad en caso necesario. España se redefinía, como un Estado social y democrático de derecho, como una democracia plena y avanzada.

La Constitución limita los poderes de la corona, desempeñando funciones de naturaleza eminentemente simbólica y que carece de poder efectivo de decisión. El texto consagra el bicameralismo con criterios de representación proporcional para el Congreso, y un sistema mayoritario con representación igual por provincia para el Senado.
La Constitución desarrolla la lista más larga de derechos fundamentales del constitucionalismo español, en el Título I ("De los derechos y deberes fundamentales"), incluye cinco capítulos dedicados a determinar la titularidad de tales Derechos (Capítulo I), a enumerarlos (Capítulo II), y a garantizarlos (Capítulos IV y V). Haciendo énfasis también en una tabla de principios rectores de la política social y económica (Capítulo III), de eficacia netamente programática.
La filosofía de este texto constitucional, con sus cuestiones abiertas y sus ambigüedades es que se trata de una enumeración abierta, que permite la inclusión de nuevos derechos fundamentales que sean inseparables a la dignidad de la persona mediante la reforma constitucional, la interpretación jurisprudencial o la suscripción de acuerdos y tratados internacionales.