lunes, 8 de octubre de 2012

Ecología II: Ecología Humana – Cuestiones a comprender y retener – Parte 12


En la asignatura de Ecología II: Ecología Humana del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2011/12, algunos/as compañeros/as realizamos un trabajo coral: resolver las cuestiones a comprender y retener.  Y como libro de referencia: Medio ambiente y sociedad. La civilización industrial y los límites del planeta de Ernest García (Alianza Editorial), bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s. Derechos reservados, sus autores.


Tema 1  – Las ciencias ambientales, la sociología y la relación entre medioambiente y sociedad - Nekane Ceballos Aurrekoetxea // Tema 2 - La sociología ecológica o medioambiental  Tomás Javier Prieto González // Tema 3 Sociología, límites y sostenibilidad José Bargallo Rofes // Tema 4 - Cambio social: desarrollo y sustentabilidad Carolina Judith Rabazo Pérez // Tema 5 Cambio social: modernización y medio ambiente  Carlos Catalán Serrano // Tema 6 - Medio ambiente, estructura y conflicto social José Bargallo Rofes // Tema 7 - Percepción social de los problemas medioambientales y cambio cultural – Julia Ortega Tovar

13- ¿Por qué la cuestión de los límites naturales es el objeto central de la sociología ecológica?

La tesis final y principal del capítulo es que el estudio de la sociedad contemporánea no debe seguir considerando el medio ambiente natural como un fondo constante, inalterable por las acciones sociales, e irrelevante para la comprensión del desarrollo de éstas. Por el contrario, hay que seleccionar los valores de las variables ambientales (en función de la información científica disponible) y examinar cómo influyen y son influidos en y por los procesos sociales a los que están conectadas. Pero se puede ir un poco más allá. La sociología ambiental debería estar capacitada para contribuir a la construcción de esas mismas variables y a la discusión sobre su relevancia.


1.) ¿Por qué el concepto de desarrollo sostenible es ambiguo políticamente?

Por una parte, al exigir que el desarrollo llegue a ser sustentable, reconoce implícitamente que ahora no lo es, sugiere que algo anda mal en el modelo social vigente y que resulta conveniente reformarlo: en este sentido, el desarrollo sustentable es un episodio más de la larga serie de intentos de apuntalar la gastada y conflictiva noción de desarrollo, tratando de hacer a éste “social” o “humano”, pugnando por corregirlo en uno u otro sentido. Por otra parte, al formular la esperanza de prolongar el desarrollo, se consolida la adhesión al modelo social vigente, reconociendo que no se vislumbra ninguna alternativa a él, que no se acierta a concebir un proceso de mejora de la vida que no adopte la forma de desarrollo. El primer matiz conforta a unas personas; el segundo, a otras. La izquierda y la derecha pueden reconocerse en la palabra mágica, los verdes pueden verla como prueba de la legitimidad social de sus denuncias y los productivistas como confirmación de que, en lo esencial, sus prioridades no requieren más que algunos ajustes. La buena nueva actúa en este doble frente: “desarrollo” es la reafirmación, el recordatorio de que el camino seguido ha sido acertado; “sostenible” es la promesa de un futuro sin restricciones ni decadencias. Así se establece su marco y su función ideológica. Es por eso quizás, porque permite un consenso amplio y superficial, por lo que mucha gente opina que la vaguedad es justamente la gran ventaja de la idea de desarrollo sostenible.

2.) Retenga las diversas concepciones de desarrollo sostenible: la de la CMMAD (Informe Brundtland), la de Estado Estacionario (Daly), las bioeconómicas (Georgescu-Roegen)

CMMAD: La satisfacción de las necesidades y aspiraciones humanas es el principal objetivo del desarrollo. Un mundo en el que la pobreza y la desigualdad son endémicas será siempre propenso a crisis ecológicas o de otra índole. El desarrollo sostenible requiere la satisfacción de las necesidades básicas de todos y extiende a todos la oportunidad de satisfacer sus aspiraciones a una vida mejor.
Las necesidades conocidas están determinadas social y culturalmente, y el desarrollo sostenible requiere la promoción de los valores que alienten niveles de consumo que permanezcan dentro de los límites de lo ecológicamente posible y a los que todos puedan aspirar razonablemente.
La satisfacción de las necesidades esenciales depende en parte de la realización del potencial de crecimiento y es claro que el desarrollo sostenible requiere el crecimiento económico de los lugares donde no se satisfaces esas necesidades. El desarrollo sostenible requiere que las sociedades satisfagan las necesidades humanas aumentando el potencial productivo y asegurando la igualdad de oportunidades para todos.
El aumento del número de personas puede incrementar la presión sobre los recursos y disminuir la elevación del nivel de vida en las regiones donde la carencia está generalizada. Únicamente se puede fomentar el desarrollo sostenible si la evolución demográfica está en armonía con el cambiante potencial productivo del ecosistema.
Hay límites en el uso de energía, materiales, agua o tierras, por lo que el desarrollo sostenible exige que el mundo asegure el acceso equitativo a los recursos restringidos y reoriente los esfuerzos tecnológicos para aliviar la presión mucho antes de llegar a ellos.
En suma, el desarrollo sostenible es un proceso de cambio en el cual la explotación de los recursos, la orientación de la evolución tecnológica y la modificación de las instituciones están acordes y acrecientan el potencial actual y futuro para satisfacer las necesidades y aspiraciones humanas.
ESTADO ESTACIONARIO: Las tres dimensiones básicas de la economía de estado estacionario (EEE) son: stock, servicio y flujo metabólico o transumo.
Servicio es la satisfacción experimentada cuando son satisfechas las necesidades. El servicio es proporcionado por el stock. La cantidad y calidad tecde éste determinan la intensidad del servicio. El servicio es prestado durante un periodo de tiempo y es por lo tanto una magnitud de flujo pero no puede ser acumulado.
Transumo es el flujo físico antrópico de materia-energía que pasa por la economía humana y acaba en los depósitos de la naturaleza y es necesario para mantener y renovar el stock.
El servicio es el beneficio final de la actividad económica. El transumo es el coste final. La relación beneficio/coste es, pues, la relación servicio/transumo.
El concepto de EEE sugiere tres formas de conducta para las tres dimensiones. Para los stocks, la conducta adecuada es la de satisfacer (elegir un nivel de stocks suficiente para una vida buena y sostenible en un futuro prolongado). El transumo debe ser minimizado, para un stock constante. El servicio debe ser maximizado, para un stock constante.
Desarrollo económico es dar más servicio por unidad de transumo. Crecimiento es incremento del servicio resultante del aumento de volumen del stock.
La política económica propia de la EEE es la que tiene como objetivo mantener el stock de capital suficiente con un flujo metabólico bajo.
BIOECONÓMICAS: las propuestas bioeconómicas insisten en que la irreversible degradación entrópica que implica cualquier actividad productiva y la incertidumbre inherente a la evolución social condicionan la eventual reintegración de las economías humanas en los ciclos naturales de la biosfera, problematizan la búsqueda de una relación armónica entre ésta y la tecnosfera y aconsejan la conservación, la parsimonia y el rechazo a la extravagancia como criterios principales de la sostenibilidad.
Desde esta perspectiva, la confianza en que es posible un control consciente del cambio social, implícita en la idea de un desarrollo sostenible, es autocontradictoria.

3.) Retenga las características de los tres tipos ideales de desarrollo sostenible

El desarrollo sostenible entendido como un crecimiento sostenido, manteniendo la expansión de la producción y el consumo, consolidando una cultura de acumulación de bienes materiales, supeditando la reducción de la desigualdad a la creación de más riqueza a repartir y reforzando la dependencia a escala mundial. La innovación tecnológica habría de asegurar la inocuidad de los eventuales episodios de escasez o deterioro de los recursos naturales. Desde este enfoque, no es necesaria una alternativa al desarrollo convencional, sino una corrección o ampliación de éste que incorpore la evaluación de los costes ambientales.
El desarrollo sostenible entendido como mejora cualitativa sin incremento de la escala física, es decir, como evolución de una economía homeostática, en estado estacionario o de crecimiento cero. En la mayoría de las versiones, la intervención estatal habría de garantizar una satisfacción generalizada de las necesidades básicas en un contexto de creciente interdependencia global.
La sostenibilidad, siempre incierta y sujeta a la necesidad de una permanente adaptación a condiciones azarosas, solamente podría conseguirse a condición de abandonar el desarrollo, causa tanto de la pobreza como de la degradación del medio ambiente. Una economía más integrada en los ciclos naturales habría de permitir la satisfacción de las necesidades básicas, complementándose con una cultura de la suficiencia y con instituciones de igualitarismo comunitario, conectadas en un sistema de relaciones de intensidad media.