lunes, 13 de enero de 2014

Resúmenes Sociología Política Parte 37

En la asignatura Sociología Política del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2013/14, elaboré los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria de la asignatura. Derechos reservados, sus autores.


TEMA 1: Las múltiples relaciones entre sociedad y política. El campo de estudio de la sociología política. "Sociedad y política: una relación multidimensional" Autores: Maria Luz Morán y Jorge Benedicto. Capítulo 1 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 // TEMA 2: El proceso histórico de modernización. Estado y mercado, las dos instituciones claves “Modernización y cambio sociopolítico" - Autor: Enrique Gil Calvo. Capítulo 11 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 (1º reimp. 2009) // TEMA 3: El surgimiento y desarrollo de la democracia en la sociedad capitalista "Democracia y sociedad industrial" - Autor: Ludolfo Paramio. Capítulo 5 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 (1º reimp. 2009). // TEMA 4: Las bases sociales de la política democrática "El concepto de cleavage en las ciencias sociales" Autora: Susana Aguilar. Capítulo 1 del libro de S. Aguilar y E. Chuliá, Identidad y opcion. dos formas de entender la política, Madrid, 2007. "Elecciones para elegir" Autora: Elisa Chuliá. Capítulo 6 del libro de S. Aguilar y E. Chuliá, Identidad y opcion. dos formas de entender la política, Madrid, 2007.// TEMA 5: La construcción de los universos políticos de los ciudadanos. Socialización y cultura política "La construcción de los universos políticos de los ciudadanos" Autor: Jorge Benedicto. Capítulo 8 del libro de J. Benedicto y M.L. Morán, Sociología Política, Temas de Sociología política, Madrid, 1995 (1º reimp. 2009). // TEMA 6: Participación y acción colectiva "Perspectivas teóricas y aproximaciones metodológicas al estudio de la participación" Auotres: Maria Jesus Funes y Jordi Monferrer. Capítulo 1 del libro de R. Adell y M.J.  Funes, Movimientos Sociales: Cambio social y participación. Madrid, UNED, 2003. "Participación política, grupos y movimientos". Autor: Gianfranco Pasquino. Capítulo 5 del libro de G. Pasquino y otros, Manual de Ciencia Política. Madrid, Alianza Editorial, 1991.

B.- Perspectivas teóricas en el estudio de la participación

Damos por supuesto que las asociaciones y movimientos sociales son respuestas racionales que no excluye lo afectivo emocional, a determinadas tensiones, conflictos o problemas individuales o colectivos. Consideramos que enfoques teóricos anteriores que otorgan un carácter básicamente irracional a las acciones colectivas están superados o integrados en enfoques posteriores, por lo que obviamos su descripción. Existen dos posibilidades clásicas para abordar la explicación:

·      Centrarse en los actores sociales, en sus percepciones de la realidad, en su conciencia y valores y elevarse desde ahí a las consideraciones socio-estructurales y políticas.
·      Atender a los cambios y condiciones estructurales e inferir de ahí los cambios ideológicos y actitudinales de los actores.

Esta dicotomía, además de atender a distintos niveles de interés analítico, divide las teorías subjetivas o del actor, cuyo énfasis se centra en las personas, sus motivaciones y dimensiones subjetivas; y teorías objetivas o estructurales que explican las estructuras económicas, sociales y políticas.

1.- Nivel individual-microsociológico. Teorías subjetivas o del actor social

Desde una perspectiva de análisis macrosociológico centrado en los individuos, las cuestiones relacionadas con los intereses que animan o motivan a las personas a la participación en acciones colectivas: las teorías de la elección racional, las teorías de la identidad y la teoría de la construcción social de la realidad y sus aplicaciones al estudio de la movilización.

1.1.        Individuo y elección racional

Centra su atención en el estudio de las estrategias que adoptan los individuos en defensa de intereses individuales a través de la acción colectiva. El cálculo de la relación coste/beneficio de la acción; como racionalidad instrumental. Olson entiende la lógica (racional(instrumental) de la acción colectiva como la maximización de interese individuales privados, a través de acciones colectivas públicas. La teoría de la elección racional sostiene que las acciones colectivas no vienen motivadas por sentimientos de privación o por un interés en relación con fines sociales, sino que son las expectativas de obtención de un provecho particular la que motivan a los individuos para comprometerse políticamente: un individuo racional no se afiliará a una organización, o no participará en los esfuerzos por conseguir los fines que ésta promueve, si considera que participe o no él, individualmente, recogerá los mismos beneficios que si lo hubiera hecho. Se conoce como el dilema del free rider (del “aprovechado” o del “gorrón”). El problema de esta visión es que ofrece argumentos para aclarar por qué las personas no se implican en acciones colectivas pero queda sin explicar por qué sí lo hacen otras muchas. Según Olson se explicaría, tan sólo, cuando existan “incentivos selectivos”; medidas que se aplican individualmente a los miembros de una organización con el fin de estimular su participación en la misma. Pueden ser recompensas como sanciones sociales. Para Olson los individuos racionales, maximizadotes de sus interese particulares, no actuarán en una organización a no ser que ésta aplique algún tipo de incentivo selectivo.

Oberschall amplia el concepto de incentivo selectivo contribuyendo a abrir una interesante línea argumental. Estipula como condiciones mínimas la existencia de hostilidades compartidas hacia ciertos grupos; la existencia de un sentimiento colectivo de agravio. La movilización se producirá en función de la relación existente entre riesgos y recompensas derivados de la acción. La diferencia fundamental se encuentra en que para Oberschall el término “recompensa” recoge no sólo los beneficios económicos instrumentales sino que contempla también las ganancias en términos de prestigio, de status social y satisfacción personal que se derivan para la persona de su participación en algún tipo de movilización.

Albert Hirschman considera que el dilema de la acción colectiva se supera incorporando los beneficios expresivos a los instrumentales que puede derivarse de la participación, donde la elección individual se entiende como expectativa de satisfacción subjetiva. El dilema del free-rider se resuelve porque los ciudadanos obtienen una recompensa personal del hecho de participar. El punto divisorio claro entre el segmento del costo y el segmento del placer en las actividades de la vida privada, tiende a desaparecer en el caso de las actividades públicas. Es la satisfacción obtenida o esperada, en términos subjetivos, la que permite explicar la participación.