domingo, 2 de febrero de 2014

Resúmenes Taller de investigación en Ciencias Sociales Parte 2

En la asignatura Taller de investigación en Ciencias Sociales del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2013/14, elaboré los siguientes resúmenes de los capítulos del libro Cómo se hace un trabajo de investigación en sociología de Julio Alguacil Gómez, editorial Catarata (2011) que forma parte de la bibliografía obligatoria de la asignatura.


Capítulo 2. Metodología y métodos en Sociología // Capítulo 4. El diseño de la investigación: La formulación de hipótesis // Capítulo 6. Las fuentes de datos // Capítulo 8. La pluralidad de técnicas y de sujetos // Capítulo 10. Estructura y redacción del trabajo de investigación.

EL DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN: LA FORMULACIÓN DE HIPÓTESIS

¿Qué es una hipótesis?

Uno de los principales problemas a la hora de investigar es la relación con los conceptos. Hay que definirlos y convertirlos en dimensiones identificables y mensurables de la realidad que nos permitan desarrollar hipótesis.

Una hipótesis es una suposición fundamentada, o una proposición provisional, que no deja de tener cierta carga de subjetividad y también de objetividad. La hipótesis debe ser expresada de una forma lógica, de tal modo que puede sar cuestionada o corregida, ya que siempre se encuentra sujeta a su verificación en el desarrollo de la investigación. Se formula estableciendo una relación causa-efecto entre al menos dos variables: una de ellas, dependiente; y la otra u otras, independientes. Es precisamente a través del proceso de investigación como tiene que comprobarse esta relación.

En una investigación no tiene por qué expresarse una sola hipótesis. Puede haber varias. Una vez que hemos interpretado las tendencias estableciendo hipótesis, tenemos que definir de qué estamos hablando y que ello tenga conexión con los datos empíricos. Hay que convertir los conceptos abstractos en variables capaces de explicar procesos o tendencias.

Variable es cualquier característica, cualidad o atributo de una persona o grupo que puede cambiar de valor. Las variables son conceptos que se pueden traducir en dimensiones identificables y mensurables de la realidad social. Expresa una medida que cambia en el tiempo y que puede ser diferente de un contexto a otro. Para medir un concepto debemos transformarlo en variable, concretándola en indicadores. Se denomina operacionalizar, mediante la definición de indicadores. El uso de las variables es para establecer una medición que nos permita otorgar un valor a un fenómeno social. Así, medir es determinar qué valor toma la variable. Y los indicadores son los datos o aspectos empíricos observables que son útiles para identificar una variable.

La variable dependiente es la que quiere explicar y confirmar en la investigación, la que expresa una tendencia porque cambia. La independiente es la que supuestamente provoca y explica el cambio. Lo que se busca es la relación que se establece entre la variable independiente y la variable dependiente es una relación entre causa y efecto (relación causal) que nos pone de relieve es qué medida un cambio en los valores de aquellas motiva un cambio en la otra variable interviniente, la variable dependiente, o problema de investigación que nos ocupa. Y se considera correlación espuria (falsa correlación) cuando se establece una asociación aparentemente cierta, pero falsa, entre dos o más variables, que en realidad es producida por una tercer variable causal que se encuentra oculta. Es falsa correlación viene determinada por la mala pasada que no puede jugar los aspectos subjetivos del propio investigador (ideología, creencias, prejuicios, etc.). Es necesario reconocerlos para poder controlar los aspectos emocionales y ponerlos en uso para el propio proceso de investigación al transformarlos en un beneficio más que en un inconveniente. Para la confirmación de una correlación entre dos variables intervinientes tienen que producirse, tres condiciones:

1.    Que la relación causa-efecto se demuestre en el proceso de investigación.
2.    Que la variable independiente antecedan en el tiempo a la variable dependiente.
3.    Que ninguna evidencia indique que hemos considerado otras variables supuestamente causales que en realidad establecen una correlación espuria.

El comportamiento de los sujetos sociales es sumamente complejo y por esa razón hemos enunciado una posible pluralidad en las causas que determinan el problema cuando nos referimos a las variables independientes, esto es, las causas del cambio pueden ser múltiples y al investigador le puede resultar difícil descubrirlas todas en el diseño de la investigación. Se trata de enriquecer el proceso y de profundizar en el problema de investigación. Queda por determinar si unas variables independientes tienen mayor peso que otras en el problema de investigación. Tenemos que establecer controles en el comportamiento de las variables. El control se aplica manteniendo constantes algunas variables para comprobar el impacto que tienen sobre otras.

Toda variable dependiente puede ser variable independiente, y viceversa, desde otro punto de vista, para otro estudio. A veces, aunque las temáticas estén muy vinculadas, las correlaciones no existen simplemente porque el enunciado de la variable independiente es falso. Así, entre las variables existen muchas correlaciones que no determinan una relación causal.

Para formular y operacionalizar adecuadamente las hipótesis de investigación hay dios aspectos de la medición que hay considerar: la validez y la fiabilidad. Una medida es válida cuando medimos exactamente lo que queremos medir; cuando la operación de medida es capaz de recoger todo el significado otorgado al contenido del concepto operacionalizado. Hay validez si hemos operacionalizado bien los conceptos teórico-abstractos; si hemos aplicado las técnicas adecuadas correctamente. La fiabilidad tiene que ver con los instrumentos de medida que utilizamos, de tal modo que existe fiabilidad si al medir más de una vez, o al medir observadores diferentes, en las mismas circunstancias obtenemos resultados equivalentes. Hay dos aspectos a tener en cuenta en la medición de los hechos sociales para garantizar su validez y fiabilidad:

1.    La espiral del silencio: se trata de una teoría surgida en el ámbito de los estudios de opinión pública que mantiene que cuando una parte minoritaria de los sujetos estudiados son conscientes de que tienen opiniones minoritarias, adoptan una estrategia de protección, orientada a ocultarse para no ser etiquetados peyorativamente. Para evitar el aislamiento, suele ser frecuente su adhesión a la mayoría. Los medios de comunicación juegan un papel relevante, porque cuando crean la sensación de que una determinada opción política va avanzando o, por el contrario, que una determinada opción política que gobierna puede perder las elecciones, se puede producir una desviación en el apoyo a la opción propia para compensar el anunciado triunfo o la supuesta caída de esa determinada opción política.
2.    El efecto Hawthorne: viene de un experimento de los 20, sobre el incremento de la productividad de los trabajadores. El efecto provocado, cuando los trabajadores descubrieron que estaban siendo observados, fue un inusual incremento de la productividad. A que cuando los sujetos se sienten observados cambian su comportamiento ordinario y distorsionan la observación realizada por el investigador. Para evitarlo se establecen estrategias propias de la investigación.  Tendremos que incorporar una observación adicional, observar la observación de los sujetos observados sobre el observador, es decir, sobre el investigador.