martes, 11 de septiembre de 2012

Psicología Social (Sociología/Antropología) Resúmenes Parte 25


En la asignatura de Psicología Social (Sociología/Antropología) del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED, algun@s compañer@s realizamos un trabajo coral; resúmenes del libro Introducción a la Psicología Social de Gaviria Stewart, Elena et alia, bibliografía básica de esta asignatura. Quiero agradecer el esfuerzo, compromiso y dedicación desplegado por tod@s. Derechos reservados, sus autores.

Tema 1 (Capítulo 1) ¿Qué es la Psicología Social?  Jon Zubia Hurtado// Tema 2 (Capítulo 5) Actitudes – Mª Carmen Rego Martínez // Tema 3 (Capítulo 6) Influencia, persuasión y cambio de actitudes José Bargallo Rofes // Tema 4 (Capítulo 8) Conducta de ayuda Jesús Ángel González Dela Osa // Tema 5 (Capítulo 9) Contribuciones de la Psicología Social al estudio de la agresión  Mónica Platero Angulo // Tema 6 (Capítulo 10) Estereotipos – Víctor Riesgo Gómez // Tema 7 (Capítulo 11) El estudio psicosocial del prejuicio  Julio Monteagudo Diz // Tema 8 (Capítulo 13) Procesos grupales y relacionales intergrupales  Tomás Javier Prieto González // Tema 9 (Capítulo 14) Aplicaciones de la Psicología Social  Jesús Ángel González Dela Osa



MODELOS CONTEMPORÁNEOS EN EL ESTUDIO DEL PREJUICIO.
Actualmente, en las sociedades occidentales casi nadie reconoce abiertamente ser prejuicioso o rechazar a otros grupos. Esto no significa que el prejuicio haya desaparecido. De hecho, los datos revelan que las desigualdades entre distintos grupos étnicos o de género no han disminuido en los últimos años. Lo que ocurre es que ahora se valoran ideales democráticos, igualitarios y tolerantes, y se rechaza e inhibe la expresión abierta de actitudes y/o comportamientos discriminatorios. Ello no impide que las personas discriminen de forma más sutil e indirecta, o que mantengan sentimientos y estereotipos negativos hacia determinados grupos. Es decir, el prejuicio directo, abierto y manifiesto ha sido sustituido por nuevas formas de prejuicio, más encubiertas.
Seguimos discriminando pero apelamos a causas no prejuiciosas: "las mujeres son insustituibles en el hogar” etc.

El prejuicio racial

En las últimas décadas se han desarrollado diversas teorías que tratan de dar respuesta a la evolución del prejuicio racial. La mayor parte de las teorías o explicaciones sobre las nuevas formas de prejuicio racial fueron formuladas en EE.UU.: racismo aversivo, racismo moderno, racismo ambivalente o modelo de disociación. Otras propuestas, como el modelo de prejuicio sutil y manifiesto, se han desarrollado en Europa.
Racismo aversivo

Jack Dovidio
Desarrollado por Gaertner y Dovidio, se basa en el conflicto existente entre la negación por parte de los blancos de ser prejuiciosos y los sentimientos y creencias negativas inconscientes que mantienen hacia los afroamericanos, transmitidas de generación en generación y potenciadas institucionalmente durante muchos años. No reflejan una hostilidad manifiesta, sino que incluyen una cierta incomodidad, inseguridad e incluso miedo. Generalmente, el racista aversivo refleja un favoritismo endogrupal más que un rechazo exogrupal. Refleja una superioridad cultural de los blancos.
La ambivalencia que experimentan los racistas aversivos está basada en la existencia simultánea de sesgos raciales inevitables y de adherencia a principios no discriminatorios.
Las acciones de los racistas aversivos son más variables e inconsistentes. No discriminarán en situaciones en las que existan normas sociales claras y en las que la discriminación sería obvia para ellos mismos y los demás. En otras ocasiones lo expresarán, pero de modo sutil, indirecto y racional, cuando puedan justificar o racionalizar. Sus características más notables son:
  • Defienden un tratamiento igualitario y justo hacia todos los grupos.
  • A pesar de sus buenas intenciones conscientes, inconscientemente experimentan incomodidad hacia los negros, por lo que intentan evitar contactos interraciales.
  • Cuando el contacto interracial es inevitable, experimentan ansiedad e incomodidad, por lo que tratan de retirarse de la situación.
  • Se adhieren estrictamente a reglas y códigos de conducta establecidos en las situaciones interraciales que no pueden evitar.
  • De forma consciente, y cuando les sea posible, tratarán de no discriminar.

Los racistas aversivos aparecen como personas no prejuiciosas en las medidas de autoinforme, pero hay otras técnicas en el campo de las actitudes que han permitido profundizar.
Dovidio y Gaertner sugieren diferentes estrategias para combatir el racismo aversivo:
A nivel individual: Hacer que las personas sean conscientes de su prejuicio es un método muy eficaz para reducirlo en quienes defienden explícitamente principios igualitarios y a la vez poseen sesgos implícitos (racistas aversivos).
A nivel grupal: La estrategia de la recategorización, que consiste en inducir a miembros de grupos diferentes a imaginar que forman parte de un único grupo y no de grupos separados,  (tema 13).
Diferencias entre el racismo aversivo y el racismo moderno o simbólico.
Racismo moderno o simbólico
  • Defienden la existencia de un conflicto entre la negación del prejuicio personal y los sentimientos y creencias inconscientes, pero son características de personas que mantienen actitudes políticas conservadoras
  • No empatizan con las minorías, consideran directamente que la discriminación no existe en la actualidad y creen que más bien, los gobiernos favorecen a los grupos minoritarios.

Racismo aversivo:
  • El perfil se corresponde con una persona progresista que mantiene abiertamente creencias no prejuiciosas pero que inconscientemente expresa sentimientos negativos de una manera indirecta.

En resumen: tanto los conservadores como los liberales discriminan pero de forma diferente.
Un estudio sobre el racismo aversivo en los contactos interraciales.
Experimento: Situación en la que una persona blanca y una negra mantenían una conversación sobre un tema no relacionado con cuestiones raciales. Se encontró que las actitudes conscientes de los participantes blancos mostraban un perfil de personas no prejuiciosas que coincidía con sus conductas controlables mostradas en la interacción y con las impresiones que tenían sobre el modo en que se habían comportado.
Sin embargo, sus actitudes raciales inconscientes predecían el prejuicio que mostraban en sus conductas no verbales (incontrolables) y coincidían con las percepciones de sus compañeros negros acerca de la interacción. De hecho, los participantes blancos indicaban que la interacción había sido satisfactoria y se sentían bien con sus contribuciones, mientras que sus compañeros negros decían estar relativamente insatisfechos e incómodos con la conducta de su compañero.
Cuadro 11.4 Investigación sobre racismo aversivo en España.
Estudio en el que trataron de demostrar la existencia de racismo aversivo en nuestro país.
Se clasificó a los sujetos en “igualitarios” y “prejuiciosos”. Los resultados pusieron de manifiesto los supuestos del racismo aversivo:
  • Se manifiesta en aquellas situaciones donde la estructura normativa es ambigua y/o se encuentran disponibles argumentos no raciales que justifican, racionalizan o legitimizan las conductas discriminatorias.
  • La preocupación de los sujetos igualitarios por actuar de manera inapropiada y parecer racistas les lleva a reflexionar más cuando deben emitir un juicio sobre un inmigrante marroquí, especialmente cuando éste es negativo.

Curiosidad para concluir: En nuestro país el racismo aversivo hacia los inmigrantes marroquíes refleja TANTO una actitud positiva hacia el endogrupo COMO una actitud negativa hacia el exogrupo. (Recordemos que una de las características definitorias del racista aversivo era sólo reflejar actitud positiva hacia el endogrupo pero NO negativa hacia el exogrupo. En España hacemos las dos cosas).
Racismo moderno.
Se basa en percibir que los valores de la ética protestante (libertad de elección individual, igualdad de oportunidades, etc.) están en peligro, no en las experiencias personales negativas con miembros del exogrupo, ni en la percepción de amenaza a los intereses o riquezas personales.
El racismo moderno se caracteriza por:
  • La defensa de los valores tradicionales de la ética protestante.
  • La creencia de que los afroamericanos (u otros grupos) no respetan estos valores.
  • La existencia de un afecto negativo difuso hacia los miembros de grupos minoritarios.

Los racistas modernos se caracterizan por:
  • No considerarse racistas.
  • No identifican el racismo con las características del prejuicio tradicional (creencia en la inferioridad genética).
  • Considerar que en la actualidad no existe discriminación hacia los grupos minoritarios.
  • Creer que las demandas de estos grupos son excesivas.

Los racistas modernos comparten con los racistas antiguos algunos sentimientos negativos hacia los grupos minoritarios, pero no asumen estereotipos negativos tradicionales hacia estos grupos. No asumen estereotipos negativos tradicionales hacia estos grupos minoritarios, ni están de acuerdo con las medidas segregacionistas. El racista moderno otorga una importancia fundamental a la trasgresión de los valores anglosajones.
Para medir este tipo de racismo se han desarrollado escalas con ítems del estilo: “En los últimos años, los afroamericanos han conseguido más de lo que se merecen”.

Cuadro 11.5 Un estudio sobre racismo moderno llevado a cabo en nuestro país.
Samuel Gaertner
Se encontró que el racismo moderno estaba relacionado con la expresión de emociones negativas sutiles, y que la ausencia de emociones positivas hacia los exogrupos era un buen predictor del prejuicio medido a través de la escala de racismo moderno. También se halló un resultado contrario a los estudios revisados, a saber, que las emociones negativas tradicionales eran buenas predictoras del racismo moderno en adolescentes.
Racismo ambivalente.
Se refiere al conflicto emocional que experimentan los estadounidenses blancos al mantener dos actitudes contradictorias fuertemente arraigadas en la sociedad americana.
Experimentan un conflicto emocional entre sentimientos positivos y negativos hacia grupos raciales estigmatizados. Experimentan dos cosas contradictorias
  • Igualitarismo: Defensa de los valores democráticos, igualitarios, y humanitarios (simpatizan con los negros por el trato injusto a lo largo de la historia).
  • Individualismo: Basado en los principios de la ética protestante según la cual cada uno es responsable de su propio destino.

La existencia simultánea de las dos actitudes opuestas genera ambivalencia, que puede provocar amenaza a la autoestima, ya que entran en contradicción el autoconcepto de personas igualitarias y humanitarias con los sentimientos negativos experimentados hacia las minorías por no respetar los principios individualistas.
Cabe preguntarse cuál es la diferencia entre este modelo y el del racismo aversivo. Dicha diferencia reside en los mecanismos propuestos por cada modelo para resolver el conflicto planteado: la ambivalencia o la incomodidad psicológica que ésta genera.
Dovidio y Gaertner: Sugieren que el racista aversivo mantiene fuera de su consciencia estos sentimientos ambivalentes y en función de la situación en la que se encuentre mostrará o no su prejuicio. Por otro lado, la ambivalencia produce inestabilidad conductual, es decir, las respuestas del individuo serán positivas o negativas dependiendo de que la actitud que se active en una situación determinada sea favorable o desfavorable. Además, los racistas ambivalentes exagerarán sus respuestas, es decir, darán respuestas extremas (positivas o negativas) con el fin de proteger su autoestima.