martes, 17 de mayo de 2011

Metodología de las Ciencias Sociales. Capítulo 9 Parte I

Metodología de las Ciencias Sociales es una asignatura del grado de Sociología del segundo cuatrimestre de este curso 2010/11 de la UNED. El libro “Metodología de las ciencias sociales. Una introducción crítica” de Luis Castro Nogueria et alia Tecnos 2008, tiene un cuestionario al final de cada capítulo, que estoy subiendo estos días a este blog, sus correspondientes respuestas.
Los capítulos propuestos por el quipo docente para el estudio de este manual son exclusivamente los siguientes:




Tema 1 - Observación, conceptualización y medición en las ciencias sociales. (Manual Tecnos Capítulo 3 (I)).Tema 2 - Aproximación histórico-crítica a la noción de Explicación científica. (Manual Tecnos Capítulo 4)Tema 3 - La Explicación causal en el modelo nomológico-deductivo. Causas y mecanismos. (Manual Tecnos Capítulo 5).
Tema 4 - La Explicación funcional (I): aspectos semánticos y formales. (II): la Explicación funcional en la teoría social y sus
metáforas. (Manual Tecnos Capítulos 6 y 7). Tema 5 - La Explicación desde la teoría de la acción social (I): las raíces históricas del individualismo metodológico. La disputa por el método y la solución weberiana. (Manual Tecnos Capítulo 8). Tema 6 - La Explicación desde la teoría de la acción social (II): el individualismo metodológico: F. von Hayek y K. Popper. (Manual Tecnos Capítulo 9). Tema 7 - La Explicación desde la teoría de la acción social (III): La teoría de la elección racional. (Manual Tecnos Capítulo 10).
Tema 8 - Las leyes científicas. (Manual Tecnos Capítulo 11). Tema 9 - Las teorías científicas (Manual Tecnos Capítulos 12, 13, 14 y 15).

Por favor, si detectan algún error u omisión, les ruego me lo hagan saber. Mi objetivo siempre ha sido compartir e interactuar con otros estudiantes.
Capítulo 9. La explicación desde la teoría de la acción social (I): El individualismo metodológico de F. von Hayek y K. Popper





1.-Resuma el marco conceptual que despliega la explicación científica desde la teoría de la acción. Pág. 287 a 293

La red conceptual que despliega el enfoque teórico-metodológico:

·      Acción e individuo, una teoría de la acción humana como acción social obliga a partir del individuo. La acción nos remite inmediatamente a la idea de actor y, éste, no es otro que el individuo, el punto de arranque de la reflexión histórica y social.
·      La acción como átomo social, es aceptar que aquello de lo que hemos de dar cuenta es la propia acción. El acto no es más que un eslabón dentro de una cadena causal. La acción reclama una inmersión en los procesos internos al hacer humano, social e histórico, y un análisis desde el actor y con el actor entendido como autor:
1.    La acción social necesita ser concebida como unidad discreta, discernible y separable de la corriente de acontecimientos.
2.    La acción reclama un actor-autor, el problema de la responsabilidad, ¿quién es el autor de una acción?, ¿cómo ha de entenderse la autoría de la acción?
3.    El nuevo lenguaje de las intenciones, los fines y las razones. Nacen para dar cuenta de la nueva experiencia del hombre moderno, como darle expresión, la convierten en hecho social e histórico.
4.    La acción social nos acerca al terreno de la subjetividad, a los territorios de la conciencia: intención, fin, interés, voluntad, creencia.
·      Acción y racionalidad, intencionalidad y racionalidad son las dos categorías centrales de las metodologías de la acción social. Por una parte, la racionalidad entendida como una cualidad de la acción dependiente de la relación entre medios y fines. Por otra parte, la racionalidad de la acción interpretada en un sentido semántico, y no meramente lógico.
·      La acción y sus consecuencias, nos enfrenta al problema de sus resultados. Toda acción supone por parte del actor una evaluación. Preferencias y creencias se encuentran en el corazón de la teoría de la acción y de sus desarrollos metodológicos:
1.    Las preferencias del actor que le permitan establecer prioridades entre sus deseos, intereses, metas, etc.
2.    Las creencias del actor, un conjunto de saberes acerca del mundo, de sí mismo, de la situación y de los demás actores. Permiten al actor dar cuenta del mundo y actuar en él.
Los actores no actúan en el vacío, un medio físico y social acoge siempre la acción, imponiendo restricciones, ya sea por su naturaleza física o a nuestras capacidades personales. La acción de un individuo va siempre asociada a un medio social integrado por otros actores y por instituciones, normas, costumbres. Un medio así obliga al actor a considerar el significado que cobrarán sus actos para los otros actores, así como evaluar el significado de los actos de los demás. La acción cotidiana discurre, de la mano de patrones de conducta repetitivos, ofreciéndonos esquemas de acción y conocimiento socialmente reconocidos y reconocibles.

2.-Razone en qué consiste la estrategia del individualismo metodológico como paradigma de la explicación científica. Pág. 297

Karl Popper
El individualismo metodológico (IM) es la doctrina que sostiene que todos los fenómenos sociales –su estructura y sus cambios- son en principio explicables por elementos individuales, es decir por las propiedades de los individuos tales como sus metas, sus creencias y sus acciones. Un programa de investigación que se ve obligado a realizar un poderoso esfuerzo de reducción, este exige la desagregación de los fenómenos colectivos u holísticos hasta sus componentes accionalistas mínimos, los actos individuales, y un conjunto de fórmulas relacionales a partir de las cuales se pueda explicar los complejos fenómenos de agregación social.

A.C. Danto ha resumido las propuestas del individualismo metodológico en torno a estas tres tesis:
·      Los individuos sociales o colectivos son casualmente dependientes de las conductas de los actores individuales, y no al revés.
·      Las explicaciones de la conducta de los colectivos no son últimas y deben explicarse, a su vez, mediante conductas individuales.
·      Las explicaciones de las conductas individuales jamás deben formularse en términos relativos a la conducta de los colectivos.