jueves, 9 de febrero de 2012

Ecología I: Medio Ambiente y Sociedad. Preguntas de autocomprensión Parte 15

En la asignatura de Ecología I: Medio Ambiente y Sociedad del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral con las preguntas de autocomprensión de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s, como la autorización que me han otorgado para poder publicarlo en este blog. Derechos reservados de sus autores.

Tema 1 La crisis ambiental: Una visión de conjunto – José Bargallo Rofes .Tema 2 Perfil ambiental de España - José Bargallo Rofes. Tema 3 Medio ambiente en Europa - Víctor Riesgo Gómez. Tema 4 Cambio climático – Tomás Javier Prieto González
Tema 5 Escenarios – Rocío Macarena Navarro Carmona // Carolina Judith  Rabazo Pérez. Tema 6 Impacto social de cambio global – Mª Carmen Rego Martínez Tema 7 ¿Cómo afrontar el cambio global? Mitigación y adaptación - Rocío Macarena   Navarro Carmona. Tema 8 Conciencia y comportamiento ecológicos Nekane Ceballos Aurrekoetxea. Tema 9 Protesta y política ambiental en España – Ruth Cardenal Fernández. Tema 10 Movimientos medioambientales y partidos verdes en Europa – Julia Ortega Tovar.



10. Explique el significado y aplicación del Índice de Explotación de los Recursos Hídricos.
El Índice de Explotación de los Recursos Hídricos (IERH): compara los recursos hídricos disponibles en un país o una región con el volumen de agua consumida. Un índice mayor que 20 % suele revelar escasez de agua.
Este nivel de información es clave en términos de una adaptación eficaz al cambio climático. Si conocemos la cantidad de agua disponible en una región, su origen y quiénes la consumen, podremos diseñar estrategias locales eficaces para adaptarnos al cambio climático.

11. Comente las medidas de adaptación al cambio climático en cuanto al agua.
Políticas de adaptación a largo plazo:

-    Proyectos: depósitos, transvases y plantas desaladoras que potabilizan el agua marina.

Los países mediterráneos dependen cada vez más de la desalación para obtener agua dulce.
La desalación puede desempeñar una función legítima en la gestión de agua a largo plazo, pero el proceso de convertir agua salada en agua potable consume grandes cantidades de energía. Por otro lado este proceso genera un subproducto, la salmuera, que es difícil de eliminar y puede ser perjudicial para el medio ambiente.
Un avance positivo es que algunas de las plantas actuales funcionan con energía solar. Sin embargo, la desalación es todavía muy costosa.

-    La gestión de nuestros recursos hídricos: tomar medidas para reducir y gestionar la demanda.

La Directiva Marco sobre el Agua (DMA), obliga a los Estados miembros a fijar precios (aplicar tarifas) para servicios relacionados con el agua como un instrumento eficaz para fomentar el ahorro de agua.
La tarificación del agua es uno de los métodos más eficaces a la hora de influir en las pautas de consumo de agua.
Una gestión efectiva de los recursos hídricos ha de incluir también esfuerzos encaminados a reducir las pérdidas de agua y a la información sobre la eficiencia hidráulica.

12. ¿Cuáles son las perspectivas y recomendaciones relacionadas con el agua que indica el informe sobre adaptación al cambio climático de la AEMA?
En la región alpina, debido al aumento de temperatura, se altera gradualmente la forma en que el sistema montañoso recoge y acumula agua en invierno y la distribuye nuevamente en los meses más cálidos del verano. Los Alpes son cruciales para el abastecimiento de agua de los ocho países alpinos y de gran parte de la Europa continental, pues alimentan a muchos de los principales ríos.
Evolución de las zonas costeras en Europa muestra que el 50 % del litoral mediterráneo está edificado. Más apartamentos, más turistas y más campos de golf se traducen en una mayor demanda de agua La escasez de agua y la sequía son ya un problema en muchas de estas regiones. Las zonas costeras del norte y oeste de Europa, donde se espera un aumento de las inundaciones, también se están desarrollando rápidamente.
Las estrategias y políticas de adaptación deben incluir elementos locales, transfronterizos y de ámbito comunitario. Actividades aparentemente inconexas, como la agricultura y el turismo, la producción de energía y la sanidad pública, deben analizarse conjuntamente.
Todos los Estados miembros de la UE están trabajando en la preparación, el desarrollo y la aplicación de medidas nacionales basadas en la situación observada en cada país. La reflexión colectiva necesaria para que la adaptación resulte eficaz todavía no se ha desarrollado del todo, pero el proceso ya está en marcha.