martes, 17 de julio de 2012

Teoría Sociológica II: Moderna Resúmenes parte 22


En la asignatura de Teoría Sociológica II: Moderna del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral; resúmenes del libroTeoría sociológica moderna de George Ritzer, bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1 Un esbozo histórico de la teoría sociológica: Los años posteriores– Tomás Javier Prieto González // Tema 2 T. Parsons- Ruth Cardedal Fernández // Tema 3 Funcionalismo Estructural, Neofuncionalismo y Teoría del Conflicto- Carolina Judith Rabazo Pérez // Tema 4 Variedades de la Teoría Marxiana– Carlos Catalán Serrano // Tema 5 Teoría de sistemas– Víctor Riesgo Gómez // Tema 6 Interaccionismo Simbólico – Isabel Bermúdez Pérez // Tema 7 Etnometodología- María de los Ángeles de Diego Miravet // Tema 8 Teorías del Intercambio, de Redes y de la Elección Racional - Yolanda Diez Suárez



Antonio Gramsci



Marxista Italiano que desempeñó un papel clave en la transición del determinismo económico hacia los desarrollos teóricos marxianos más modernos. Gramsci criticó a los marxistas “deterministas, fatalistas y mecaniscistas”.
Aunque reconocía la existencia de regularidades históricas, rechazaba la idea de la inevitabilidad y el mecanicismo de los desarrollos históricos. Las masas debían actuar y llevar acabo la revolución social.
Las masa necesitaban desarrollar una ideología revolucionaria. Trabajaba desde supuestos bastante elitistas, y creía que las masa no podían llegar a la autoconsciencia por sí mismas, necesitaban la ayuda de las élites sociales.
Gramsci, al igual que Lukács, se centró en las ideas colectivas más que en las estructuras sociales. Ambos operaron dentro de la teoría marxiana tradicional.
El concepto central de Gramsci, que refleja su hegelianismo, es la hegemonía. La hegemonía como el liderazgo cultural ejercido por la clase dirigente. Los marxistas económicos solían acentuar la economía y los aspectos coercitivos de dominación estatal. A diferencia de ellos, Gramsci subrayaba la “hegemonía” y el liderazgo cultural.

A partir del concepto de economía, Gramsci orienta sus pensamientos al concepto de revolución. Mediante la revolución no sólo se debe alcanzar el control de la economía y el estado; es preciso lograr también un liderazgo cultural sobre el resto de la sociedad. Para conseguirlo, otorga un papel clave a los intelectuales y el partido comunista.

A continuación se expone la teoría crítica, que se desarrolló a partir de la obra de marxistas hegelianos como Lukács y Gramsci, y que se alejó aún más de las raíces marxianas tradicionales del determinismo económico.

TEORÍA CRÍTICA

La Teoría crítica es el producto de un grupo de neomarxistas alemanes que se sentían insatisfechos  con el estado de la teoría marxiana, y en particular con su tendencia al determinismo económico. La organización asociada a la teoría crítica, el Instituto de Investigación Social, se fundó oficialmente en Frankfurt, Alemania, el 23 de Febrero de 1923.
La teoría crítica se compone principalmente de variados análisis críticos de diversos aspectos de la vida social e intelectual, pero su meta última es revelar con mayor precisión la naturaleza de la sociedad.

Principales críticas de la vida social e intelectual

Crítica de la teoría marxiana

Se critican el determinismo implícito en algunas partes de la obra original de Marx. Se pone de manifiesto el error de que ignoraron otros aspectos de la vida social.
La meta de la Escuela Crítica es rectificar ese equilibrio  enfocándose en el reino cultural.

Crítica del positivismo

El positivismo acepta la idea de que un único método científico es aplicable a todos los campos de estudio. La Escuela Crítica se opone a el por varias razones: reduce al individuo a entidades pasivas determinadas por fuerzas naturales, es intrínsecamente conservador (incapaz de desafiar al sistema existente) y  defiende la pasividad del actor y científico social.
Pocos marxistas apoyarían una visión que no vincula teoría y práctica, pese a ello algunos marxistas y el propio Marx se han mostrado abiertamente positivistas.

Crítica de la sociología

La Escuela crítica ataca a la Sociología por su cientificismo, por haber renunciado a su obligación de ayudar a las personas oprimidas por la codiedad contemporánea.
Zoltan Tar: “ la sociología se convierte en una parte integrante de la sociedad existente en lugar de construir un medio de crítica y un fermento de renovación”.

Crítica de la sociedad moderna

Karl Marx
Uno de los objetivos de la Escuela Crítica es el análisis crítico de la sociedad moderna y sus componentes.
La teoría marxiana inicial se centró en la economía, la escuela crítica viró hacia el nivel cultural. Analizar la represión cultural en la sociedad moderna.
La inspiración de los pensadores críticos no proviene de marx únicamente, sino también de Weber (marxistas weberianos). A pesar de la aparente racionalidad de la vida moderna, la Escuela Crítica cree que en el mundo moderno abunda la irracionabilidad. Dirige sus críticas principalmente hacia una forma de racionalidad formal: la tecnología moderna. Por ejemplo Marcuse, la definía como un medio de dominación/ control que suprime la individualidad con medios como la televisión. No creía que constituyera un enemigo per se , sino que la sociedad capitalista moderna la utilizaba en su provecho.

Crítica de la cultura

Los teóricos críticos apuntaron sus críticas hacia lo que denominaban “industria de la cultura”. Ésta preocupa a los pensadores críticos por dos cuestiones: por su falsedad y por su efecto apaciguador, represor y entorpecedor en la gente.
( Ver teoría crítica de la televisión de Kellner. P. 175-176).
La Escuela Crítica también se interesa por lo que denomina  “ industria del conocimiento” (entidades relativas a la producción de conocimiento como universidades). Éstas han pasado a ser estructuras autónomas interesadas en extender su influencia por toda la sociedad.

El análisis crítico de Marx del capitalismo le llevó a confiar en el futuro, sin embargo, muchos teóricos críticos  creen que los problemas no son específicos del capitalismo, sino que son endémicos de un mundo racionalizado, incluyendo a las sociedades socialistas.
Ven el futuro en términos weberianos, como una “jaula de hierro” llena de estructuras cada vez más racionales dónde cada vez es más difícil escapar.
Una buena parte de la teoría crítica adopta la forma de análisis crítico. Una de las críticas fundamentales de la teoría crítica es que ofrece más críticas que contribuciones positivas. Este negativismo exaspera a muchos estudiosos, que creen que la teoría crítica tiene poco que ofrecer a la teoría sociológica.