viernes, 6 de agosto de 2010

El curso histórico de la desigualdad y la estratificación social

 El curso histórico de la desigualdad y la estratificación social- La sociedad dividida

Las diferencias en las primitivas comunidades cazadoras y recolectoras eran más circunstanciales, cimentadas principalmente en elementos naturales. La evolución a sociedades más complejas originaron una especialización de funciones políticas, donde la posición social de los individuos se enlazaba al lugar ocupado en la estructura de jerarquizaciones y dependencias. Estas disimilitudes se han trazado históricamente en la manifestación de la desigualdad, no sólo como un fenómeno social, sino cultural. Logrando atraer la atención en la literatura sociológica y política, las costumbres de clases occidentales, y las estructuras de clases industriales imbricadas en su evolución con las dispares expresiones del socialismo, los episodios políticos de las sociedades occidentales y el Estado de Bienestar, exteriorización del industrialismo capitalista, transformado por los choques ideológicos y culturales que comenzó en la segunda mitad del siglo XX.
Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial se conceptualizó al respecto, con algunas reflexiones sobre la naturaleza y evolución social. Igualmente se atendió a los dos modelos del desarrollo occidental; modelo de las sociedades agrícolas y el propio de las industriales, entendido éste, como el arquetipo de la sociedad industrial capitalista, un modelo temporal, entendido desde las ideas funcionalista, marxista y weberianas, teorías sobre la estratificación social propuestas que tienden de aceptar la condición histórica, por tanto alterable, de las realidades que estudian.
Tezanos formula finalizando este epígrafe, y anticipándose al siguiente, la obstinación de la literatura sociológica y política relativa a la estratificación, por las teorías clásicas de la sociedad industrial. Y admitiendo que las clases sociales son realidades históricas, por consiguiente dinámicas, nos encontramos unos paradigmas tradicionales imposibilitados para simpatizar con las realidades emergentes. 

Resumen de epígrafe de La Sociedad Dividida de José Félix Tezanos