miércoles, 2 de enero de 2013

Sociología de la Diversidad – Resúmenes Parte 14


En la asignatura de Sociología de la Diversidad del primer cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2012/13, yo y Víctor Riesgo Gómez realizamos los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria. Como libro de referencia: Sociodiversidad y sexualidad (José Antonio Nieto Piñeroba) Derechos reservados, sus autores.

Tema 1 Planteamiento de la sociología de la diversidad – Tomás Javier Prieto González // Tema 2 Acción desviada, conducta desviada y alteridad - Tomás Javier Prieto González // Tema 3 El finiquito de la desviación y de la conducta desviada – Tomás Javier Prieto González// Tema 4 De la desviación y de la diversidad – Tomás Javier Prieto González// Tema 5 Razones que justifican la diversidad en sociología – Víctor Riesgo Gómez // Tema 6 Sociología de la diversidad – Tomás Javier Prieto González //  Tema 7 Antropología de la sexualidad y discursividad – Tomás Javier Prieto González // Tema 8 Los guiones sociales. El individuo, el cuerpo y el transgénero – Tomás Javier Prieto González // Tema 9 Notas sueltas sobre sexualidad en la disctadura, transición y democracia española – Tomás Javier Prieto González // Tema 10 Despsiquiatrizar el transgénero – Tomás Javier Prieto González // Tema11 El transgénero en las sociedades polinesias – Tomás Javier Prieto González

El esencialismo y la etnometodología

Garfinkel es la cabeza rectora de la etnometodología. La ciencia que tiene como objeto el estudio de los métodos que usa la gente para dar sentido y construir la realidad. Nunca antes, desde la sociología, se habían cuestionado las “esencias” y su pretensión dogmática de modo tan demoledor. El esencialismo, en esta prematura etnometodología, es un lenguaje que usan los científicos cuando sus conceptos y sus formulaciones no constituyen ciencia. Y el funcionalismo estructural opera como una esencia. La pretensión científica, en el mejor de los casos, es una ilusión; en el peor, un dogma. Para los etnometodólogos, la ciencia sociológica es una construcción de a vida cotidiana.

La etnometodología y su construcción del día  adía quiere dar forma a las conductas cotidianas que han sido deformadas en los análisis supuestamente científicos del funcionalismo. Y como el mundo cotidiano es intersubjetivo y dinámico, por un lado, y como los etnometodólogos ven en las doctrinas del interaccionismo simbólico y de la Escuela de Chicago las raíces de su teoría, por otro, el protagonismo del sistema como objeto sociológico para el testigo y cede el puesto al proceso de los sujetos sociales, para otorgarles el protagonismo que se les había negado.

La metodología etnometodológica invita a participar a los investigadores en sus estudios. Para interpretar la realidad, sus representantes, a la manera antropológica “se hacen nativos”. La objetividad no solo constituye una ilusión, también oculta la realidad social. Al mostrar la transparencia proporcionada por la cuantificación de los datos y dándoles vida propia, ignora cómo se han construido, quiénes lo han construido, cuándo y con qué fin se han realizado. Porque la experiencia del investigador sobre un hecho (objeto o cuestión) y las circunstancias que la rodea no son forzosamente idénticas con la experiencia del sujeto o de otro investigador sobre el mismo objeto social. El mismo objeto puede emitir una serie de propiedades idénticas en todas las ocasiones, pero pueden ser experimentadas de modo diferente por el investigador y el sujeto. Aislar cifras y cálculos, números y porcentajes, descontextualizarlos y encumbrarlos metodológicamente, en nombre de la objetividad, es esconder la realidad investigada y transformar al investigador que los maneja en un profesional próximo a la prestidigitación.

La etnometodología, al no asumir la racionalidad explicativa del sistema, la desplaza de sus análisis, se desprende del nivel macroanalítico para favorecer la racionalidad explicativa del nivel microanalítico de la situación que describe y del sujeto, interactivamente social, que la práctica y protagoniza. Prescinde de analizar el poder que está detrás de la escenificación de su montaje. “todo contra la norma, pero sin norma”.

La etnometodología iba sumando seguidores. A los Studies de Garfinkel hay que adjunar dos obras de gran repercusión etnometodológica, la de Sudnow sobre la concepción y evaluación de la muerte, tal como es manejada y tratada por los médicos en los hospitales, y la de Cicourel sobre las conductas delictivas de los jóvenes. Lewis Coser lanza un furibundo ataque a la etnometodología, acusándola de sectaria. En efecto, los conceptos etnometodológicos más relevantes como indexicalidad y descripción habían impactado en el buque insignia de la sociología: el estructural-funcionalismo.

  • La indexicalidad remite al lenguaje local y situacional en contexto, al lenguaje contextual. Se le da el significado que se da al contexto, Indexicalidad, contextualidad y localidad vienen a ser términos sinónimos. Se relativiza la proyección universal del lenguaje y de la norma. La significación y los significados del lenguaje son indexicales, contextuales y locales. La indexicalidad permite desplazar una situación dada al terreno de los accountable, de lo relatable y descriptible.
  • El concepto de descripción, accountability, es fundamental para la etnometodología. Permite a los etnometodólogos describir, interpretar y construir la cotidianeidad del mundo contextualizado. La realidad social se hace comprensible a través de la descripción; es construir una descripción en proceso. Que modificando ritmos, timbres y letra, construye un “edificio musical” conservando la misma partitura. La descripción enmarca la construcción realizada del contexto. Y de la misma forma que la interpretación es inseparable de lo interpretado, la situación que se describe es inseparable del proceso constructivo.