martes, 8 de mayo de 2012

Historia de las Ideas Políticas Resúmenes Parte 32


En la asignatura de Historia de las Ideas Políticas del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral; resúmenes del libro Ideas y Formas Políticas: Del triunfo del Absolutismo a la Posmodernidad, bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s.  Derechos reservados, sus autores.

José Rodrigo Crespo - Tema 1 El triunfo del absolutismo // Elisa Ruiz Rodríguez - Tema 2 De la Ilustración al Estado Liberal // Alejandro Gessé Ponce - Tema 3 Los fundamentos de la democracia: de Rosseau a la Revolución Francesa // María Hernando García - Tema 4 El idealismo // Tomás Javier Prieto González - Tema 5 Tradicionalismo y Conservadurismo // Mónica Platero - Tema 6 El pensamiento político norteamericano: de los Founding Fathers a la consolidación de la nación americana // Juan José Amate Ruiz - Tema 7 El liberalismo posrevolucionario // Víctor Riesgo Gómez - Tema 8 Utilitarismo y liberalismo en Inglaterra // Pedro Medina Charavía - Tema 9 Del socialismo utópico al anarquismo // Carla Torres Segura - Tema 10 El anarquismo // Antonio Jesús Acevedo Blanco - Tema 11 Karl Marx y el Marxismo // José Bargallo Roges - Tema 12 El nacionalismo en el siglo XXI // Julio Monteagudo Diz – Tema 13 Totalitarismo (I): Fascismo y Nacional-Socialismo // Inocencia González Fernández Tema 14 Totalitarismo (II): El Comunismo Marxista-Leninista // Eva Del Riego Eguiluz – Tema 15 Los Liberalismo de posguerra // Carolina Judith Rabazo Pérez - Tema 16 Políticas del posmodernismo

ROBERT OWEN


   A Robert Owen se le considera un socialista utópico clásico. Fue un empresario socialista de origen humilde que “se hizo a sí mismo” y que pudo contemplar de primera mano las consecuencias de la industrialización y la situación de las clases bajas. Owen, como Rousseau, creía en la bondad del ser humano en naturaleza, pero pensaba que la sociedad lo había transformado en un ser egoísta, de ahí la importancia que concede a la educación. Aunque Robert Owen se vio influido por Rousseau y el racionalismo francés, su talante pragmático lo mantiene en el ámbito intelectual británico;  y su preocupación por la moral desde el punto de vista social lo convierte en un reformista partidario de la transformación de la sociedad. Como empresario inició múltiples proyectos en sus fábricas para la mejora de las condiciones de vida de los trabajadores, unas veces con más éxito que otras, arruinándose en varias ocasiones. Asimismo tuvo interesantes intuiciones económicas, como la subida de los salarios para incrementar la demanda, que posteriormente serían mejor desarrolladas. Owen pensaba que la intervención de los gobiernos era imprescindible para la consecución de las reformas, y por ello mantuvo contactos con los dirigentes políticos. También se acercó al movimiento cartista, llamados así porque sus demandas, como la supresión de la ley de pobres y la disminución de la jornada laboral, se recogían en un documento llamado la Carta del Pueblo. Aunque la relación de Owen con los cartistas fue ambivalente: el rechazo de Owen a la huelga, la apelación al pueblo como elemento legitimador por parte de los dirigentes cartistas, y la inclinación de Owen por la vía negociadora y por la separación entre la política y las demandas laborales, supusieron no pocos enfrentamientos. Robert Owen también era partidario de la negociación con las “trade unions” aunque, una vez más, el uso de la huelga fue motivo de discrepancias.

LOS ORÍGENES DEL UTOPISMO EN FRANCIA

   La tradición utopista en Francia tiene sus raíces en el siglo XVIII y también está influenciada por Rousseau, sobre todo por su igualitarismo. El primer socialismo francés, que encontró su caldo de cultivo en la Revolución, tenía un marcado carácter igualitarista.
   El representante más destacado del incipiente socialismo utópico francés fue François Babeuf. Babeuf comienza como agitador político durante la Revolución al margen de sus protagonistas principales (jacobinos y girondinos). Su ideología tiene un fuerte contenido social e integra la demanda de supresión de la propiedad privada y del derecho de herencia. Asimismo proponía una revolución social que implantase la colectivización de la tierra sin descartar, si era necesario, el uso de la violencia. El igualitarismo de Babeuf inspiró a muchos pensadores que, considerándose sus herederos, lo recordarán como el padre del comunismo. François Babeuf murió en la guillotina condenado por el Directorio después del intento de la Conspiración de los iguales, una operación clandestina que pretendía el alzamiento de las clases populares. El legado de Babeuf puede considerarse arcaico por basar su propuesta de renovación social en la tierra sin tener en cuenta la industrialización y por su mesianismo igualitario, o moderno por su propuesta en un contexto social tradicional.