miércoles, 8 de agosto de 2012

Desde que existen las redes sociales, ¿tenemos menos necesidad de ver y hablar con la gente en persona?

Publicado por Anna Ortíz en Portal Programas

Todo el mundo ha vivido la situación de estar hablando con alguien que no te presta atención porque está pendiente de su smartphone o de su portátil. Esta es una práctica que cada vez se da más en los seres humanos, sobre todo en los jóvenes. En nuestro cuarto post, los especialistas de la mesa redonda sobre Cómo afectan las redes sociales a nuestras relaciones personalesexponen este fenómeno y nos dan su opinión de si a causa de las plataformas de Internet están cambiando las maneras que teníamos hasta ahora de relacionarnos cara a cara.

Víctor Domingo, Asociación de Internautas: No necesariamente, es más me atrevería a decir que Internet además de proponer nuevas formas de comunicaciónno elimina la necesidad o el gusto de tener relaciones presenciales entre las personas que previamente se han conocido virtualmente.

Antonio Jesús Molina Fernández, Proyecto Hombre: En realidad, lo que tenemos son vehículos para esconder nuestros miedos, inseguridades, dudas sociales…La pérdida del aprendizaje en vivo de las emociones sociales supone un choque en el desarrollo evolutivo y cerebral. Se pueden utilizar para realizar aprendizajes, pero no son suficientes para crecer emocionalmente, lo que hace que nuestras relaciones sociales se basen en conductas de evitación: no queremos sentir esa carga afectiva displacentera, usamos el ordenador para evitar esas “emociones negativas”, nos sirve para no sentirlas, aprendemos a evitar. Pero esas evitaciones sociales, esa sustitución de contextos, nos limita desde esa perspectiva. Por supuesto, el problema no son las redes sociales ni los ordenadores, sino el uso, el contexto, los motivos, las consecuencias, las carencias personales, los conflictos familiares, la comunicación interpersonal…

Mertxe Pasamontes, psicóloga: No es un asunto que quede del todo claro. Algunos estudios apuntan a que la gente extrovertida, en las redes se vuelve más extrovertida y acaba relacionándose en persona con más gente que previamente. Pero también puede suceder que personas introvertidas a las que el contacto con otros les resulta difícil, usen ese contacto virtual como un substitutivo de la relación personal. El tema sería, como en todo, la moderación y el equilibrio. 

Javier de Rivera, sociólogo: El auge de las Redes sociales se ha correspondido con otros muchos cambios a nivel social y económico, cambios que han ayudado a provocar. Uno de ellos es el aumento del trabajo y tiempo dedicado a comunicarnos con los demás. La idea de "la marca personal" muy relacionada con la promoción laboral en redes sociales y en Internet en general, implica una inversión ingente de tiempo en consumir y producir información: aprender, escribir, hacer contactos, etc. Y ya sea porque nos guste interactuar en red y aprender y crear en la Red, o porque lo hagamos por necesidad o interés profesional, el caso es que gastamos mucho más tiempo en la Red... y eso, inevitablemente quita tiempo para la relación cara a cara. Al igual que las familias dejaron de hablar en la cena por tener la televisión, ahora dejamos de hacer muchas otras cosas porque estamos conectados a la Red.
¿Quién no conoce la sensación de entrar un momento al correo, a Facebook o a Twitter y que de repente se ha tirado una hora haciendo quién sabe qué? Lo que hacemos es leer, hablar, escribir, etc. Pero se nos pasa el tiempo en cosas que antes no haríamos. Lo bueno de la Red es que es interactiva y podemos crear. Así que al menos creo que ese tiempo que le dedicamos tiene que ser productivo, tenemos que aprender y disfrutar creativa y constructivamente. Quizás esa es la clave y así tiene sentido ese consumo masivo de información que se está produciendo en nuestros días. Respuesta concreta: si, la nueva situación creo que hace más necesario que nos esforcemos en tener más contacto personal y físico.

Conoce las otras preguntas de la mesa redonda sobre cómo afectan las redes sociales a nuestras relaciones personales: