viernes, 15 de octubre de 2010

Del sujeto débil a la debilidad de los sujetos históricos


Del sujeto débil a la debilidad de los sujetos históricos

La mayor parte de los movimientos sociales y políticos acaecidos en las sociedades industriales desde el conflicto de clases se establecieron desde una teoría frágil -sin aprobación empírica-, del sujeto único de la historia. Los pensamientos actuales se dirigen a la teoría del sujeto frágil, difuso, sin precisión sociológica idónea.
La debilidad de las teorías sobre la <<clase social total>> ocasionó ciertas frustraciones entre los que defendieron estos planteamientos. Actualmente y por la propia evolución social, se está debilitando la posición de las viejas clases trabajadoras, en paralelo a la emergencia de nuevos sectores excluidos que manifiestan un nivel de división y de desgaste de sus posiciones, que se transfiguran en sujetos sociales débiles y difuminados.
En el desarrollo de la evolución de las sociedades industriales se ha configurado  que la clase obrera tradicional so sólo no se ha convertido en un grupo social mayoritario, sino que la tendencia apunta a una creciente disminución de sus efectivos.
El problema de las infraclases, radica el de su marginación o segregación del sistema como tal, su exclusión de la naturaleza de la relaciones económicas comunes. Exclusión que se llega por motivos de origen social, movilidad social descendente, desempleo o edad. Se establece por tanto una dualidad que tiene un origen estructural y que no encaja con razones sexuales o étnicas.

Resumen de epígrafe de La sociedad dividida de José Félix Tezanos