sábado, 4 de enero de 2014

Resúmenes Sociología Política Parte 29

En la asignatura Sociología Política del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2013/14, elaboré los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria de la asignatura. Derechos reservados, sus autores.


TEMA 1: Las múltiples relaciones entre sociedad y política. El campo de estudio de la sociología política. "Sociedad y política: una relación multidimensional" Autores: Maria Luz Morán y Jorge Benedicto. Capítulo 1 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 // TEMA 2: El proceso histórico de modernización. Estado y mercado, las dos instituciones claves “Modernización y cambio sociopolítico" - Autor: Enrique Gil Calvo. Capítulo 11 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 (1º reimp. 2009) // TEMA 3: El surgimiento y desarrollo de la democracia en la sociedad capitalista "Democracia y sociedad industrial" - Autor: Ludolfo Paramio. Capítulo 5 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 (1º reimp. 2009). // TEMA 4: Las bases sociales de la política democrática "El concepto de cleavage en las ciencias sociales" Autora: Susana Aguilar. Capítulo 1 del libro de S. Aguilar y E. Chuliá, Identidad y opcion. dos formas de entender la política, Madrid, 2007. "Elecciones para elegir" Autora: Elisa Chuliá. Capítulo 6 del libro de S. Aguilar y E. Chuliá, Identidad y opcion. dos formas de entender la política, Madrid, 2007.// TEMA 5: La construcción de los universos políticos de los ciudadanos. Socialización y cultura política "La construcción de los universos políticos de los ciudadanos" Autor: Jorge Benedicto. Capítulo 8 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 (1º reimp. 2009). // TEMA 6: Participación y acción colectiva "Perspectivas teóricas y aproximaciones metodológicas al estudio de la participación" Auotres: Maria Jesus Funes y Jordi Monferrer. Capítulo 1 del libro de R. Adell y M.J.  Funes, Movimientos Sociales: Cambio social y participación. Madrid, UNED, 2003. "Participación política, grupos y movimientos". Autor: Gianfranco Pasquino. Capítulo 5 del libro de G. Pasquino y otros, Manual de Ciencia Política. Madrid, Alianza Editorial, 1991.

Las dimensiones culturales de la vida política

Una de las funciones principales de los procesos de socialización era introducir al sujeto en un universo cultural hacerle partícipe de ese conjunto de normas, valores, símbolos, etc, que constituyen la culyuta del grupo al que pertenece o que le sirve de referencia identificatoria. A través de las diferentes experiencias de socialización política los sujetos entran en contacto, haciendo suyas en mayor o menor grado las percepciones compartidas en el seno del grupo o de la comunidad sobre los significados de los político. Los sujetos se insertan en una o unas determinadas culturas políticas, que están en la base del funcionamiento del sistema politico y que constituyen uno de los elementos decisivos de la acción que en su seno tiene lugar.

La experiencia histórica demuestra una y otra vez la necesidad de atender a un plano quizás menos visible pero no por ello menos importante, como es el de los factores culturales. Lo que cada vez resulta más evidente es que la incorporación de las variables culturales dentro de la explicación sociopolítica puede aportar nueva luz sobre aspectos complejos como pueden ser los mecanismos a través de los cuales los regímenes se dotan de legitimidad, el específico devenir de los procesos de transformación y cambio a los que se ven sometidos o las diferentes formas en que se concibe la naturaleza y contenido de la vida política en distintas sociedades. Inglehart afirma que junto a las explicaciones económicas hay que tener en cuenta los atributos culturales predominantes en una sociedad dada que pueden tener consecuencias políticas y económicas fundamentales. La conclusión a retener es que la cultura no sólo “no es únicamente consecuencia de la economía, sino que puede moldear la naturaleza básica de la vida política y económica”.

Max Weber insiste en el papel fundamental que corresponde a los valores morales y religiosos en el desarrollo de las estructuras económicas y las instituciones políticas del capitalismo occidental o en cómo la legitimidad política encuentra uno de sus principales apoyos en los sentimientos que la gente tiene hacia aquellos que ejercen la autoridad. La cultura política se entiende como aquella entidad a través de la cual se establece la necesaria relación entre el individuo y el sistema político, entre “la historia colectiva de un sistema político y las biografías de los miembros de dicho sistema, debido a lo cual sus raíces hay que buscarlas tanto en los acontecimientos públicos como en las experiencias individuales”.

Ya en la primera referencia explícita que encontramos en la literatura sociopolítica se ponen de manifiesto las grandes dosis de imprecisión que van a acompañar a este concepto durante décadas: “todo sistema político está inserto en una pauta particular de orientaciones a la acción política. He encontrado útil referirme a este como cultura política”

1.    Es preciso integrar su doble vertiente de noción teórica e instrumento para el análisis empírico. Por una parte reflexionar sobre los fundamentos teóricos y las dimensiones básicas que se engloban dentro de la investigación en este campo y, por otra, llevar a cabo una labor de operacionalización de aquellas variables que harán posible analizar empíricamente las pautas culturales con que los ciudadanos se enfrentan al ámbito político.
2.    Nos estamos refiriendo explícitamente a creencias y valores políticos de carácter fundamental o básico, predominantes entre los miembros de una comunidad o sistema político dado. No todas las actitudes y opiniones políticas que los individuos manifiestan en un momento determinado ante las preguntas de un entrevistador poseen una base cultural, por tanto solamente nos interesarán aquellas disposiciones profundas que tienen que ver con aspectos fundamentales de la vida política. Es la conveniencias de diferenciar analíticamente entre cultura política por una parte y las pautas de comportamiento político por otra; sólo así podremos evaluar la contribución específica de los factores culturales.
3.    La cultura política no está compuesta por una serie de actitudes conectadas entre sí de una manera algo incierta sino que posee una carácter estructural, de ahí que lo que interese investigar principalmente sea la estructura de interrelaciones que vinculan esas creencias básicas en un todo más o menos coherente.
4.    Cuando hablamos de cultura política nos estamos refiriendo a un fenómeno de naturaleza colectiva, es una propiedad que se predica de naciones, grupos sociales dentro de las mismas o de colectividades definidas por una serie de rasgos socioestructurales y que constituye el resultado de las interacciones sociales que se producen en su seno.
5.    Hay que señalar que la cultura política  desempeña una doble función:
·      Una función individual; proporciona al individuo el contexto de significaciones en el que adquiere sentido su acción política
·      Una función sistémica; por cuanto la internalización de una cultura política constituye un eficaz instrumento de regulación o control del conflicto dirigido a asegurar la persistencia del sistema político.

Podemos afirmar que al hablar de cultura política estamos refiriéndonos a un fenómeno de carácter colectivo, resultado de la interacción constante que se produce en la estructura social entre individuos, grupos e instituciones, la cual tiene su plasmación en sistema estructurados de valores y creencias básicas referidos fundamentalmente a las relaciones entre el poder y los ciudadanos y que éstos hacen suyos en diferentes grados, dotando así de sentido a siu acción política y a la del propio sistema.