domingo, 18 de noviembre de 2012

Estructura Social Contemporánea II – Resúmenes Parte 19


En la asignatura de Estructura Social Contemporánea II del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2011/12, algunos/as compañeros/as realizamos un trabajo coral: resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria.  Y como libro de referencia: Estratificación Social y Desigualdad. El conflicto de clase en perspectiva histórica, comparada y global, (Harold R. Kerbo - McGraw Hill) bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por todos/as. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1 (Capítulo7) El proceso de legitimación – Eva Gloria Del Riego Eguiluz // Tema 2 (Capítulo 8) T. El sistema de estratificación mundial: dominio y competencia entre naciones del centro - Miguel De Diego Pérez // Tema 3 (Capítulo 9) Estratificacion social en los Estados Unidos – Irene Ibáñez Sánchez // Tema 4 (Capítulo 10) Estratificación social en Japón – José Bargallo Rofes // Tema 5 (Capítulo 11) Estratificación social en Alemania – María Inés Quiles Blanco // Tema 6 (Capítulo 12) Estratificación mundial y globalización: los pobres de la Tierra – Tomás Javier Prieto González

La restauración Meiji.

En 1858 Japón, presionado por la presencia de la armada estadounidense se abrió al mundo, pero al hacerlo, el ya debilitado shogunado Tokugawa “se desprestigió” fomentado por los samuráis de posición inferior pertenecientes a la elite militar.

En 1898 tuvo lugar la Restauración Meiji una revuelta de la elite militar e intelectual de los samuráis inferiores que derrotó al shogunado Tokugawa y se hizo con el control del nuevo gobierno. Fue una revolución desde arriba, se denominó Restauración porque afirmaban que el poder del Emperador había sido arrebatado por el shogunado hacia 200 años y que ellos lo restauraban, estos samuráis poco tiempo después ocupaban cerca de dos tercios del total de altos cargos del gobierno.

Japón logró durante la restauración Meiji tanto el desarrollo económico como un capitalismo muy peculiar, pues, de hecho fue apoyado por el Estado, creando industrias a las que controlaba. Sin embargo cuando necesitó dinero para crear más industrias, vendió a bajo precio las ya creadas a los comerciantes ricos y otros japoneses de las viejas elites. Esto creó una poderosa clase alta, en el sentido marxista del término. Esta clase capitalista pronto formó lo que entonces y ahora se denominan zaibatsu o grupos interrelacionados de las corporaciones más importantes constituidos por los miembros de la clase capitalista más poderosos que normalmente controlan los principales bancos. Antes ya existían unas pocas (muy pocas) familias ricas y poderosas como el grupo Mitsui, activo en la actualidad, pero la mayoría de las poderosas corporaciones que conocemos hoy en dia (Mitsubishi, Sumitomo, Fuji, e Hitachi) se formaron de esta manera durante el período Meiji.

Otra importante característica de la rápida industrialización, fue la inmensa explotación de los campesinos y de la nueva clase trabajadora, los impuestos fue la causa de la miseria de los campesinos. Casi la mitad de estos impuestos servía para financiar el capitalismo de estado que enriqueció a los zaibatsu.

Los impuestos se llevaban cerca del 35% de la cosecha en los primeros años del período Meiji, y la renta que pagaban a los propietarios de las tierras se llevaba cerca del 50%.
Entre los campesinos y agricultores de las zonas rurales se extendía la práctica de vender a sus hijas para la prostitución en las ciudades, donde suponían que al menos podrían comer.
No se permitían los sindicatos, aunque a principios de la década de los 20 se produjo cierta actividad sindical, fue duramente reprimida en los 20 y los 30, cuando el poder de los militares y de una elite política más conservadora volvió a aumentar y Japón se encaminó hacia la Segunda Guerra Mundial.

Las Reformas de la Ocupación y el auge del Japón moderno.

Las bombas de Hiroshima y Nagasaki, acabaron con la guerra e implicaron la ocupación estadounidense y la realización de importantes reformas económicas conocidas como reformas de la ocupación. A las que podemos definir como liberales y muchas fueron de índole socialista. Generaron cambios muy importantes que consiguieron que Japón domine económicamente en la década de los 90.

Hay dos cambios económicos que nos interesan sobremanera para nuestro tema de la estratificación social. Primero: se rompieron los viejos grupos corporativos zaibatsu, las empresas de la familia Mitsui, es el más típico e ilustrativo. En los años 20 la familia Mitsui poseía el 15% de todas las acciones empresariales de Japón. Pero el 8 de octubre de 1945 dos camiones escoltados por el ejército de los Estados Unidos, se incautaron de 42 cajas con 281 millones de dólares en acciones de la familia Mitsui, la familia había perdido la propiedad y el control de su conglomerado empresarial. Casi un año después el ejército se incautó del 91% de la riqueza que le quedaba. En las semanas siguientes se hizo lo mismo con las sedes de otros zaibatsu. En 1947, las 56 personas más ricas de las familias zaibatsu vieron sus cuentas congeladas y sus acciones retiradas. En 1948, el nuevo Parlamento aplicó la “Ley de disolución de los zaibatsu” y se hizo con el control de los demás zaibatsu. En los años 50-60 resurgiría algo similar a los zaibatsu, los keiretsu, la diferencia fundamental entre ellos es la casi total ausencia de acciones controladas familiarmente en las corporaciones actuales.

El segundo cambio económico, la ocupación impulsó una importante reforma de la tierra. Los campesinos y agricultores, recibieron tierra y apoyo del gobierno, eliminando así la antigua y persistente desigualdad entre las zonas rurales y urbanas. Desde entonces los agricultores son relativamente ricos en Japón. Son una fuerza políticamente conservadora que intenta no perder las ventajas económicas que obtuvieron (y también impedir que varíen las fronteras de los distritos electorales: la creación de nuevos distritos en 1994 supuso una mayor representación proporcional de los agricultores en el parlamento japonés, la Dieta).

Por lo que concierne a las reformas políticas, la más importante fue la de la Constitución japonesa, y es interesante añadir que se escribió originalmente en inglés y aún plantea problemas de interpretación judicial a los japoneses. A todos los ciudadanos incluidas las mujeres, se les otorgó el derecho al voto. Se eliminó la cámara alta, controlada por una aristocracia inventada bajo la constitución Meiji y se reemplazó por una cámara alta, poco numerosa, democráticamente elegida.