jueves, 25 de noviembre de 2010

PREC II Historia Política y Social Contemporánea de España Parte IV (última)

La asignatura Historia Política y Social Contemporánea de España se propone en el Grado de Sociología del curso 2010/11 de la UNED. El segundo PREC había que entregarlo antes del 17 de noviembre, y consta de 6 preguntas pertenecientes al Capítulo 2 "Matar la Revolución, construir el Estado: La época moderada (1844-1868)" del libro Historia de España de Julio Valdeón Baruque de Espasa Calpe, bibliografía básica de la asignatura. Recuerdo, como en todos los ejercicios que cuelgo en este blog, que agradecería comentarios y/o correcciones. Este ejercicio no ha tenido correcciones de tutor y/o equipo docente.



5. ¿Qué es la Unión Liberal?

Partido político fundado en España por Leopoldo O´Donnell en 1858, con el ánimo que engrosaran en sus filas los moderados no absolutistas del reinado de Isabel II, y a los progresistas menos radicales. En las elecciones a Cortes de 1858, lograron la mayoría de los escaños, manteniéndose como un Gobierno largo en el poder, hasta la revolución de 1868. O´Donnell fue presidente del Gobierno y ministro de la Guerra, y José Posada Herrera en el ministerio de la Gobernación. Éste definió desde el primer momento este partido como un eclecticismo político, que recogía lo mejor de los dos mundos y no hacía acepción de personas.
Sus principios básicos fueron la conservación de la monarquía como modo de gobierno y reformar la administración pública dirigida al centralismo, y a la reconciliación de la libertad y orden. Una vertiente predominante del gobierno de la Unión Liberal es la acción exterior. Y en España con unos esfuerzos orientados al mantenimiento de la paz social, requisito necesario para el desarrollo del país, uno de los ejes del discurso unionista, que se vieron enturbiados por diferentes conflictos.

6. Resuma las características principales de la sociedad española a mediados del siglo XIX.

La sociedad estamental del Antiguo Régimen va desapareciendo para formarse una estructura de clases. Igualmente los privilegios legales y fiscales dejan de estar presentes en la sociedad, donde los nobles y el clero pasan el testigo del poder a la nueva clase burguesa surgida de la Revolución Industrial conjuntamente con la emergencia del proletariado.
Debido a la industrialización la nobleza fue mermando su poder, que sustituyó a la agricultura como base de la economía. Algunas casa nobiliarias se fueron a la ruina pero otras supieron adaptarse al primerizo mercado industrial. La alta burguesía fue la que adoptó las costumbres y maneras de la nobleza, siendo la burguesía la clase que surge del comercio y la que aprovecha las oportunidades de la industrialización, siendo éste un proceso lento y tardío comparados con otros países. Desarrollándose con más solidez principalmente en Cataluña y País Vasco. En el nivel más bajo encontrábamos al grueso de la población: campesinos, artesanos y obreros.
Unos de los motivos de la tardía industrialización era la mala red de carreteras y ferrocarriles, que llegó con la Ley General de Carreteras de 1851 y la Ley General de Ferrocarriles de 1855, que favorecieron a modernizar el país.
Se consolidó un modelo de sociedad basado en el capitalismo, apoyado por las desamortizaciones, que impulsaron la propiedad individual y privada de las tierras. Aunque los frecuentes cambios de orientación económica entre proteccionismo y librecambismo, consecuencia de la importante inestabilidad política. 
A partir de 1830 existe más población, al aumentar los matrimonios, disminuir la emigración (emancipación de las colonias), nuevas posibilidades económicas y reducción de la mortalidad. El crecimiento fue mayor en la periferia, disminuyendo en el interior, excepto Madrid. La emigración interna del campo a la ciudad se intensificó a partir de 1850.
En lo político fue un periodo convulso con el reinado isabelino. Primero creándose un Estado Liberal de carácter centralista, donde los moderados se establecieron, y con un Bienio Progresista de por medio. La Iglesia sigue manteniendo una gran influencia social.