sábado, 12 de octubre de 2013

Resúmenes Cambio Social II Parte 1


En la asignatura de Cambio Social II del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2012/13, algunos compañeros realizamos los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria de la asignatura. Derechos reservados, sus autores.

1- Los movimientos sociales como fuerzas de cambio “Sociología del cambio social” de Sztompka, capítulo 19, pp. 303 a 330. Tomás Javier Prieto González // “Las revoluciones: la cumbre del cambio social” de Sztompka, capítulo 20, pp. 331 a 350. Tomás Javier Prieto González 2- Los movimientos sociales: principales teorías Perspectivas teóricas y aproximaciones metodológicas al estudio de la participación (Funes/Monferrer, en Funes/Adell, capítulo 1, pp 21 a 58) // Tomás Javier Prieto González // El estudio del contexto político a través de la protesta colectiva. Participación y democracia (Adell, en Funes/Adell, capítulo 3, pp 77 a 108). // Julia Ortega Tovar Participación y democracia: Asociaciones y poder local (Brugué/Font en Funes/Adell, capítulo 4, pp 109 a 132). Julia Ortega Tovar 3- Los nuevos movimientos sociales en el contexto histórico y de la mundialización Génesis y desarrollo de los movimientos sociales desde una perspectiva histórica. El movimiento obrero (Pastor, en Funes/Adell, capítulo 2, pp 59 a 76). Tomás Javier Prieto González // La dimensión individual en la acción colectiva (Funes, en Funes/Adell, capítulo 8, pp 225 a 254). José Antonio Puig Camps // Los movimientos antiglobalización (Ibarra/Martí, en Funes/Adell, capítulo 10, pp 285). José Antonio Puig Camps 4- Estudios de caso y campañas Dimensión simbólica y cultural del movimiento feminista (Robles/de Miguel, en Funes/Adell, capítulo 5, pp 133 a 162). Víctor Riesgo Gómez // Identidad colectiva y movimiento gay (Monferrer, en Funes/Adell, capítulo 6, pp 163 a 190) //  Javier Hermoso Ruiz Organización y estructura del movimiento ecologista (Jiménez, en Funes/Adell, capítulo 7, pp 191 a 224). Blas García Ruiz

Los movimientos sociales como fuerzas de cambio

Los movimientos sociales entre los agentes del cambio

El cambio social es producido por distintos agentes, pero entre éstos hay uno que, al menos en la época moderna, se ha vuelto particularmente relevante. Todos estos son movimientos sociales, quizás las fuerzas de cambio más potentes de nuestra sociedad. Muchos autores se han hecho eco de este papel particular de los movimientos sociales. Los ven como “una de las formas principales a través de las cuales la sociedad se reconstituye”; “creadores de cambio social”; “actores históricos”; “agentes transformadores de la vida política” o “portadores de proyectos históricos”. Los “movimientos de masa y el conflicto que generan son los agentes primarios del cambio social”. Algunos cambios pueden originarse “desde abajo”, en las actividades realizadas por grandes masas de gente corriente, con diversos grados de “cohesión”; otros cambios pueden originarse “desde arriba”, en las actividades de elites poderosas capaces de imponer sus preferencias sobre los otros miembros de la sociedad. Algunos cambios pueden ser intencionados, queridos por los agentes; otros cambios pueden surgir como efectos colaterales no intencionados, productos indirectos de una acción dirigida a fines absolutamente distintos.

Atravesando estos dos criterios llegamos a una tipología cuádruple:

1.    El cambio latente que se origina “desde abajo”. El resultado acumulado y combinado de las acciones dispersas individuales da como resultado tendencias seculares que pueden aprehenderse en el nivel macro, abstraídas de la multitud de acciones que las generan. Pretendemos reservar el término “movimientos social” para una encarnación particular de la agencia.
2.    El cambio latente originado “desde arriba”, producen efectos secundarios o efectos boomerang, cambios opuestos a los pretendidos.
3.    Cambio manifiesto originado “desde arriba”, la ejecución de reformas por organismos gubernamentales, administrativos o empresariales.
4.    Cambio manifiesto originado “desde abajo”, por ejemplo, cumplimiento de la reforma política debido a las masas movilizadas. Describe la situación en la que la gente se reúne y se organiza en algún grado, con el fin de producir un cambio previsto en su sociedad. Dependiendo del grado de organización, el espectro abarcará desde multitudes y revueltas espontáneas y difusas, a movimientos sociales, grupos de interés, lobbies y partidos políticos altamente burocratizados en lucha por el poder.

Definición de movimientos sociales

Ha de diferenciar este fenómeno de otras categorías de agentes (1,2 y 3) como de los ocupantes de esa misma categoría (4). Ha de comprender por tanto los siguientes componentes constitutivos:

1.    Una colectividad de personas actuando de forma conjuntada.
2.    El fin compartido de la acción colectiva es algún cambio en su sociedad, definido de forma parecida por los participantes.
3.    La colectividad es relativamente difusa, con un nivel bajo de organización formal.
4.    Las acciones tienen un grado relativamente alto de espontaneidad, tomando formas no institucionalizadas ni convencionales.

Entendemos por movimientos sociales colectivos vagamente organizados que actúan de forma conjunta y de manera no institucionalizada con el fin de producir cambio en su sociedad:

·      “Empresas colectivas destinadas a establecer un orden nuevo en la vida” Blummer
·      “Empresas colectivas destinadas a realizar cambios en el orden social” Lang y Lang
·      “Esfuerzos colectivos destinados a modificar normas y valores” Smelser
·      Ver más en página 305 y siguiente.

Quizás la faceta más común y la más enfatizada de todas esas definiciones es la de la íntima conexión entre movimientos sociales y cambio social. Los movimientos sociales están relacionados de forma muy próxima con el cambio social. Esta idea, aunque parece obvia, precisa de tres aclaraciones:

1.    El cambio social en tanto fin de un movimiento puede significar distintas cosas, El objetivo puede ser positivo, introducir algo que falta o negativo, detener, evitar cambios resultantes o de actividades de otros movimientos competidores.
2.    Los movimientos sociales pueden tener distintas categorías causales con respecto al cambio, por ejemplo, como condición necesaria y  suficiente para producirlo. El problema que entraña esta posición es que normalmente, para tener éxito, los movimientos sociales han de encontrar una “estructura de oportunidad” favorable. Su presencia activa raramente es causa completa del cambio, pero probablemente nunca como condición suficiente del cambio social. Los movimientos sociales pueden ser considerados meramente como resultados epifenómenos, o síntomas acompañantes de procesos que se despliegan por su propio empuje y ritmo. El problema de esta posición es que es un hecho empírico que muchos movimientos sociales contribuyen al cambio social, modificando su curso, dirección y velocidad.
El enfoque más razonable es el del punto medio. Considera a los movimientos sociales como mediadores en la cadena causal de la praxis social; son los productos de cambio sociales anteriores como los productores. Los movimientos sociales aparecen aquí como vehñiculos, en lugar de cómo so causa última o una mera manifestación superficial. No surgen en el vacío, sino que se suman en una determinada encrucijada histórica al proceso social e intentan afectar su curso. Son los portadores de la estructura social en la forma de sistema de reglas adquirido; producen, reproducen y transforman los sistemas de reglas a través de sus acciones y transacciones.
3.    Se hace referencia al dominio en el que acontece realmente el cambio provocado por un movimiento social. El cambio social efectuado por un movimiento se toma como localizado en la sociedad en su conjunto externa al movimiento mismo. Cualqui sociedad de la foer movimiento social modela una parte de la sociedad misma que sufre el cambio, incluye algún segmento de su funcionamiento. Es algo interno a la sociedad, que actúa sobre la sociedad desde dentro. Es la sociedad cambiando a la sociedad, e incluso los cambios externos, los cambios en la sociedad producidos por el movimiento afectan a sus propios miembros y estructuras, cambian el ambiente de sus actores, así como las capacidades de sus actores. Los movimientos sociales son peculiares por esta conexión mutua íntima entre los cambios externos e internos: cambian la sociedad, cambiándose a sí mismos en el proceso, y se cambian a sí mimos con el fin de cambiar la forma más efectiva.