jueves, 21 de febrero de 2013

Resúmenes Sociología del Trabajo Parte 8


En la asignatura de Sociología del Trabajo del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2012/13, algunos compañeros realizamos los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1.- La educación profesional para el empleo - Antonio Jesús Acevedo Blanco // Tema 2.- Para una definición social de la juventud  Tomás Javier Prieto González y Ruth Cardedal Fernández // Tema 3.- La ocupabilidad en la familia María Lourdes Ruiz Garde // Tema 4.- Dinámica de la desocupación  Irene Ibañez Sánchez // Tema 5.- Elementos de contexto Blas García Ruiz // Tema 6.- La temporalidad, pacto intergeneracional o imposición Pedro Medina Charavia // Tema 7.- Biografías laborales por sexo y nivel de estudios  Victoria Aguilera Izquierdo // Tema 8.- Dinámica laboral de la inmigración en España Tomás Javier Prieto González 

1.2.- La ocupabilidad.

Empleabilidad alude a propiedades individuales como la experiencia, la cualificación... que las políticas activas de empleo potencian con formación y prácticas, y que sólo se atribuye a quienes carecen de empleo y se relaciona con su actitud.

El término ocupabilidad, se refiere, en un sentido más genérico, a la capacidad de lograr una ocupación ya sea por cuenta propia o como asalariado.

En este trabajo, la empleabilidad de alguien en un momento dado es la forma de las relaciones concretas de empleo, es decir, la probabilidad de que estén ocupados  quienes tengan sus mismas condiciones internas (experiencia...) relacionadas con las externas (familiar, entorno laboral...)

La ocupabilidad no puede atribuirse sólo a los parados ya que los empleados entran en competencia por acceder, mantener o ascender en sus puestos, y al igual que  los parados, los empleados también tienen grados de ocupabilidad.

Aquí usaremos el término ocupabilidad para ocupados y desempleados sobreentendiendo que el de empleabilidad podría tener el mismo sentido y aplicarse sólo a asalariados.

La existencia e intensidad de la búsqueda de trabajo tiene menos importancia porque alguien muy ocupable puede recibir ofertas sin buscarlas o viceversa.

Si la elaboración de conjuntos laboralmente homogéneos incluye las variables correctas, los miembros de cada conjunto serán laboralmente equivalentes y racionalmente en situaciones parecidas, se comportaran de forma semejante adaptándose a la situación.
La irracionalidad, como inadaptación al entorno, depende de los recursos vitales y económicos.

Desde el punto de vista teórico sería necesario situar a cada persona en su medio vital y laboral específico y calcular la probabilidad de trabajar.
Uno de los problemas al adjudicarle un grupo ocupacional es que no se pregunte a los parados que tipo de trabajo y sector buscan porque se supone que aceptaran cualquiera o que se relacionara con los trabajos anteriores, por lo que los que buscan su primer empleo no pueden ser encuadrados en ningún grupo.

A menor cualificación mayor polivalencia porque su inactividad se relaciona con sus circunstancias personales y la globalidad del mercado a su alcance y a mayor nivel de cualificación, los objetivos son mas específicos.

El problema es que ocupabilidad y paro se dan en ciertas ocupaciones y sectores inexistentes en algunos ámbitos locales.

Queremos observar las relaciones de trabajo como ajuste temporal concreto entre la actividad productiva de un individuo y el puesto de trabajo como lugar social en el que se realiza y no como na confluencia de voluntades.

Ocupabilidad sería la probabilidad de estar ocupado en el mercado laboral específico de quienes comparten características y circunstancias similares.

La elaboración de conjuntos homogéneos tiene como ventajas:
1.- Considerar la probabilidad como coeficiente variable de pertenencia a un grupo que permite que un proceso discontinuo pueda trabajarse como una variable continua.
2.- Permite obtener una aproximación al analizar los resultados finales del proceso de ocupación de vacantes.
3.- Hace equivalentes a quienes tienen probabilidades semejantes.
4.- Permiten apreciar el efecto del nivel de ocupabilidad en el comportamiento de los individuos.

1.3.- Ocupabilidad dinámica.

Si la ocupabilidad es la probabilidad de estar ocupado , es una propiedad estática de los grupos coherentes.
En un mercado estable con personas que no cambiasen de características esta probabilidad sería igual a la de encontrar trabajo caso de buscarlo.
Sin embargo a pesar de una fases relativamente estables existen otros elementos que no lo son.
Mientras se está estudiando la ocupabilidad es casi nula.
En la fase de acceso al trabajo, la cualificación y la experiencia cambian capacidades, competencias y nuevos espacios.
Cuando se acerca el retiro la sobre adaptación a un solo puesto, la obsolescencia de sus conocimientos y la ineficacia progresiva produce un progresivo desplazamiento de la ocupabilidad.
También influyen los cambios de posición familiar, por ejemplo al se padres y asumir la responsabilidad de una manutención y el posible abandono del trabajo por parte de la madre o al conseguir la emancipación y los recursos que requiere que obliga a aceptar condiciones que no se aceptarían caso de vivir con los padres.
Los ciclos de producción  empleo donde las recesiones y expansiones e concentras en sus sectores.

Vemos pues que la ocupabilidad tiene una dinámica personal y social.

La vinculación con el puesto que en la función pública es de por vida laboral y en los indefinidos o por cuenta propia les permite una ventaja respecto a los no ocupados.

Además de la experiencia, hay que considerar los costes de todo cambio de mecanismos de cierre que generen  trabajadores y empresas para impedir entradas indiscriminadas a cualquier nivel, aumenta la probabilidad de seguir en ese puesto, respecto a los que son homogéneos a ellos y no están ocupados.

Para ello necesitamos un modelo dinámico que también calcule la ocupabilidad durante todo un periodo independientemente de la posición laboral inicial.
Esta ocupabilidad dinámica incluiría a los que conservan sus puestos iniciales, a los que lo buscaban ahora o antes  a los que se les ha ofertado.

La colocabilidad es la probabilidad de un desocupado de conseguir una ocupación en un plazo de tiempo dado, sería la proporción de los que lo hubieran conseguido de cada grupo homogéneo que no lo tuviera al principio de período sin considerar a los que los pierden en el mismo período.

El problema de cálculo de la ocupabilidad estática es que no incorpora variables de la persona, cosa que resuelve la dinámica que introduce todas la variables sin restricciones.
No se confunde con las tasas de ocupación porque habrá ocupados con diferente nivel de estabilidad.
Si ambas ocupabilidades coinciden se trata de un mercado estable y abierto, si difieren se puede deber a los elementos no incluidos en la estática o a un mecanismo de cierre en los mercados de trabajo.

Hasta aquí la ocupabilidad es la probabilidad entre dos alternativas discretas, estar o no ocupado, y se pueden ponderar por dos equivalentes generales de valor, el dinero  el tiempo, de forma que una alta ocupabilidad de jornada reducida sea equivalente a otra de componentes diferentes.

La retribución o beneficio por unidad de empleo sería el producto de la probabilidad de ocuparse por el beneficio que reportaría y podría denominarse, esperanza laboras o esperanza matemática global ( x unidad de empleo), o específica (x unidad de tiempo).

Otro índice será la esperanza de vida laboral o suma de las ocupabilidades de cada grupo a lo largo de todas las edades sin límite porque en las edades no ocupables la ocupabilidad sería cero.

En este trabajo introductorio se calcula la ocupabilidad estática y aplica sus resultados a la influencia de las posiciones familiares en el comportamiento laboral.