domingo, 22 de julio de 2012

Teoría Sociológica II: Moderna Resúmenes parte 26


En la asignatura de Teoría Sociológica II: Moderna del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral; resúmenes del libroTeoría sociológica moderna de George Ritzer, bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1 Un esbozo histórico de la teoría sociológica: Los años posteriores– Tomás Javier Prieto González // Tema 2 T. Parsons- Ruth Cardedal Fernández // Tema 3 Funcionalismo Estructural, Neofuncionalismo y Teoría del Conflicto- Carolina Judith Rabazo Pérez // Tema 4 Variedades de la Teoría Marxiana– Carlos Catalán Serrano // Tema 5 Teoría de sistemas– Víctor Riesgo Gómez // Tema 6 Interaccionismo Simbólico – Isabel Bermúdez Pérez // Tema 7 Etnometodología- María de los Ángeles de Diego Miravet // Tema 8 Teorías del Intercambio, de Redes y de la Elección Racional - Yolanda Diez Suárez



TEORÍA POSMARXISTA

La teoría neomarxiana ha experimentado importantes cambios en los últimos años. Las variantes más actuales rechazan muchos elementos de la teoría marxiana original, aunque muestran las suficientes afinidades como para que se las considere parte de la teoría neomarxiana. Éstas teorías serán las estudiadas en este punto bajo el título de teorías posmarxistas.
Existen dos conjuntos de factores que explican los cambios importantes de la teoría neomarxiana:
Factores externos: final de la guerra fría (1990) y el colapso del mundo comunista.
Factores internos: cambios intelectuales derivados de los factores externos, como el posestructuralismo y el posmodernismo.
Así, una combinación de cambios sociales e intelectuales ha modificado drásticamente el panorama de la teoría neomarxiana en los primeros años de la década de ellos noventa.

Marxismo analítico

Los marxistas analíticos utilizan los métodos admitidos y convencionales de la filosofía analítica y la ciencia social para estudiar cuestiones marxianas tradicionales.
Adopta un enfoque no dogmático sobre la teoría de Marx. Considera su teoría como una forma de ciencia social decimonónica poderosa y válida, con puntos flacos considerables. Requiere la utilización de métodos y técnicas apropiadas para el S.XXI. Se niega que haya una metodología marxiana distintiva y crítica.
A continuación se exponen  tres variantes de este marxismo analítico.

Reanálisis de Marx

El marxismo analítico rechaza el uso de conceptos indiosincráticos tales como la dialéctica e intenta analizar a Marx y al mundo social mediante el uso de conceptos que forman parte de la tradición intelectual general.  Esto es reflejado en uno de los textos más representativos del marxismo analítico: G.A.Cohen, Karl's Marx Theory of History: A defence (1978).

Cohen identifica los siguientes ejemplos de explicación funcional en la obra de Marx:

      Las relaciones de producción corresponeden a las fuerzas productivas.
      La superestructura legal y política se erige sobre fundamentos legales.
  Los procesos sociales, políticos e intelectuales están condicionados por el modo de producción de la vida material.
      La conciencia está determinada por el ser social.

En todos estos ejemplos el segundo concepte explica el primero. Cohen explica que la naturaleza de la explicación es funcional. Cree que Marx practica el pensamiento funcional  en los ejemplos citados , así no fue un pensador dialéctico sino funcional.

Marxismo de elección racional

Elster
Muchos marxistas analíticos  se han inspirado en la economía necoclásica, en la teoría de la elección racional y en la teoría de los juegos.
Según Roemer, “el análisis marxiano requiere de microfundamentos”, especialmente de la teoría de la elección racional y la de los juegos.
John Roemer y John Elster son de los principales exponentes del marxismo analítico. Elster pone de manifiesto que la adopción de la teorización funcional analizada por Cohen obstaculizó el avance de la teoría neomarxiana y que la teoría marxiana ha de usar más la teoría de los juegos. Ésta supone que los actores son racionales y buscan maximizar sus ganancias.
Resumiendo, el marxismo de elección racional se esfuerza por encontrar microfundamentos para la teoría marxiana, aunque el actor racional de esta teoría difiere considerablemente del actor de la teoría crítica, cuya concepción se deriva principalmente de la teoría Freudiana.

Marxismo de orientación empírica

El representante principal  de la aplicación de métodos rigurosos para el estudio empírico de conceptos marxianos es Erik Olin Wright (1985).
La obra de Wright implica tres componentes básicos: la clarificación del conceptos básicos como el de clase, su estudio empírico y el desarrollo de una teoría más coherente basada en esos conceptos (especialmente en el de clase).

Erik Olin Wright


El marxismo analítico en nuestros días

Los marxistas analíticos se consideran marxistas mayoritariamente, aunque hay algunos que se preguntan si la denominación es la correcta.
Mayer ofrece una exploración al marxismo analítico que intenta revisar y refutar lo que para él son las seis críticas principales que se han planteado:
1- El marxismo analítico es atómico y se centra en actores racionales.
Mayer responde que el marxismo analítico no concibe la sociedad formada por individuos aislados.
2- A los marxistas analíticos se les acusa de deterministas económicos.
Mayer responde que la postura que adoptan es que los factores económicos son los más importantes , pero no deterministas.
3- Los marxistas analíticos son ahistóricos.
Mayer o cree que esta característica sea inherente a ese enfoque.
4- A los marxistas analíticos se les acusa de ofrecer enfoques estáticos que difícilmente pueden analizar el cambio.
Mayer admite este problema pero afirma que virtualmente todos los científicos sociales tienen esa dificultad.
5- Se les acusa de tautología.
Mayer cree que se trata de un problema inherente a todos los científicos sociales.
6- El marxismo analítico carece de fervor moral.

Mayer contesta: “ Los marxistas analíticos son bastante capaces de mostrar pasión moral, y que su crítica moral del capitalismo carezca de fervor supone que gana en precisión y perspicacia”.

Para concluir, Mayer analiza los seis desafíos que debe superar el marxismo analítico si quiere convertirse en una fuerza significativa en ciencias sociales:

1- Debe desarrollar un enfoque más dinámico.
2- La teorías deben mejorar su trabajo en relación con eventos y situaciones específicas.
3- Los exponentes de este enfoque deben corregir el desequilibrio actual entre teoría y práctica y hacer más investigación empírica.
4- Los marxistas analíticos deben ampliar su base de factores económicos y analizar una amplia serie de factores sociales.
5- Deben alejarse de las naciones capitalistas avanzadas y estudiar las naciones menos desarrolladas.
6- Deben mostrar la existencia de alternativas viables al capitalismo.