lunes, 20 de febrero de 2012

Ecología I: Medio Ambiente y Sociedad. Preguntas de autocomprensión Parte 22

En la asignatura de Ecología I: Medio Ambiente y Sociedad del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral con las preguntas de autocomprensión de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s, como la autorización que me han otorgado para poder publicarlo en este blog. Derechos reservados de sus autores.

Tema 1 La crisis ambiental: Una visión de conjunto – José Bargallo Rofes .Tema 2 Perfil ambiental de España - José Bargallo Rofes. Tema 3 Medio ambiente en Europa - Víctor Riesgo Gómez. Tema 4 Cambio climático – Tomás Javier Prieto González
Tema 5 Escenarios – Rocío Macarena Navarro Carmona // Carolina Judith  Rabazo Pérez. Tema 6 Impacto social de cambio global – Mª Carmen Rego Martínez Tema 7 ¿Cómo afrontar el cambio global? Mitigación y adaptación - Rocío Macarena   Navarro Carmona. Tema 8 Conciencia y comportamiento ecológicos Nekane Ceballos Aurrekoetxea. Tema 9 Protesta y política ambiental en España – Ruth Cardenal Fernández. Tema 10 Movimientos medioambientales y partidos verdes en Europa – Julia Ortega Tovar.



9. Características del ciclo del nitrógeno.

El nitrógeno es un elemento esencial para los seres vivos ya que es un componente fundamental del ADN, ARN y las proteínas. El ciclo del nitrógeno consiste en varios depósitos y procesos mediante los cuales se intercambian nitrógeno. Los procesos principales que componen el ciclo del nitrógeno son: la fijación e incorporación de nitrógeno, mineralización, nitrificación y desnitrificación. Este proceso es esencial porque es la única manera en la que los organismos pueden obtener el nitrógeno directamente de la atmósfera. La atmósfera contiene la mayor parte de nitrógeno. Aunque el flujo de los ríos es un componente bastante pequeño del ciclo terrestre contribuye en un 40% del nitrógeno total vertido anualmente al mar. El océano contiene una gran reserva de nitrógeno, obtenidos por la descomposición de la materia orgánica. La mayor parte de la contribución de nitrógeno al océano es devuelto a la atmósfera como N2 por el proceso de desnitrificación.

10. Características del ciclo del azufre.

El azufre es otro de los elementos esenciales para la vida, pues forma parte de las proteínas. Se encuentra fundamentalmente como sulfato, es decir en su forma oxidada. La movilización de ese sulfato por parte de los seres vivos la realizan los microorganismos mediante reducción asimilativa y disimilativa. Los organismos que no tienen capacidad para transformar el sulfato toman el azufre ya reducido de su dieta. Otras fuentes de sulfato atmosférico son la suspensión de partículas de sal, por acción del viento sobre la superficie de los océanos y los suelos áridos. Puesto que el sulfato es muy soluble, en su mayoría se deposita con la lluvia cerca de los puntos de emisión, y el resto es transportado a largas distancias. El DMS atmosférico se oxida a sulfato y sulfonato y forma pequeñas partículas donde condensa el agua. Si esas partículas son muy abundantes, la nube se forma con un número mayor de gotas pequeñas: una vida más larga y a reflejar mejor la luz del sol. Por el contrario si son pocas las partículas, la nube crece con menos gotas y de un tamaño mayor: más transparente a ka radiación solar y se deshace antes en forma de lluvia.

11. ¿Qué relación guardan los procesos de fotosíntesis y mineralización?

Los organismos fotosintéticos, usando la luz solar como energía captan CO2 y producen materia orgánica y oxígeno. Así pues Co2 y O2 están íntimamente relacionados. El proceso contrario es la mineralización de la materia orgánica que tiene lugar como resultado de la respiración de los organismos para extraer la energía contenida en la moléculas orgánicas o procesos fotoquímicos capaces de remineralizar la materia orgánica, con el consiguiente consumo de oxígeno y aumento de CO2 así como de los otros elementos que forman la materia orgánica (N, P, S), incorporándose nuevamente al ciclo en forma inorgánica.

12. ¿En qué reservorios se encuentran mayoritariamente el carbono, el nitrógeno y el azufre?

Carbono: El ciclo global del carbono consta de tres principales reservas de carbono: La atmosférica, la oceánica y la terreste. Los océanos son grandes depósitos de CO2.
Nitrógeno: La forma más abundante de nitrógeno en la atmósfera es molecular, especie menos reactiva. La atmósfera contiene la mayor parte de nitrógeno, y el océano también contiene una gran reserva obtenida por la descomposición de la materia orgánica.
Azufre: Las fuentes mayoritarias de azufre atmosférico son la sal marina, que en su mayoría se vuelve a depositar rápidamente en el océano, y el gas de origen biológico dimetilsulfuro (DMS).

13. ¿Cuál es el papel de los organismos en el funcionamiento de la biosfera?

Los organismos que participan de forma más intensa en la regulación del funcionamiento de la biosfera son los microorganismos. Éstos son responsables de la mayor parte del reciclado de materiales, remineralizando la materia orgánica a formas inorgánicas que pueden ser utilizadas de nuevo en procesos productivos, y son responsables de la mayor parte de la producción primaria en el océano

14. Explique el sentido de la siguiente afirmación: “Las emisiones de CO2 resultado de la actividad humana se pueden equiparar a un proceso respiratorio exógeno”.

Las emisiones de Co2 por actividad humana se podrían equiparar a un proceso respiratorio exógeno. Al igual que los procesos respiratorios, se basa en materia orgánica formada por procesos fotosintéticos, en este caso depósitos de combustibles fósiles generados por excedentes de producción primaria en eras pasadas, y tiene como función esencial generar energía, en este caso no para mantener los procesos metabólicos esenciales, sino para el transporte y la manipulación del ambiente.

15. Comente el origen e incremento de la emisión de gases con efecto invernadero a partir del siglo XX y su contribución al calentamiento global.

En la actualidad el ser humano tiene capacidad de afectar directamente en el sistema climático, tal y como se ha puesto de manifiesto con la masiva emisión de gases con efecto invernadero resultado de la utilización de combustibles fósiles. En este sentido existen evidencias claras que relacionan esta emisión creciente de gases a la atmósfera durante el siglo XX con una incremento medio de la temperatura global de 0,6ºC. La tendencia climática actual es el resultado de una variabilidad climática natural alterada por la emisión de gases con efecto invernadero, cuyo resultado evidente es el aumento de la temperatura del aire y de los océanos. Las emisiones más importantes de gases con efecto invernadero se inician a comienzos del siglo XX, asociadas a la quema de masas forestales y de matorral para ampliar las zonas cultivables.