martes, 10 de septiembre de 2013

Resúmenes Fundamentos de Ciencia Política II: Sistema Político español Parte 29


En la asignatura de Fundamentos de Ciencia Política II: Sistema Político español del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2012/13, algunos compañeros realizamos los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria Sistema político español de Andrés de Blas Guerrero et alia. UNED 2010. Derechos reservados, sus autores.

1. Aproximación a la historia constitucional y al sistema político español: Tomás Javier Prieto González // 2. Los valores y principios de la Constitución de 1978: Yolanda Díez Suárez // 3. La estructura político-institucional española: Helena Cabal Cuesta - epígrafes 1, 2, 3 y 4 María Jesús Serrano Narváez -Epígrafes 5, 6 y 7 // 4. El Estado Autonómico: Sara González Galan


5 Funciones del Rey

Las funciones del Rey de España son las propias del Jefe del Estado de una Monarquía parlamentaria, pero su interpretación y desarrollo están condicionadas (a) por la herencia y contradicciones de la transición política y del crítico período de consolidación democrática, y (b) por ser la Corona una institución marcada durante más de tres decenios por la trayectoria y el prestigio de don Juan Carlos I.

Funciones simbólico-representativas

El Rey simboliza la unidad y la continuidad del Estado español y de la compleja comunidad nacional en la que se sustenta. Ocupa el primer lugar en el protocolo del Estado y es el encargado de expresar con solemnidad la voluntad o presencia del mismo con ocasión de la promulgación de norma estatales y la firma o celebración de actos de especial relevancia institucional.

Corresponde al Rey[1].

  • Sancionar y promulgar las leyes;
  • Convocar y disolver las Cortes Generales y convocar elecciones en los términos previstos en la Constitución;
  • Convocar a referéndum en los casos previstos constitucionalmente;
  • Nombrar al Presidente de Gobierno y poner fin a sus funciones, conforme a lo previsto en la Constitución;
  • Nombrar y separar a los miembros del Gobierno a propuesta de su Presidente;
  • Expedir los decretos acordados en Consejo de Ministros, conferir empleos civiles y militares y conceder honores con arreglo a las leyes;
  • Ejercer el derecho de gracia con arreglo a la ley; 
  • El alto patronazgo de las Reales Academias

También la justicia se administra en nombre del Rey[2].

La función simbólica se prolonga con la función integradora. El Rey se erige en instancia facilitadora de la integración de la comunidad política, esto es, de la superación o institucionalización de conflictos y de la estimulación del sentido de Estado entre los actores políticos. La función integradora implica la exigencia de neutralidad política, por ejemplo, la Familia del Rey no vota con ocasión de la celebración de elecciones, aunque sí acostumbre a hacerlo en los referéndum.



[1] Art. 62 CE
[2] Art. 117.1 CE