miércoles, 9 de mayo de 2012

Historia de las Ideas Políticas Resúmenes Parte 33


En la asignatura de Historia de las Ideas Políticas del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral; resúmenes del libro Ideas y Formas Políticas: Del triunfo del Absolutismo a la Posmodernidad, bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s.  Derechos reservados, sus autores.

José Rodrigo Crespo - Tema 1 El triunfo del absolutismo // Elisa Ruiz Rodríguez - Tema 2 De la Ilustración al Estado Liberal // Alejandro Gessé Ponce - Tema 3 Los fundamentos de la democracia: de Rosseau a la Revolución Francesa // María Hernando García - Tema 4 El idealismo // Tomás Javier Prieto González - Tema 5 Tradicionalismo y Conservadurismo // Mónica Platero - Tema 6 El pensamiento político norteamericano: de los Founding Fathers a la consolidación de la nación americana // Juan José Amate Ruiz - Tema 7 El liberalismo posrevolucionario // Víctor Riesgo Gómez - Tema 8 Utilitarismo y liberalismo en Inglaterra // Pedro Medina Charavía - Tema 9 Del socialismo utópico al anarquismo // Carla Torres Segura - Tema 10 El anarquismo // Antonio Jesús Acevedo Blanco - Tema 11 Karl Marx y el Marxismo // José Bargallo Roges - Tema 12 El nacionalismo en el siglo XXI // Julio Monteagudo Diz – Tema 13 Totalitarismo (I): Fascismo y Nacional-Socialismo // Inocencia González Fernández Tema 14 Totalitarismo (II): El Comunismo Marxista-Leninista // Eva Del Riego Eguiluz – Tema 15 Los Liberalismo de posguerra // Carolina Judith Rabazo Pérez - Tema 16 Políticas del posmodernismo

SAINT-SIMON


   El aventurero Henri de Rouvroy, conde de Saint-Simon, que renunció a sus prerrogativas como miembro de la nobleza, luchó por la independencia de los EE.UU. y participó activamente en la Asamblea Nacional durante la Revolución hasta su radicalización, aporta ideas de sumo interés para el análisis del pensamiento del siglo XIX. Saint-Simon y sus discípulos, como Auguste Comte, ponen en marcha el estudio de la ciencia social, la sociología.

   Su reflexión parte de que el ser humano se halla en un continuo proceso de mejora. Esto se advierte en la historia de las sociedades humanas, en las que una fase es superada por otra en la que los hombres alcanzan un mayor grado de desarrollo técnico y moral. Saint-Simon consideraba que en su época se estaba asistiendo al nacimiento de la sociedad industrial, que se caracterizaba por el predominio de las actividades de producción, el aumento de la producción a todos los niveles que implicaba un dominio creciente de la naturaleza por parte del hombre. Los protagonistas de la nueva sociedad industrial eran los industriales o productores, opuestos a las clases parasitarias del feudalismo, sistema en el que es la guerra y no la producción la actividad principal. La nueva sociedad requiere unas nuevas formas de relación (la asociación para los fines de producción) y una organización racional así como mayor planificación. Para Saint-Simon la sociedad industrial es el único sistema que ha sido capaz de servir a los intereses del hombre, la más alta realización de la sociedad, y su advenimiento se produce por sí sólo, por eso no es partidario del uso de métodos violentos. Estas ideas están recogidas en sus obras La industria y El sistema, de 1823. Saint-Simon también ideó una especie de religión civil que inspirase y fundamentase, junto con la ciencia, los principios de la sociedad industrial. Las implicaciones de la sociedad industrial, de su planificación y organización racional son, por una parte,  una sociedad de la administración dirigida por organizadores (los productores) responsables de su buen funcionamiento, y por otra la necesidad de un buen conocimiento de la sociedad, de lo económico, lo político y lo social propiamente dicho a través de una ciencia ex profeso: la fisiología social o física social. El Saint-simonismo fue entendido como una rebelión de las clases productoras (empresarios y trabajadores) frente a las clases parasitarias (nobles y religiosos) y como una apología de los grupos en ascenso: los industriales.

FOURIER

   Charles Fourier fue un miembro de la clase media, de la clase de los productores. Realizó una crítica completa de la sociedad industrial y de sus bases sociales, mentales y familiares, así como de la moral cristiana. Fourier pensaba que la moral cristiana era represiva y se apoyaba en un masoquismo mental que anulaba las pasiones individuales y las preferencias personales con el objetivo de perpetuar un orden social perverso. Por lo tanto proponía buscar la verdadera personalidad mediante el ejercicio de las pasiones y de la expansión de los sentidos: proponía la persecución de la felicidad. Charles Fourier, por su propuesta de valorar a las personas en cuanto tales, fue uno de los primeros utópicos que habló de la emancipación de la mujer: “la extensión de los privilegios de las mujeres es el principio general de todo progreso social”. Asimismo, y además de la moral tradicional, Fourier critica la organización del trabajo, el comercio y el consumo en el capitalismo: pensaba que las personas no habían nacido para producir sino para desarrollar su personalidad. Una de las propuestas más famosas de Charles Fourier fue la creación de unidades de producción autosuficientes llamadas Falansterios o Falanges, donde el trabajo se distribuiría por capacidades y los beneficios se repartirían entre sus miembros.