martes, 12 de noviembre de 2013

Resúmenes Cambio Social II Parte 30

En la asignatura de Cambio Social II del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2012/13, algunos compañeros realizamos los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria de la asignatura. Derechos reservados, sus autores.


1- Los movimientos sociales como fuerzas de cambio “Sociología del cambio social” de Sztompka, capítulo 19, pp. 303 a 330. Tomás Javier Prieto González // “Las revoluciones: la cumbre del cambio social” de Sztompka, capítulo 20, pp. 331 a 350. Tomás Javier Prieto González 2- Los movimientos sociales: principales teorías Perspectivas teóricas y aproximaciones metodológicas al estudio de la participación (Funes/Monferrer, en Funes/Adell, capítulo 1, pp 21 a 58) // Tomás Javier Prieto González // El estudio del contexto político a través de la protesta colectiva. Participación y democracia (Adell, en Funes/Adell, capítulo 3, pp 77 a 108). // Julia Ortega Tovar Participación y democracia: Asociaciones y poder local (Brugué/Font en Funes/Adell, capítulo 4, pp 109 a 132). Julia Ortega Tovar 3- Los nuevos movimientos sociales en el contexto histórico y de la mundialización Génesis y desarrollo de los movimientos sociales desde una perspectiva histórica. El movimiento obrero (Pastor, en Funes/Adell, capítulo 2, pp 59 a 76). Tomás Javier Prieto González // La dimensión individual en la acción colectiva (Funes, en Funes/Adell, capítulo 8, pp 225 a 254). José Antonio Puig Camps // Los movimientos antiglobalización (Ibarra/Martí, en Funes/Adell, capítulo 10, pp 285). José Antonio Puig Camps 4- Estudios de caso y campañas Dimensión simbólica y cultural del movimiento feminista (Robles/de Miguel, en Funes/Adell, capítulo 5, pp 133 a 162). Víctor Riesgo Gómez // Identidad colectiva y movimiento gay (Monferrer, en Funes/Adell, capítulo 6, pp 163 a 190) //  Javier Hermoso Ruiz Organización y estructura del movimiento ecologista (Jiménez, en Funes/Adell, capítulo 7, pp 191 a 224). Blas García Ruiz

 La dimensión individual en la acción colectiva

 0.- Interpretación
 La participación analizada desde el nivel analítico individual puede ser interpretadcomo la consecuencia de un proceso social de doble vía, un movimiento convergente que se produce desde el individuo a la sociedad y desde la sociedad al individuo.

El Primer Movimiento  : Del individuo a la sociedad. Nos lleva a estudiar las
características individuales que predisponen o favorecen a implicarse en un grupo.
El Segundo Movimiento  : Desde la sociedad al individuo.(complementario y convergente
con el anterior) es la manera y medida en que la sociedad posibilita que determinados
sujetos sean mas proclives a la acción pública. En este segundo aspecto habrán de
contemplarse tanto la acción de las instituciones (familia, escuela o medios de
comunicación), como los condicionantes provenientes de las redes sociales, la cultura política de cada contexto y la acción comunicativa de los grupos en su afán de difusión y reclutamiento.

 1.- Dimensiones de la participación individual e interrogantes básicos

Del mismo modo que a finales del siglo XIX y principios del XX se constató una tendencia teórica que interpretaba las acciones colectivas de protesta como muestras de irracionalidad o patologías diversas. En el último tercio del siglo XX contemplamos un reduccionismo de signo contrario, nos referimos a las teorías de la elección racionalderivadas de un planteamiento economicista de la realidad, que percibe al ser humancomo homo oeconomicus y limitan la comprensión de determinados fenómenos (como los que aquí se tratan). Los estudios de Albert Hirschman, son un claro ejemplo de lconcepción de individuo que aquí contemplamos, señala que es la satisfacción resultante del hecho de participar lo que explica que la acción se produzca, y ldecepción que en un determinado momento ésta provoca lo que conduce al abandono dla misma. Es decir, sin negar la dimensión racional de los actos el autor otorga unevidente centralidad a los aspectos emocionales en la toma de decisión.

 Las tres dimensiones básicas

 Concebir tres dimensiones básicas en los sujetos (que son complementarias y compatibles): racional, afectivo-emocional y normativa, nos permite entender, la actuación en pos de intereses instrumentales que se fundamenta en un análisis estrictamente racional dcostes y beneficios. La toma de decisión de participar es una accn complejacombinada en la que interactúan todos estos elementos adoptando muy diversas variantes, y en cada caso jugarán un mayor o un menor papel los sentimientos, los intereses, las creencias, los valores o las normas sociales. La participación seránetamente racional o emotiva dependiendo, tanto de la psicología personal, como de los intereses y motivaciones que en cada caso orienten la acción. Asimismo, en unaasociaciones será más habitual encontrar componentes racionales que en otras.

Sin embargo, un mismo ciudadano participará de modo racional en un grupo para obtener beneficios materiales (por ejemplo, un club deportivo del que obtiene ventajas económicas para asistir a determinados espectáculos), en otro su comportamiento seguirá una orientación normativa que le lleva a mostrarse solidario con los principios que defiende (una asociación de defensa del Tercer Mundo) y, tal vez, en un tercero se implicará por razones de tipo afectivo-emocional porque responden a sus señas de identidad más íntimas (un colectivo gay, por ejemplo). Pero no sólo cada individuo puede encarnar participaciones de índole muy distinta. De igual modo, en todas las organizaciones encontraremos en sus participantes una mezcla variada de componentes racionales, emotivos y normativos. La labor del investigador será aplicar los mecanismos analíticos necesarios para detectar todas estas dimensiones en su conjunto y en su peculiar forma de combinación.

Niveles de Implicación

Conviene distinguir entre tipos de participantes en función del grado de implicación que desarrollan. No será lo mismo, ni en términos de motivación personal ni de influencia social, un estudio sobre suscriptores (aquellos que dedican recursos económicos a una asociación pero que no generan ningún otro tipo de vínculo con la misma) que un estudio sobre participantes ocasionales, o sobre quienes desarrollan una relación de participación activa y regular en el colectivo. Estos últimos pueden ser denominados activistas, o participantes activos, y es sobre éstos sobre los que se centra el estudio de participación que ofrecemos en este capítulo. Sin embargo, para estudiar la participación es necesario contemplar los tres tipos de asociados. Ningún grupo existiría durante un periodo prolongado en el tiempo sin alguna de estas tres figuras, dado que todas ellas aportan recursos necesarios para el mantenimiento de un movimiento social, aunque el grado de implicación no es equivalente

Los interrogantes básicos

Un estudio sobre activistas deberá responder a los siguientes interrogantes. Interrogantes a los que deberá responder el investigador interesado en conocer lparticipación desde el punto de vista de los individuos.

1. quiénes participan, en términos de los parámetros estructurales clásicos (edad, género, estudios, ocupación, ideología, etc.).
2. porqué participan, deteniéndonos en el análisis de las motivaciones subjetivas
(incentivos, causas que les animan, intereses, sentimientos o aspectos afectivo-emocionales que
les influyen en la toma de decisión, y de sus expectativas de beneficios tanto instrumentales
como expresivos).


La biografía individual y la historia colectiva se entremezclaaportando información que ilumina la explicación del por qué. La virtud esenciadel investigador estará en conseguir el ágil tnsito de lo micro a lo macro, de lindividual a lo colectivo.

3. cómo participan, cómo se produce la toma de decisión y cómo se transforman
las predisposiciones actitudinales en implicación efectiva.
4. dónde lo hacen, en qué tipo de colectivos y qué es más determinante a la hora dseleccionar un tipo de grupo u otro.
5. cuándo, incorporando la variable temporal asociada al ciclo vital individual, lque permitirá estudiar cuándo se participa por primera vez, con qué consecuencias, ymo evoluciona la participación siguiendo la línea del curso vital de los participantes.
6. para qué participan, con lo que trataremos de dilucidar la satisfacción o
decepción (percepción de beneficios en términos subjetivos y los rendimientos en términos
objetivos que motivan que la acción se mantenga).

Conseguir dar respuesta a estos seis interrogantes aportará información sobre las predisposiciones individuales, así como sobre la configuración y ordenamiento de lapreferencias, aunque estas no han de ser consideradas como dadas, estables o fijas, pues estas se construyen y se dirimen en el ámbito de lo político, y que éste no es un espacio neutro ni posterior a la configuración de las mismas, que postulan Downs o ArrowFunes Rivas apoya más bien la línea argumental que' considera la producción política de las preferencias se construyen tanto en el ámbito político como en el social.