sábado, 26 de febrero de 2011

La explicación sociológica: una introducción a la Sociología. Resumen capítulo 5 Parte I




La asignatura Introducción a la Sociología I y II tiene como bibliografía básica el libro de La explicación sociológica: una introducción a la Sociología de José Félix Tezanos Tortajada, para Grado de Sociología y Ciencia Política.
Estos son mis resúmenes de cada capítulo de este libro, agradecería que si creen que pueden ser mejorados o están mal resueltos, me lo hagan saber.


La finalidad de la Sociología es el estudio de la sociedad.
1. ¿Qué es la sociedad?
Las sociedades actuales son sociedades de masas, enormemente complejas y dinámicas, en las que lo colectivo, las dimensiones sociales, tienen un peso como nunca antes habían tenido en la historia.
¿Cómo estudiamos a la sociedad?, pues atendiendo a sus problemas y a las partes que la integran, es decir a su estructura social, además de atender a los procesos y relaciones sociales. En toda sociedad existen diversos tipos de grupo sociales, distintas clases sociales, diferentes formas o modelos de comportamiento social y modos estandarizados de interacción, así como un conjunto de instituciones sociales (familia, escuela, Iglesias, Instituciones políticas y económicas) que cumplen funciones específicas. Todo esto, en su completa complejidad, es lo que constituye la sociedad. La Sociología se ocupa de estudiar su estructura, sus cambios y sus problemas, a través de un conjunto de técnicas de investigación (encuestas, sondeos de opinión, análisis de casos, etc.).

2. La estructura social
El concepto de estructura implica fundamentalmente tres elementos:
·      La idea de un conjunto o totalidad.
·      La existencia de unas partes que componen ese conjunto.
·      Una disposición ordenada de relaciones o posiciones de las partes del conjunto.

Talcott Parsons
El concepto de estructura refleja la imagen de un haz de relaciones espaciales. En toda sociedad humana, incluso en las más simples y primitivas, puede identificarse una estructura social de cierta complejidad. En la Sociología actual se han formulado diversas definiciones del concepto de estructura:
·      El organicismo, utilizó el concepto de estructura social de una forma sencilla y básica, donde la sociedad era un “organismo social”, observándose de la misma manera que in biólogo analiza un organismo viviente.
·      El funcionalismo, el enfoque estructural funcional, de la mano de Talcott Parsons, conectó la definición del concepto de estructura social con el concepto de “Sistema”. El concepto de estructura es definido como “un conjunto de relaciones de unidades pautadas relativamente estables, y la unidad del sistema social es el actor. La estructura social es un sistema de relaciones pautadas de actores en cuanto a la capacidad de éstos para desempeñar roles los unos respecto a los otros[1]”.

Más allá de estas definiciones, las ideas comúnmente aceptadas que están en la base de la definición del concepto de estructura social son fundamentalmente cuatro:
1.    La estructura social es entendida como una red o un sistema de relaciones sociales regulares y pautadas, que prevalecen a los individuos concretos y los anteceden. La estructura permanece con los mismos perfiles, mientras que los individuos van siendo reemplazados por otros.
2.    En la medida que las formas y contenidos de las estructuras sociales vienen dadas en las sociedades. Los contenidos son formas de hacer o de estar, que vienen socialmente dadas, que responden a uniformidades ordenadas socialmente.
3.    Las estructuras sociales implican formas estandarizadas de relaciones de ordenamiento, de distancias sociales, de jerarquías y de pendencias de unos individuos y grupos respecto a otros, según papeles sociales, características personales, sociales, culturales etc.
4.    La estructura social general de una sociedad está formada por un conjunto de subestructuras que están interconectadas entre sí de formas muy diversas.

El concepto de estructura social es, desde esta perspectiva dinámica, el marco en que debemos situar el estudio concreto de los diferentes aspectos y formas de relación e interacción que constituyen la sociedad.

3. Los grupos sociales
El grupo social es la realidad más inmediata y central para la Sociología. La dimensión social del hombre se proyecta desde su infancia y a lo largo de su vida en el ámbito de un conjunto de grupos. La sociedad está formada por una tupida red de grupos sociales, unas células o unidades básicas de la sociedad. El hombre es un ser grupal, puesto que el individuo, como ser social, lo es en el ámbito de un conjunto de relaciones concretas.
El estudio de los grupos sociales no se abordó hasta el siglo XX, siendo su redescubrimiento por la Sociología a partir de las investigaciones de Elton Mayo, y posteriores desarrollos en las décadas posteriores a la II Guerra Mundial.
Tenemos que precisar antes de entrar en definiciones conceptuales. En primer lugar, todos los seres humanos forman parte de diferentes grupos de diversa naturaleza, características y extensión, de forma que en toda sociedad el número de grupos es superior al de individuos. En segundo lugar, los grupos sociales son realidades diferentes a:
·      Categorías sociales; personas que tienen las mismas características y realizan los mismo roles sociales.
·      Agregados estadísticos; conjunto de personas que pueden ser clasificadas estadísticamente de acuerdo a algún atributo, característica o elemento lógico de ordenamiento.

Los grupos sociales son unidades sociales con unos contornos determinados y unas características bien precisas. Personas que tienen algún tipo de relaciones sociales entre sí. Grupos que se caracterizan por una cierta estabilidad y los que pertenecen a ellos, se identifican como tales.
De acuerdo con Homans, un grupo social existe cuando hay:
·      Motivos (sentimientos) por parte de sus miembros.
·      Tareas (actividades) para que éstos las cumplan.
·      Y alguna comunicación (interacción) entre ellos.

Los grupos sociales pueden ser clasificados de acuerdo a un gran número de criterios, pero la clasificación que tiene mayor alcance científico es la distinción entre:
·      Grupos primarios, que son considerados como la más universal forma de asociación existente y se definen fundamentalmente por cuatro rasgos:
1.    El tamaño: suficientemente pequeño para que sean posibles las relaciones cara a cara.
2.    El tipo de relaciones: personales, próximas, íntimas y conocimiento mutuo.
3.    El sentido de conciencia grupal: grado de identificación mutua suficiente para que desarrollen un sentimiento de pertenencia.
4.    La importancia de sus miembros: el grupo proporciona a los que pertenecen a él un conjunto de gratificaciones personales, psicológicas y emocionales.

George Homans
Los grupos primarios cumplen importantes funciones sociales, desarrollando un conjunto de creencias, prácticas sociales, jergas específicas, costumbres y tradiciones comunes que tienden a reforzar la cohesión y la solidaridad interna del grupo (grupos de amigos, las pandillas juveniles, los grupos de afinidad socio-cultural y los básicos como la familia, el vecindario y el pueblo). Y la relevancia de éstos para la Sociología estriba en; las funciones sociales que cumplen en la socialización de los individuos, la importancia estratégica en la investigación sociológica por razones cuantitativas y metodológicas, pues constituyen verdaderos micro-cosmos sociales que reflejan a escala reducida muchos rasgos y características de las sociedades. Y por último, el tipo de acción social, como paradigma de la buena práctica de los social. Los individuos pueden desarrollar prácticas sociales, orientar conductas y trabar relaciones gratificantes y eficazmente productivas con su semejantes.

·      Grupo secundario: es el modelo que se corresponde a las organizaciones a gran escala, en las que las relaciones sociales están formalizadas y reguladas en diferentes grados y formas. Las relaciones son impersonales, vínculos contractuales, cooperación indirecta, alto grado de división y diferenciación de tareas y roles sociales. Los principales grupos secundarios son las organizaciones formales (Administración Pública, grandes empresas, etc.), las clases sociales y las entidades sociales macroscópicas (Municipios, Estados, etc.).


[1] Talcott Parsons