martes, 26 de noviembre de 2013

La Filología inglesa y el inglés profesional y académico (IPA)

Resumen extraído del capítulo 1 La filosofía inglesa y el inglés profesional y académico del libro El inglés profesional y académico de Enrique Alcaráz Varó. Alianza Editorial 2000.

La Filología inglesa y el inglés profesional y académico (IPA)

1. El inglés en la filología inglesa

Inglés como lengua de cultura, ha sido el centro de la filología inglesa.
Como lingua franca se ha manifestado, a su vez, en tres grandes direcciones:

  • Como lengua segunda, es la lengua oficial de muchos países de África y de Asia que en su día constituyeron el Imperio Británico y que hoy forman parte de la Commonwealth.
  • Como lengua extranjera, ocupa el puesto primero en los planes de estudios de la educación primaria y secundaria de casi todos los países del mundo.
  • Como lengua de especialidad profesional y académica es un campo de estudio y de investigación relativamente reciente; se ha convertido en la lengua internacional del comercio y de los negocios, y dentro del ámbito científico y académico se ha producido un fenómeno semejante.


2. El inglés como lengua de especialidad. El IPA

Lengua de especialidad alude al lenguaje específico que utilizan algunos profesionales y especialistas para transmitir información y para negociar los términos, los conceptos y los conocimientos de una determinada área de conocimientos, a saber, confirmar los existentes, matizar el ámbito de su aplicación y modificarlos total o parcialmente.
Inglés profesional y académico nos parece mucho más concreto que el de inglés para fines específicos. Widdowson para quien cualquier uso que hagamos del lenguaje siempre será específico, porque servirá para un fin concreto. Cuando emitimos un mensaje oral o escribimos algo sobre una hoja de papel o en el ordenador estamos dando un uso específico al lenguaje.

Entre las muchas razones que se pueden aducir para justificar el auge que ha experimentado el IPA en los últimos años sobresalen tres:

1.    El desarrollo espectacular de la ciencia y de la tecnología,
2.    la mundialización o globalización de la economía y
3.    el intercambio de profesores entre universidades de distintos países.

El inglés para fines específicos pasaría a englobar distintas variantes, como el EST o inglés aplicado a la ciencia o tecnología, el EAP (English for Academic Purposes) o el inglés para fines académicos, y el EOP (English for Occupational Puurposes) o inglés con fines profesionales.

El IPA está claramente consolidado como rama de la filología inglesa. Se pone en relieve que se trata no sólo de un vocabulario profesional o técnico, sino de una especialidad dentro del English for General Purposes (EGP) que requiere un enfoque metodológico diferenciado, fácilmente perceptible en le motivación, el sílabo, las tareas didácticas y el material didáctico. El inglés con fines específicos es hoy una disciplina académica reconocida y alentada por organismos internacionales, como la UNESCO y como tal disciplina, constituye el núcleo de un gran número de cursos impartidos a universitarios y a profesionales.


EL IPA no es un lenguaje uniforme no siquiera en áreas muy próximas como pueden ser el inglés de la ciencia y la tecnología, el inglés de los negocios o el inglés jurídico, etc. Las dos líneas metodológicas más importantes del IPA son la léxico-sintáctica y la pragmática: dentro de esta última: dos temas de investigación; el examen de los géneros profesionales y el análisis de la cortesía. El IPA nació dentro de la lingüística aplicada a la didáctica del inglés y aquí es donde aún conserva su mayor auge y vigor.