martes, 14 de septiembre de 2010

El concepto sociológico de infraclases


El concepto sociológico de infraclases

El concepto sociológico de infraclases está totalmente alejado de las definiciones que lo asemejan a un concepto de extensión de marginación social. El uso de este concepto para explicar la problemática de los sectores sociales supeditados a la <<asistencia social>>, como las posiciones de desigualdad de las mujeres y los grupos étnicos y raciales, especialmente en los Estados Unidos se describen de la siguiente manera:

·     Las personas subordinadas a la <<asistencialidad>> se inclinan a la pasividad y acaban recluidos en la periferia de su delegación y dependencia
·     Los peores empleos –inseguros, mal remunerados, esporádicos, etc.- son ocupados mujeres y minorías étnicas con un nivel alto de afiliación sindical, de iniciativa laboral y facultades de presión.

Unas afirmaciones éstas que no responden a unos adecuados análisis empíricos como en sus raíces estructurales, sin haber sido capaces de justifiar la existencia de una relación tan sistematizada como se afirma entre las desigualdades de vida. No siempre las infraclases están formadas por los grupos anteriormente citados, por lo que no se debería circunscribirla a un aspecto racial.
La ausencia de perspectivas laborales, como la fragmentación que afecta a las familias de determinados sectores, ha propiciado que en países como Estados Unidos se hayan originado fracturas sociales con especial afección en personas de color. Como ejemplo en la última década del siglo XX el estado de California el presupuesto de prisiones ha llegado ser tan importante como el designado a educación –cuatro de cada diez afroamericanos se encontraban en los penales, los correccionales o a espera de juicio-.
El núcleo explicativo de las infraclases se encuentra en la marginación del sistema como tal, su exclusión de la propia dialéctica de las relaciones económicas normales. Una exclusión que obedece a una casuística de origen racial, razones de movilidad social descendente, por circunstancias derivada del desempleo, precarización laboral o relacionadas con la edad. Se ajusta a asuntos relacionados con procesos de dualización que responden a una raíz estructural y no concomitante con el sexo o el color de la piel.
Las infraclases están conformadas por grupos en una posición social en el extrarradio de las oportunidades económicas, culturales, de nivel de vida, etc., del sistema instaurado. Por lo que podemos considerar dos perspectivas diferenciadas en su delimitación: la individual –baja formación, inadaptación social, pertenencia a minorías étnicas o raciales-  y la estructural – población en edad de trabajar fuera de las posibilidades de obtención de empleo-.
El vínculo entre los conceptos de infraclases, de exclusión y de ciudadanía social es real, en la medida que este último responde a garantías de empleo de reconocimiento de derechos sociales, de oportunidades y de niveles de vida de los que las infraclases son excluidas. Así la posibilidad de la convivencia de dos condiciones de ciudadanía diferenciadas, en las mismas sociedades.

Resumen epígrafe de La sociedad dividida de José Félix Tezanos