viernes, 18 de octubre de 2013

Resúmenes Cambio Social II Parte 7


En la asignatura de Cambio Social II del segundo cuatrimestre del Grado en Sociología de la UNED curso 2012/13, algunos compañeros realizamos los resúmenes de los capítulos de la bibliografía obligatoria de la asignatura. Derechos reservados, sus autores.

1- Los movimientos sociales como fuerzas de cambio “Sociología del cambio social” de Sztompka, capítulo 19, pp. 303 a 330. Tomás Javier Prieto González // “Las revoluciones: la cumbre del cambio social” de Sztompka, capítulo 20, pp. 331 a 350. Tomás Javier Prieto González 2- Los movimientos sociales: principales teorías Perspectivas teóricas y aproximaciones metodológicas al estudio de la participación (Funes/Monferrer, en Funes/Adell, capítulo 1, pp 21 a 58) // Tomás Javier Prieto González // El estudio del contexto político a través de la protesta colectiva. Participación y democracia (Adell, en Funes/Adell, capítulo 3, pp 77 a 108). // Julia Ortega Tovar Participación y democracia: Asociaciones y poder local (Brugué/Font en Funes/Adell, capítulo 4, pp 109 a 132). Julia Ortega Tovar 3- Los nuevos movimientos sociales en el contexto histórico y de la mundialización Génesis y desarrollo de los movimientos sociales desde una perspectiva histórica. El movimiento obrero (Pastor, en Funes/Adell, capítulo 2, pp 59 a 76). Tomás Javier Prieto González // La dimensión individual en la acción colectiva (Funes, en Funes/Adell, capítulo 8, pp 225 a 254). José Antonio Puig Camps // Los movimientos antiglobalización (Ibarra/Martí, en Funes/Adell, capítulo 10, pp 285). José Antonio Puig Camps 4- Estudios de caso y campañas Dimensión simbólica y cultural del movimiento feminista (Robles/de Miguel, en Funes/Adell, capítulo 5, pp 133 a 162). Víctor Riesgo Gómez // Identidad colectiva y movimiento gay (Monferrer, en Funes/Adell, capítulo 6, pp 163 a 190) //  Javier Hermoso Ruiz Organización y estructura del movimiento ecologista (Jiménez, en Funes/Adell, capítulo 7, pp 191 a 224). Blas García Ruiz 

El concepto moderno de revolución

El concepto moderno de revolución deriva de dos tradiciones intelectuales: la historiosófica y la sociológica.

·      El concepto historiosófico de revolución denota una brecha radical en la continuidad, una ruptura fundamental, un “cataclismo” y la revolución señala los umbrales cualitativos en este modelo. Se presupone alguna versión de pensamiento desarrollista. El ejemplo es la visión de Marx donde “revoluciones sociales” denotan saltos caritativos a fases superiores de desarrollo.
·      El concepto sociológico de revolución denota movimientos de masas que utilizan o que amenazan con usar la coacción y la violencia contra los gobernantes con el propósito de forzar cambios básicos y duraderos en sus sociedades. Desde el modelo general, dirección necesaria y resultados últimos, a los agentes causales, a los mecanismos y a los escenarios alternativos de los procesos sociales. La revolución es considerada como la mayor manifestación de creatividad humana, expresada en la acción colectiva en coyunturas críticas del proceso histórico. Un punto de vista más voluntarista, con énfasis en la agencia y en la contingencia, es típico de las recientes teorías postdesarrollistas del cambio social.

El reflejo de ambas tradiciones, se encuentra en las definiciones actuales de revolución. La ordenaremos en tres grupos:

1.    Aquellas definiciones que enfatizan la transformación fundamental, de la sociedad. El centro del enfoque está en el alcance y la profundidad del cambio. En este sentido “revolución” es un antónimo de “reforma”, es definida como una “cambio súbito y radical en la estructura social y económica de la sociedad”, también es característico del uso metafórico común, cuando hablamos de revoluciones tecnológicas, científicas o morales, y de revoluciones en la moda y en el arte.
2.    Definiciones que enfatizan la violencia y la lucha, como la velocidad del cambio. Se sitúa en las técnicas de cambio. “Revolución” es un antónimo de “evolución.
3.    Que combinan ambos aspectos de las revoluciones en una formulación sintética. Así las revoluciones son entendidas como “cambios domésticos rápidos” o “transformaciones rápidas” y “Toma del poder a través de medios violentos”

Parece existir una consenso sobre los componentes básicos, constitutivos, del fenómeno:

1.    Las revoluciones refieren a cambios fundamentales, generales, multidimensionales que afectan al núcleo mismo del orden social.
2.    Las revoluciones implican grandes masas de gente movilizada y actuando dentro de un movimiento revolucionario. Incluso los cambios más profundos, más fundamentales, si son impuestos “desde arriba” por los gobernantes, incluso los cambios fundamentales, si son producidos por tendencias sociales espontáneas, no pueden ser referidos como revoluciones.

A la vista de la evidencia histórica de movimientos “revolucionarios” básicamente no violentos y sorprendente eficaces y de largo alcance. Aunque en el caso de las revoluciones anticomunistas (con la triste excepción de Rumania) la violencia efectiva estuvo ausente, la amenaza potencial de violencia estaba implicada con claridad en lo masivo de la movilización y en el nivel de compromiso o excitación emocional de las masas.

Debemos consignar otros conceptos que se utilizan para denominar a los estallidos de conducta colectiva o de acción colectiva, diferentes de las revoluciones:

1.    Revolución de palacio: reemplazo súbito, no legal, de mandatarios sin modificación del régimen político.
2.    Rebelión, insurrección o alzamiento: episodios de activismo violento masivo dirigidos contra los gobernantes con el resultado de concesiones menores o reformas en lugar de transformaciones revolucionarias.
3.    Motín: el rechazo a obedecer de grupos de subordinados sin acompañamiento de una imagen positiva del cambio que se requiere.
4.    Putsch: la toma del gobierno, por la fuerza, de los militares, de segmentos del ejército o por un grupo de oficiales con apoyo suficiente en el ejército.
5.    Guerra civil: conflicto armado entre segmentos de la misma población, motivado en la mayoría de los casos por enemistades religiosas o étnicas y dirigido a la aniquilación de los oponentes.
6.    Guerra de independencia: expresiones espontáneas y dispersas de descontento, de agravio que no aspiran a ningún cambio definitivo.

El comportamiento colectivo y la acciones colectivas, toman formulas múltiples, pero las revoluciones están claramente diferenciadas, Todos esos fenómenos pueden acompañar es situaciones históricas concretas a las revoluciones, precederlas o seguirlas, pero no son lo mismo que las revoluciones.