lunes, 6 de agosto de 2012

Teoría Sociológica II: Moderna Resúmenes parte 37


En la asignatura de Teoría Sociológica II: Moderna del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral; resúmenes del libroTeoría sociológica moderna de George Ritzer, bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1 Un esbozo histórico de la teoría sociológica: Los años posteriores– Tomás Javier Prieto González // Tema 2 T. Parsons- Ruth Cardedal Fernández // Tema 3 Funcionalismo Estructural, Neofuncionalismo y Teoría del Conflicto- Carolina Judith Rabazo Pérez // Tema 4 Variedades de la Teoría Marxiana– Carlos Catalán Serrano // Tema 5 Teoría de sistemas– Víctor Riesgo Gómez // Tema 6 Interaccionismo Simbólico – Isabel Bermúdez Pérez // Tema 7 Etnometodología- María de los Ángeles de Diego Miravet // Tema 8 Teorías del Intercambio, de Redes y de la Elección Racional - Yolanda Diez Suárez



5- ESTUDIOS DE INSTITUCIONES

5.1-Entrevistas de trabajo

Button analizó las entrevistas de trabajo, considera la entrevista una conversación secuencial con turno de palabra y una “adaptación situacional práctica de las partes”. Una de las cuestiones que se aborda son las cosas que los entrevistadores pueden hacer, una vez emitida la respuesta, para dirigir la conversación hacia otros asuntos, impidiendo que el entrevistado cambie su respuesta. El entrevistador puede bien señalar que la entrevista es abierta, bien formular otra pregunta para cambiar la dirección de la conversación o bien sopesar la respuesta de modo que impida al entrevistado que cambie.                                                                                                                                                        Lo que define una entrevista de trabajo es la naturaleza de la interacción y de la conversación.

5.2-Negociaciones entre ejecutivos

Anderson, Hughes y Sharrock han examinado la naturaleza de las negociaciones entre ejecutivos de empresas y han hallado que son razonables, independientes e impersonales, “todo se realiza de una manera pensada, calculada y razonable”; llegaron a afirmar que lo que ocurre en el mundo de los negocios apenas difiere de lo que sucede en la vida cotidiana.

5.3-Llamadas a centros de urgencia

Whalen y Zimmerman examinaron llamadas telefónicas a centros de urgencia. El contexto de estas llamadas supone una reducción de las conversaciones abiertas. Las secuencias de apertura se reducen y los saludos, las preguntas sobre el estado de las personas implicadas y los reconocimientos no suelen existir. Algunos elementos de apertura, que se suelen ignorar en una conversación normal, son tratados con bastante seriedad el que llama se desconcierta ante ciertas respuestas, un silencio en la línea, ruidos de fondo.., ya que pueden ser indicadores de necesidad de asistencia.        

La naturaleza peculiar de la conversación telefónica de emergencia conduce a adaptaciones a la estructura de la conversación normal.

5.4-Resolución de las disputas en las sesiones de mediación

Ángela García analizó la resolución de conflictos en un programa de California diseñado para mediar entre diferentes disputas entre un propietario y un arrendador, sobre pequeñas sumas de dinero, y entre miembros de la familia o amigos.
      
Su objetivo es comparar en las conversaciones corrientes la resolución del conflicto.                                 El argumento clave es que la mediación institucional facilita la resolución del conflicto eliminando procesos que conducen a niveles cada vez más altos de disputa en las conversaciones corrientes. Cuando existen disputas en la mediación hay procedimientos, que no existen en la conversación corriente, que hacen posible la terminación del conflicto: el turno de palabra (la mediación estipula quien puede hablar en un momento dado y que formas pueden adoptar las respuestas, al no poder ser interrumpido se restringe la magnitud del conflicto), permiso al mediador para hablar y  dirigir los adversarios sus observaciones al mediador en lugar de a su contrincante.

El mediador busca limitar la posibilidad de acusaciones y desmentidos directos e indirectos de los que disputan, puede intentar cambiar el tema, redirigir una pregunta o sancionar a los litigantes. Características de la mediación que permiten a los adversarios reducir o eliminar sus disputas (A. García).

  1. Las acusaciones y los desmentidos no se producen de seguido en el sistema de turno de palabra, reduciéndose así la posibilidad de que la disputa se intensifique.                                                                                                                       
  2. Los desmentidos no se producen inmediatamente después de las acusaciones, sino como respuesta a preguntas del mediador.                                                                                                                                                                                         
  3. Como hay demora acusación respuesta se permite evitar o ignorar algunas acusaciones.
  4. El sistema de mediación mitiga las acusaciones y los desmentidos.

6- CRITICAS DE LA SOCIOLOGIA TRADICIONAL

Garfinkel
Los etnometodólogos critican a los sociólogos tradicionales por imponer su concepción de la realidad social al mundo social. Creen que la sociología ha dedicado escasa atención al mundo cotidiano. Mehan y Wood señalaron: “en su esfuerzo por hacer ciencia social, la sociología se ha separado de lo social”, e hicieron una serie de críticas concretas a la sociología: los conceptos que usan distorsionan el mundo social, ponen demasiada confianza en las técnicas científicas y los análisis  estadísticos (no reflejan fielmente la sofisticación del mundo social), las técnicas codificadoras utilizadas por los sociólogos (que traducen la conducta humana a sus propias categorías) distorsionan el mundo social, suelen aceptar la descripción de un fenómeno en lugar de analizarlo y, finalmente, afirman que los sociólogos ofrecen abstracciones del mundo social que cada vez se corresponden menos con la realidad de la vida cotidiana.

Confusión de tópico y recurso.

Zimmermann y Pollner afirmaron que la sociología convencional había confundido tópico y recurso. Es decir, el mundo social cotidiano constituye un recurso para los tópicos característicos de la sociología, pero raramente constituye un tópico para sí mismo. Roy Turner señaló que los sociólogos suelen analizar el discurso cotidiano como un recurso cotidiano para estudiar realidades ocultas (normas, valores…) sin embargo, el discurso cotidiano debe ser considerado un modo en el que la vida social se realiza y es, por tanto, un tópico. Speier señaló que cuando los sociólogos estudian la socialización infantil analizan una serie de etapas abstractas, no los procesos mismos, para este “la socialización es la adquisición de la competencia para la interacción”, así el etnometodólogo debe ocuparse del análisis del modo en que se adquieren y usan esas capacidades en la realidad cotidiana del mundo real.  Mackay calificó el enfoque “normativo” de la sociología tradicional que concibe la socialización como una serie de etapas (el adulto  -completo-  enseña al niño  -incompleto-) de erróneo porque ignora la realidad de que la socialización implica interacción entre niños y adultos, los niños son participantes activos en el proceso de socialización  porque disponen de la capacidad de razonar, idear y adquirir conocimiento. La socialización es un proceso bilateral.
Zimmerman y Wieder ofrecieron una generalización sobre la confusión entre tópico y recurso: El etnometodólogo  no se esfuerza por proporcionar explicaciones causales de acciones observables repetitivas, pautadas y regulares, se preocupa por el modo en que los miembros de la sociedad realizan la tarea de comprender, describir y explicar el orden del mundo en que viven.

Para el etnometodólogo el orden social no es una realidad en sí, sino una realización de los actores sociales.

7-PRESIONES Y TENSIONES EN LA ETNOMETODOLOGÍA

Algunos de los problemas de la etnometodología son:

  1. Muchos sociólogos consideran que se centra en cuestiones triviales e ignora las importantes. Los etnometodólogos responden que se ocupan de las cuestiones de más trascendencia porque lo más importante es la vida cotidiana.
  2. Su dirección micro plantea ciertos problemas. En lugar de centrarse en los procesos conscientes cognitivos, se centran en las propiedades “estructurales del discurso”. Ignoran los motivos y las motivaciones internas de la acción. Ha llegado a ser conductista y empirista (Atkinson). Se ha alejado de sus principios básicos, incluido su deseo de no tratar al actor como un idiota sin capacidad de juicio.                                                                                                                                                                 
  3. A algunos les interesa vincular las preocupaciones de su campo con las grandes estructuras sociales. Para Boden la etnometodología tiene ideas que ofrecer al problema de la relación entre estructura y acción, afirma que sus estudios son relevantes en los ámbitos micro y macroestructurales.                                                                                  
  4. Pollner la critica por perder de vista su reflexividad original. La reflexividad radical conduce a la idea de que toda actividad social debe ser analizada y los etnometodólogos han tendido a dejar de analizar su propio trabajo, corre el riesgo de perder su espíritu crítico y autoanalítico y convertirse en otra especialidad teórica.                                                                                                                                    
  5. La relación entre la etnometodología y el análisis conversacional es cada vez más tensa, últimamente el análisis conversacional ha hecho progresos en la sociología. La tensión entre los dos campos aumentará si el análisis conversacional sigue acercándose en la corriente principal y los estudios etnometodológicos de las instituciones continúan en la periferia.

8-SINTESIS E INTEGRACIÓN

Garfinkel
La etnometodología ha mostrado indicios de apertura hacia la síntesis y la integración (parece expandirse en dominios de la sociología). Sin embargo sigue atrincherada e insegura, y como resultado parece ir contracorriente del movimiento hacia la síntesis teórica. Garfinkel, que rechaza la teoría de la síntesis, considera que la etnometodología constituye una “sociología inconmensurablemente alternativa”.                                                                                                                                                 

Boden cree necesario hacer una defensa fuerte de las perspectivas de la etnometodología y el análisis conversacional. La mayor parte del ensayo de Boden se centra en los esfuerzos que se han realizado dentro de la etnometodología, especialmente en el análisis de cuestiones integradoras tales como la relación entre la acción y la estructura, el marco de la acción y los acontecimientos pasajeros que se dan en el curso de la historia. 

También analiza el grado en que una serie de teóricos estadounidenses y europeos ha comenzado a integrar la etnometodología y el análisis conversacional en su orientación. Lo que brilla por su ausencia es un análisis del grado en que los etnometodólogos integran ideas procedentes de otras teorías sociológicas.

8.1-Etnometodología e interaccionismo simbólico

El estudio de Boden sobre los vínculos de la etnometodología con el interaccionismo simbólico ha contribuido a un leve movimiento hacia la síntesis en la etnometodología. El análisis conversacional se centra focalmente en el habla. Si bien los interaccionistas simbólicos se centran por el habla, su principal preocupación es la acción interacción. Boden nos ofrece el vínculo en su definición del habla como “lenguaje-interacción”: a través del lenguaje aparece la acción, donde convergen el análisis conversacional y la interacción simbólica (y viceversa)”. Señala que el mundo social requiere “ser estudiado in situ, y las fuerzas creativas de la interacción simbólica y el análisis conversacional descubren la naturaleza del mundo”.

Para reforzar el vínculo entre interaccionismo simbólico y el análisis conversacional Boden sugiere una redefinición de este último, el termino análisis conversacional es demasiado estricto, sugiere la denominación de “análisis interaccional”, ya que los investigadores se ocupan de “todo lo que tiene lugar en la interacción, desde una pausa en la respiración hasta la organización espacial y temporal del escenario”. Al utilizar ese término para describir el interés por los fenómenos verbales y no verbales, coloca el análisis conversacional en las filas del interaccionismo simbólico.

George Herbert Mead y John Dewey
Mead se interesó por los procesos mentales, los concibió como formas de la acción y la interacción. Boden afirma que “el pensamiento, que en sentido meadiano constituye una interacción simbólica, se convierte en algo concreto y disponible, tanto para analizarlo como para teorizar a través de las intensas actividades del habla en la interacción”. Así al estudiar el habla, los analistas  (y los interaccionistas simbólicos) arrojan luz sobre los procesos mentales. Boden intenta vincular el análisis conversacional con el interés de Blumer por la acción conjunta. Subraya que la conversación constituye una acción conjunta ya que es negociada localmente y se construye por turnos.

En conclusión Boden ofrece algunos vínculos generales entre el análisis conversacional y el interaccionismo simbólico, los dos van a examinar la interrelación de los significados, de los símbolos compartidos y del orden social. Además liga las dos teorías a las preocupaciones integradoras.

8.2-Etnometodología y orden micro-macro

Hilbert: relación entre etnometodología y el orden micro-macro. Afirma que la etnometodología trasciende la cuestión micro-macro porque su preocupación central son las practicas sociales que constituyen los métodos para la producción de la microestructura y de la macroestructura, reduce esa cuestión a una serie de preocupaciones estructurales. Los etnometodólogos, según él, se ocupan de las prácticas, de los etnométodos, de la producción de la estructura en general y se centran en los métodos de la producción, el mantenimiento, la conservación y la reproducción de la estructura social a través de la pertenencia al grupo, ya estén orientados a las grandes estructuras institucionales (macro) o a las estructuras más pequeñas (micro). Nos ofrece la “tesis radical” de la etnometodología, que la hace trascender de la cuestión del vínculo micro-macro: Los fenómenos empíricos que identifican los analistas de la conversación… y los fenómenos estructurales hacia los que los miembros se orientan… son los mismos fenómenos.

El esfuerzo de Hilbert no es válido debido a su reducción de la cuestión a una preocupación por el vínculo entre las estructuras micro y macro.