jueves, 28 de febrero de 2013

Resúmenes Sociología del Trabajo Parte 14


En la asignatura de Sociología del Trabajo del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2012/13, algunos compañeros realizamos los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1.- La educación profesional para el empleo - Antonio Jesús Acevedo Blanco // Tema 2.- Para una definición social de la juventud  Tomás Javier Prieto González y Ruth Cardedal Fernández // Tema 3.- La ocupabilidad en la familia María Lourdes Ruiz Garde // Tema 4.- Dinámica de la desocupación  Irene Ibañez Sánchez // Tema 5.- Elementos de contexto Blas García Ruiz // Tema 6.- La temporalidad, pacto intergeneracional o imposición Pedro Medina Charavia // Tema 7.- Biografías laborales por sexo y nivel de estudios  Victoria Aguilera Izquierdo // Tema 8.- Dinámica laboral de la inmigración en España Tomás Javier Prieto González


III. EL DESIGUAL IMPACTO DE LA CRISIS SOBRE LA OCUPACIÓN POR NIVELES EDUCATIVOS

Los problemas del mercado de trabajo español vienen de antiguo, y la gravedad de la situación actual plantea con más urgencia la necesidad de reformas. Las soluciones deben tener un calado estructural, que evite que limitadas disminuciones del PIB se acompañen de profundas crisis de empleo.
Suelen desaparecer los puestos que están por debajo de la productividad media y ésto se suele considerar positivo, pero genera un problema social de una gran magnitud, ya que al expulsar a los menos formados los aboca a trayectorias de subsidio de desempleo, incapacidad laboral y jubilaciones anticipadas que deterioran social y psicológicamente a los individuos.
En las últimas 4 décadas se han producido en España 3 importantes crisis de empleo:

a) La 1º acompañó los primeros años de la instauración de la democracia, del 77 al 85 y acabó con la entrada en la CEE. En ellos se consolida los elementos básicos del Estado de bienestar, por lo que gracias al apoyo de la seguridad social no se resolvió con el secular recurso a la emigración. Durante este periodo la caída del empleo para los que han estudiado hasta primaria es 4 veces mayor  (del 96% al 83%) que la de los universitarios (pierden 3 puntos sobre el pleno)
b) La 2º crisis entre 1991 y 1995 fue más corta y aguda tras la expansión derivada de la entrada en Europa culminada con la Expo de Sevilla y los JJ.OO. de Barcelona. Se van acentuando las diferencias  de la tasa de empleo entre los 2 niveles educativos. La situación de los universitarios se estabiliza y parece independizarse de la marcha general de la economía. Los de primaria en cambio, recuperan en la expansión 4 puntos de los 12 que pierden en la crisis anterior, para volver a perder 9 en ésta.
c) Tras estas crisis se produce la fase de expansión más larga de nuestra historia reciente (jalonada con la entrada del € en el 2000). Entonces, los desequilibrios acumulados por nuestra economía se han unido a una crisis internacional dando lugar a una caída del empleo más abrupta en un mercado de trabajo ya caracterizado por su comportamiento convulso. Durante la expansión la tasa de empleo de los de primaria se situó en las mismas tasas que en lo peor de la crisis del petróleo, y aún pierden 2 puntos más con la llegada masiva de inmigrantes. Cuando llega la crisis  caen 16 puntos más, situándose en un 33% en su cima de la carrera laboral y hasta un 56%. A pesar de que este colectivo sigue menguando, el mercado laboral español deja fuera de la ocupación a cerca de la mitad de un colectivo de más de 2 millones de personas durante el 2009.

En los varones españoles con la primaria como mayor nivel formativo se pueden observar tres grandes trazos entre las distintas cohortes:

1.   La dureza de la crisis actual ha afectado en alguna medida a todas las cohortes, y que su descenso de ocupación ha sido mayor cuanto más jóvenes eran los afectados. Si se observan las trayectorias en la crisis de 1976 a 1985 se puede constatar que entonces ocurrió lo contrario: las cohortes de más edad perdieron más ocupación que las de los jóvenes.
  1. El segundo es que las últimas cuatro cohortes que han entrado en el mercado de trabajo (nacidos entre 1971 y 1990) no han superado en ningún año el 81% de tasa de empleo, y no tienen visos de hacerlo nunca si no se cambian las condiciones de empleo.
  2. Se puede estudiar la trayectoria con la que la crisis ha impactado sobre el empleo de los varones con estudios primarios de  la cohorte de los nacidos entre 1981 y 1985, llegando a la conclusión: en 2001 estaban ocupados el 53% con 16 a 20 años de edad, seis años más tarde habían alcanzado el 77%, pero, en 2009 con 24 a 28 años habían descendido al 50%, perdiendo todo lo ganado en los ocho años anteriores.

Las trayectorias de los universitarios superiores tienen menos que comentar. Prácticamente todas las cohortes se mantienen entre un 95% y un 98% en el amplio margen que va de los 33 a los 58 años de edad:

  1. Las cohortes más afectadas por las crisis anteriores son las de los nacidos entre 1961 y 1975.
  2. La cohorte de nacidos entre 1981 y 1985, entre 2004 y 2005 les ocurre algo semejante a los de primaria, tienen las mayores tasas de empleo.
  3. Mantienen la tasa más alta de todo el periodo, y en 2009 siguen integrándose mejor que todas las cohortes anteriores (excepto la de 1951-55 en el año 1979).

Una consecuencia de estos procesos ha sido la ruptura con la pauta de incremento generalizado del nivel formativo de los jóvenes que se venía produciendo durante el último medio siglo.