viernes, 19 de noviembre de 2010

Bloque II - Comentario Texto José Félix Tezanos Parte I







Esta es la primera parte del ejercicio propuesto por el equipo docente de la asignatura Introducción a la Sociología I del Grado de Sociología y Ciencias Políticas del curso 2010/11 de la UNED. Corresponde al Bloque II, y se propone este trabajo voluntario a entregar antes del 15 de enero en la plataforma ALF. Es un comentario del texto "Incertidumbres, retos y potencialidades del siglo XXI: Grandes Tendencias Internacionales", Ed. José Félix Tezanos. Editorial Sistema (Páginas 45 y 46). Y consiste en la realización de un texto entre 500 y 1000 palabras. Y debe indicarse en él: El tema de referencia, explicación de los argumentos del autor y exposición de argumentos propios sobre la cuestión tratada. Como siempre, estoy abierto a sugerencias y recordar que este texto no ha tenido corrección de tutor y/o equipo docente.

Las transformaciones tecnológicas dominan, en el comienzo del siglo XXI, una persistente revolución de cambios que afectan a nuestra sociedad. La evidente correspondencia entre la tecnología y el medio geográfico, que se presenta como uno de los problemas a resolver por el Hombre, como la economía de escasez inherente en toda sociedad, donde “estos valores distributivos no son suficientes para satisfacer completamente los deseos de los hombres” (Chinoy 2003:243) y obviamente las notables transformaciones científicas y tecnológicas en micro electrónica, biotecnología, los nuevos materiales y las nuevas fuentes de energía, influyen considerablemente en toda la órbita social, y por lo tanto puede ser valorada como “la tercera gran transformación global” (tras la Neolítica y la Industrial) (Tezanos 2008:49).
Gerhad Lenski
Expone Tezanos, que estamos asistiendo a unos cambios tecnológicos, económicos y culturales que están configurando nuevas manifestaciones inéditas, “ante la paradoja de un progreso desequilibrador”. Y son muchas las voces que coinciden en este “diagnóstico”; en exponer que estamos ante un nuevo modelo de sociedad. Y si revisamos las teorías existentes, se demuestra que aún no existe acuerdo en la definición sobre esta nueva cristalización, y con la deuda de no haber logrado consensuar el paradigma saliente (sociedad post-industrial de Dahrendorf o Rostow). “Teorías que no han podido explicar el por qué varía la cantidad de desigualdad entre unas y otras de estas sociedades” (Kerbo 2010:71). El factor tecnología se sitúa como elemento destacado en la correlación con la estratificación y como “acelerador” de desigualdades sociales, como lo ubica Gerhad Lenski.
Thurow, Galbraith o Bell coinciden en afirmar “que el conocimiento y la formación educativa son ahora más significativas que la propiedad de la tierra o la riqueza en la determinación de las oportunidades vitales de una persona” (Kerbo 2010:71). Pero que en el actual mercado lo que “debería ser” se materializa en antítesis con “lo que es, sin más”; en el establecimiento de empleo precario, impulsando a una generación de jóvenes, al desánimo y frustración. Las metas inalcanzables y a las ideas irrealizables en una nueva problemática que es la sobrecualificación, un problema estructural que padecen los jóvenes, y promovido por la desproporción entre el sistema educativo y productivo.