miércoles, 1 de agosto de 2012

Teoría Sociológica II: Moderna Resúmenes parte 32



En la asignatura de Teoría Sociológica II: Moderna del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral; resúmenes del libroTeoría sociológica moderna de George Ritzer, bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1 Un esbozo histórico de la teoría sociológica: Los años posteriores– Tomás Javier Prieto González // Tema 2 T. Parsons- Ruth Cardedal Fernández // Tema 3 Funcionalismo Estructural, Neofuncionalismo y Teoría del Conflicto- Carolina Judith Rabazo Pérez // Tema 4 Variedades de la Teoría Marxiana– Carlos Catalán Serrano // Tema 5 Teoría de sistemas– Víctor Riesgo Gómez // Tema 6 Interaccionismo Simbólico – Isabel Bermúdez Pérez // Tema 7 Etnometodología- María de los Ángeles de Diego Miravet // Tema 8 Teorías del Intercambio, de Redes y de la Elección Racional - Yolanda Diez Suárez




PRINCIPALES RAÍCES HISTÓRICAS

Las principales raíces históricas del interaccionismo simbólico en general y de Mead en particular son la filosofía del pragmatismo y el conductismo psicológico.

Pragmatismo:

  • Amplia perspectiva filosófica. Diversos aspectos influyeron en el desarrollo de la orientación sociológica de Mead:
  • La verdadera realidad no existe fuera del mundo real: se crea activamente a medida que actuamos dentro y hacia el mundo
  • Las personas recuerdan y conocen el mundo sobre lo que se ha demostrado útil para ellos. Alteran lo que ‘no funciona’
  • Las personas definen los objetos físicos y sociales con los que tienen relación en el mundo de acuerdo con su utilidad para ellos
  • Para entender a los actores debemos basar nuestra comprensión en lo que hacen del mundo

3 aspectos centrales del Interaccionismo Simbólico:

1.     Análisis de la interacción entre actor y mundo
2.     Concepción del actor y del mundo como procesos dinámicos y no como estructuras estáticas
3.     Enorme importancia asignada a la capacidad del actor para interpretar el mundo social. Dewey resalta esto en su obra: la mente no es una cosa o una estructura sino como un proceso de pensamiento que implica diversas fases: gran influencia en el desarrollo del interaccionismo simbólico
a.     Definición de los objetos del mundo social
b.     Determinación de los posibles modos de conducta
c.     Anticipación de las consecuencias de cursos alternativos de acción
d.     Eliminación de posibilidades improbables
e.     Y elección del modo óptimo de acción

Lewis y Smith diferencian dos tipos de pragmatismo:

  • Realismo filosófico: asociado a Mead. En este enfoque los actores no son libres, sus conductas están controladas por el conjunto de la comunidad.
  • Pragmatismo nominalista: relacionado con Dewey y James. Fundamento: aunque los macrofenómenos existen no tienen efectos independientes y determinantes sobre la conciencia y la conducta de los individuos. Individuos = actores existencialmente libres que definen las normas y roles de la comunidad de acuerdo a sus intereses individuales y planes del momento. Este enfoque mayor influencia.


Conductismo:

Mead también recibió influencia del conductismo psicológico, que también le condujo a una dirección realista y empírica.

  • Conductismo social (Mead) vs conductismo radical (Watson)
  • Conductismo radical: preocupado conductas observables de los individuos. Centrado estímulos-respuesta.

Mead da importancia a los aspectos encubiertos de las conductas, procesos mentales que ocurrían en el tiempo entre el estímulo y la respuesta.
  • Unidad de estudio = acto, que engloba todos los procesos implicados en la actividad humana.

Diferencia de los humanos respecto a los animales: facultades mentales que permiten utilizar el lenguaje para decidir la respuesta.

Concepción dinámica y creativa del actor.

Entre el reduccionismo y el sociologismo

Herbert Blumer
Blumer acuñó el término interaccionismo simbólico en 1937. Batallaba contra el conductismo reduccionista que preocupaba a Mead y contra las teorías sociologistas macro, especialmente el funcionalismo estructural. Estas teorías tendían a centrarse en los factores que determinaban la conducta humana pero ignoraban los procesos cruciales por los que los actores confieren significado a las fuerzas que actúan sobre ellos y sus propias conductas.

Se oponía a toda teoría psicológica que ignorara el proceso por el que los actores construían el significado y a las teorías que consideraban que la conducta individual está determinada por macrofuerzas exteriores.

6.2. INTERACCIONISMO SIMBÓLICO: PRINCIPIOS BÁSICOS

Rock: la teoría de la interacción simbólica presenta una “ambigüedad deliberadamente construida” y “se resiste a la sistematización”.

Principios básicos:

1.     Capacidad de pensamiento de los seres humanos: diferencia al interaccionismo simbólico de sus raíces conductistas. Individuos = unidades reflexivas o interactivas que componen la entidad social. Esta capacidad reside en la mente que, el interaccionismo simbólico, distingue del cerebro fisiológico (así lo diferencia de los animales inferiores). Mente = proceso ininterrumpido que forma parte de otro más amplio de estímulo-respuesta. La mente se relaciona con casi todos los aspectos del interaccionismo simbólico: socialización, significados, símbolos, self, interacción o sociedad

2. Capacidad de pensamiento está modelada por la interacción social: el interaccionismo simbólico se centra en una forma específica de interacción social           la Socialización: proceso más dinámico que para otros sociólogos para los cuales es sólo un proceso en el que las personas aprenden las cosas que necesitan para vivir en sociedad. Para los interaccionistas simbólicos la socialización permite a las personas desarrollar la capacidad de pensar de una manera distintivamente humana. El actor da forma y adapta la información a sus propias necesidades, no es un proceso unidireccional.
Interacción: proceso en el que se desarrolla y expresa la capacidad de pensamiento.

Blumer distingue dos formas básicas: no simbólica (no necesariamente implica pensamiento, ej. Conversación de gestos de Mead) y simbólica (requiere proceso mental).
Importancia del pensamiento para los interaccionistas simbólicos se refleja en su concepción de objetos: físicos (silla), sociales (estudiante) y abstractos (ideas). Idea relativista: mismos objetos diferentes significados para diferentes sujetos. Blumer: “la naturaleza de un objeto consiste en el significado que tiene para la persona para la que es un objeto”

3.     En la interacción social, las personas aprenden los significados y los símbolos que les permiten ejercer su capacidad de pensamiento distintivamente humana. Diferenciar entre signos, que reflejan algo por sí mismos y a lo que se responde de manera irreflexiva, de símbolos, que son objetos sociales que se usan para representar cualquier cosa por acuerdo. Ej. Palabras, puño cerrado, etc. Permiten al ser humano no responder pasivamente a una realidad que se impone, sino que crea y recrea activamente el mundo sobre el que actúa. También cumplen una serie de funciones específicas para el actor:
- Permiten relacionarse con el mundo social nombrando, clasificando y recordando objetos que se encuentran en él. Pueden ordenar el mundo.
- Incrementan la capacidad de las personas para percibir su entorno
- Aumentan la capacidad de pensamiento
- Mayor capacidad para resolución de problemas. Reducción la posibilidad de cometer errores costosos valorando las diversas acciones alternativas
- Permite a los actores trascender el tiempo, el espacio o incluso sus propias personas. ‘Ponerse en el lugar de otro’
- Permiten imaginar una realidad metafísica, como el cielo o el infierno
- Permiten ser esclavas del entorno. Ser activos, dirigirse hacia lo que hacen

4.     Los significados y los símbolos permiten a las personas actuar e interactuar de una manera distintivamente humana: Mead distingue conducta encubierta (proceso de pensamiento que implica símbolos y significados) de la conducta abierta (conducta real de un actor). La mayoría de las acciones implican ambos tipos de conducta. Los interaccionismos simbólicos se ocupan más de la conducta encubierta, mientras los conductistas o teóricos del intercambio se ocupan de la abierta.
Las personas tienen la capacidad de emprender una acción social, aquella en la que el individuo actúa teniendo en mente a los otros.
En el proceso de interacción social las personas comunican simbólicamente significados a otra implicada en dicho proceso. Los demás interpretan esos símbolos y orientan su respuesta. Es un proceso de influencia mutua.

5.     Elección: las personas son capaces de modificar o alterar los significados y los símbolos que usan en la acción y la interacción sobre la base de su interpretación de la situación. Autonomía de los actores, que son capaces de hacer elecciones independientes y particulares, así como de desarrollar una vida singular y un estilo propio.
Thomas y Thomas: describieron esta capacidad creativa en su concepto de definición de la situación: ‘Si los hombres definen las situaciones como reales, serán reales en sus consecuencias’. La familia y la comunidad son las fuentes principales de nuestras definiciones sociales pero son posibles las definiciones individuales espontáneas de las situaciones, que permiten a las personas alterar y modificar significados o símbolos

6.     Esta capacidad mana de su capacidad de interactuar consigo mismo, lo que les permite examinar los posibles cursos de acción y valorar sus ventajas y desventajas relativas para luego elegir uno

La pauta entretejida de acción e interacción constituyen los grupos y las sociedades